Publicidad

31 de julio de 2017

PortAmérica 2017 (sábado 15 de julio)


La primera noticia sobre la jornada del sábado era mala, la peor que podían darme. Enric Montefusco cancelaba en PortAmérica. Tenía ganas, muchísimas ganas de verle por primera vez en solitario presentando el magnífico "Meridiana" (2016), pero no pudo ser. 

A raíz de la cancelación, en lugar de una incorporación de última hora, lo que se hizo fue reajustar los horarios. Así, a la hora que debería tocar Montefusco, se subía al escenario SON Estrella Galicia el mexicano Siddhartha.


El ex-batería del grupo Zoé trajo su pop amable y nostálgico a la Carballeira, donde presentó "Únicos" (2016), el que es ya su cuarto álbum. Bajo un sol un poco molesto, Siddhartha y su banda amenizaron la tarde con su música. Cabe destacar un temazo como "Tarde" y la colaboración de su amigo y paisano Caloncho, que no dudó en acompañarle sobre el escenario (más tarde Caloncho pasaría por el escenario ShowRocking). Un concierto que ayudaba a crear un buen ambiente y dejaba buenas sensaciones entre quienes no conocíamos al artista previamente.


Hubo que esperar un rato a que saliese DePedro, ya que el reajuste horario incluía dos conciertos consecutivos en un mismo escenario, algo que no se había dado en las dos jornadas anteriores. A esa hora comenzaba a llegar la mayor parte del público, que el sábado reunió a cerca de 8000 asistentes según datos de la organización. Está claro que conocer a Calexico y tocar con ellos en sus giras por la península ha marcado la carrera en solitario de Jairo Zabala. La melancolía y los sonidos fronterizos de la banda inspiran las canciones del barcelonés, aunque hay que reconocer que ha sabido lograr su propio sello personal. "Como el Viento", "Nubes de Papel" o "Panamericana" compartieron protagonismo con versiones de canciones populares latinoamericanas como "El Pescador" o su célebre interpretación de "Llorona". 

Sobre las tablas, DePedro se mostró muy cercano y cómplice con el público, y contó con la colaboración de algunos miembros de Orkesta Mendoza. Sólo una pega al concierto, y es que fue completamente absurdo que, mientras los presentes pedían un bis, dejase el escenario SON Estrella Galicia para seguir tocando, ya sin banda, en el ShowRocking. No tiene sentido.


Hace unos años, pocos se habrían imaginado la presencia de un artista como Quique González en un festival de música. Sin embargo, en los últimos tiempos muchos festivales han apostado por ampliar el abanico de estilos y diferentes músicas, más allá de la cada vez más indeterminada e imprecisa zona "indie". En cierto modo, es completamente lógico que los artistas que llenan salas de conciertos puedan tener su lugar en los festivales. El público de PortAmérica dio la razón a la organización, y Quique González & Los Detectives dieron uno de los recitales más aplaudidos y queridos del sábado. "Sangre en el Marcador", "Charo", "Orquídeas", "Salitre" o "¿Dónde está el dinero?" demuestran que González, además de gran compositor, ha sido capaz de lograr reunir a la mejor banda posible para que le acompañe sobre el escenario. 

No se olvidó tampoco de canciones ya clásicas en su trayectoria como "De Haberlo Sabido", "Kamikazes Enamorados", "Me Mata Si Me Necesitas" o "Vidas Cruzadas". Rock, o más bien "americana", que tiene en González, probablemente, a uno de sus mejores representantes en el panorama nacional. 


Se ganaron al público desde el minuto uno y lograron una química especial con ellos. Las cosas como son, fue uno de los mejores directos de la jornada.


