Publicidad

19 de agosto de 2015

Elefantes, Vilagarcía de Arousa, 17-08-15

El 20 de agosto de 2004 Elefantes recalaban en el Parque da Xunqueira de Vilagarcía de Arousa para presentar "La Forma de Mover Tus Manos" (2003), su tercer álbum. 11 años después, y de nuevo durante las fiestas locales, volvían a la ciudad para dar a conocer "El Rinoceronte" (2014), el disco que les ha vuelto a reunir tras estar casi ocho años separados y, de paso, hacer un repaso por su trayectoria musical.

Con puntualidad casi británica (como debería ser siempre, aunque no estemos acostumbrados), la banda barcelonesa se subía al escenario. Arrancaban con "Aún Más Alto", una de las mejores canciones de su último trabajo y a la altura de sus temas más clásicos. Precisamente fue "El Rinoceronte" el que ocupó los primeros minutos del concierto, en los que sonó también "10000 Formas".  Y aunque muchos pensábamos que se la guardarían para la traca final, no tardó en caer "Azul", aquel que fuera su primer éxito.

Si algo nos quedó claro a los allí presentes, es que Elefantes han vuelto con más energía que nunca. Las mil poses y gestos de Shuarma hacia el público y la complicidad entre los miembros del grupo se notaba, y todo parece indicar que han vuelto para quedarse (no en vano han anunciado nuevo disco para octubre que se publicará al mismo tiempo en España y México). El público pudo disfrutar de un repaso a sus temas más conocidos, entre ellos "Que Yo No Lo Sabía" (una de las más esperadas) o "Me Falta el Aliento".

Entre los presentes había de todo: desde las más fervientes "groupies" hasta los que simplemente se acercaron a ver cómo sonaba la banda o los que ya les habíamos visto en el pasado y teníamos ganas de repetir (y es que no todos los días puede uno disfrutar de conciertos gratuitos en su ciudad). Conforme se acercaba el final, Shuarma iba animando cada vez más al público. Tras "Somos Nubes Blancas" sonó "Piedad", en la que invitó a todos a ayudar con los coros a la banda. El punto final lo ponía otro de los temas más populares de su carrera, "Al Olvido".

Hora y media de concierto en la que, ajenos a etiquetas (siempre hay un sector de la crítica a la que le molesta todo lo que no pueda encasillarse como indie o radiofórmula), Elefantes demostraron que todavía les queda mucho por decir. Algunas de sus canciones son parte ya de la historia del pop nacional y siguen teniendo un directo envidiable. ¿Que no van a salir en el próximo número de la Rockdelux? Pues mucho me temo que no. Pero la Rolling Stone ha dejado de publicarse en España y no por ello ha muerto el rock, ¿no?

Podéis ver todas las fotos en Facebook

2 comentarios:

  1. conciertazo...estuve allí desde Vigo...y me sorprendió gratamente la profesionalidad del grupo al ver el percal del público asistente...les tenía muchas ganas ya que lejos queda la noche de marzo de 2014 donde los ví en su primer concierto de reunificacion en zaragoza...shuarma es muy bueno...

    ResponderEliminar
  2. Pues a mí no me pareció que hubiese ningún percal... Al ser un concierto gratuito siempre hay quien viene porque le gusta el grupo y quien solo va por curiosidad, pero en general creo que todo el mundo fue respetuoso (al menos en la zona en que estaba yo). Y respecto a la profesionalidad yo he visto desde grupos que lo han dado todo aunque hubiese sólo cinco personas viéndoles tocar hasta otros que les importa un bledo que vayan a verles miles. Y dicho todo esto, me gustó mucho el concierto. Probablemente más que cuando les vi sobre el mismo escenario hace diez años. Un saludo

    ResponderEliminar

Gracias por tu comentario.