Leiva era, probablemente, el artista que atrajo a más asistentes al festival el sábado. A priori, tampoco encaja entre las propuestas más festivaleras (aunque hay que recordar que Pereza formaron parte del cartel del Festival do Norte en 2005), pero es innegable que convocó a un numeroso público. "Breaking Bad", "Guerra Mundial", "Miedo" o "Monstruos" convivieron con canciones de Pereza como "Animales" o "Lady Madrid" y una colaboración con Quique González para versionar "Crímenes Perfectos", de Andrés Calamaro. 

Los fans (las fans, sobre todo) estaban entregados, pero al resto nos cuesta un poco más que nos hagan pasar por indie a una estrella de la radiofórmula. No negaré que la banda suena impecable y no tengo nada en contra pero, personalmente, no es un artista que me tire. 


Si bien una característica innegable del PortAmérica es la combinación de estilos muy distintos entre sí, y en esta edición más si cabe todavía, la banda mexicana de "rock experimental" (así los define la Wikipedia) Porter no pegaba ni con cola. Suya era la canción "Huitzil", que puso banda sonora al vídeo promocional de esta edición de PortAmérica. No suenan mal, aunque a veces parecía que su cantante se emocionaba demasiado con los gorgoritos vocales. Desconozco si ganaron adeptos a su paso por la Carballeira, pero la sensación que daba era de que aquella pieza, aunque metida a calzador, no encajaba de ninguna manera con las propuestas musicales que le rodeaban.


Quizás el cabeza de cartel fuese Leiva, pero daba la sensación de que aquella era la noche de Xoel López. Y es que el gallego volvía a la Carballeira de Caldas de Reis, 16 años después de presentar allí mismo, en el Cultura Quente, su primer álbum como Deluxe. Ahora llegaba ya como un artista consagrado, para hacer repaso a sus 20 años de carrera.

Sonaron temas de Deluxe ("I'll See You in London" fue, además, la única canción en inglés de todo el set) y de Xoel López, como "Yo Sólo Quería Que Me Llevaras a Bailar", "Todo Lo que Merezcas" o la aclamada "Tierra", que convirtió PortAmérica en un multitudinario karaoke. Para el final llegaba el hit que marcó un antes y un después en su carrera, "Que No", que se vivió en la Carballeira como si no hubiese un mañana. 

Quedaban aún por delante Orkesta Mendoza, Instituto Mexicano del Sonido y los interesantes barceloneses Yall a una hora casi inhumana, las 4:30 de la mañana. No dabamos para más, así que dimos por finalizada la edición de este año por adelantado.


PortAmérica 2017 deja sensaciones encontradas. Por un lado, volver a la ubicación donde se realizaba el Cultura Quente ha sido todo un acierto por el entorno natural, el espectacular paisaje... por otro, este año se han echado en falta en el cartel más nombres internacionales (no nos referimos a la representación latinoamericana, por supuesto) y arriesgar un poco más en ciertas propuestas. Es verdad que hay muchos festivales que han optado por abrirse cada vez más a la música mainstream, y no hay nada de malo en ello, pero habría que cuidar más al público de siempre, que es el más fiel. Artistas como Editors, The Divine Comedy, The Asteroids Galaxy Tour o Fuel Fandango, ya en el panorama nacional, han desfilado en ediciones anteriores y podrían volver a hacerlo. Se trata de buscar un poco más el equilibrio, en el que este año han pesado más los artistas nacionales mainstream que atraer a otro público que puede llegar, si el cebo es suculento, de la frontera lusa (lo mismo que nosotros vamos a festivales a Portugal, sería bueno que ellos también estuviesen tentados de hacerlo). 

De momento, ya sabemos que PortAmérica se queda en Caldas de Reis en 2018. Ya han anunciado fechas, esta vez una semana antes, para los días 5, 6 y 7 de julio y, aunque no sabemos si coincidirá con el Atlantic Fest, que esperamos que no, sí lo hara con el Bilbao BBK Live, el NOS Alive o el Mad Cool. Los abonos ya han salido a la venta a un precio promocional con cupo limitado de 30 euros más gastos para los tres días. Podéis comprarlos aquí

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario.