Publicidad

14 de octubre de 2014

"Pulp Fiction" cumple 20 años

 Cartel de Joshua Budich

Tal día como hoy en 1994, se estrenaba en EEUU la segunda película de Quentin Tarantino. Convertida con el paso del tiempo en una obra de culto y probablemente la más compleja y redonda película de Tarantino, Pulp Fiction cumple 20 años sin perder un ápice de su pulso y reafirmando su condición de obra maestra, que sigue redescubriendo nuevos matices con cada visionado.

Para que los más jóvenes os hagáis una idea del momento en el que se estrenó "Pulp Fiction", en 1994 Internet era una palabra desconocida para todos. Por aquel entonces, nuestras fuentes de información cinéfila y musical eran las revistas y la fuente más fiel de recomendación de todos los tiempos, la de tus amigos. El boca-oreja era entonces la mejor manera de estar al día, y compartir música significaba de verdad compartirla. Esto es, cuando alguno de la pandilla se compraba un disco, se ofrecía a grabártelo en una cassete (ay, suspiros) o acudías a su casa para hacer la preciada grabación.

Con el cine pasaba algo semejante. El VHS fue el formato que democratizó el acceso a la cultura cinéfila y ahí los videoclubs jugaban un papel primordial. En ese contexto, en el que Van Damme o Schwarzenegger reinaban a sus anchas, surgió una película como "Pulp Fiction", que te rompía todos los esquemas. Es una de las pocas películas que recuerdo haber visto dos veces en menos de 48 horas, puede que en 24. La primera fue en la que me quedé sorprendido, y la segunda en la que la volví a disfrutar con un amigo. Esos momentos memorables a los que luego accedías a golpe de mando moviendo la cinta hacia delante y atrás incluían la mítica escena del coche y el bache de Samuel L. Jackson y John Travolta, el baile de Uma Thurman y Travolta o ese enigmático maletín que resplandece al final de la película.

La obra maestra de Tarantino no sólo le cambió la vida al director, que se consagró definitivamente, o a Travolta, cuyo espectacular regreso a la pantalla grande le deparó cuantiosos ingresos en otras películas comerciales pero a menudo de escasa calidad; "Pulp Fiction" supuso un soplo de aire fresco dentro del cine de los 90 y cambió radicalmente la forma de entender el cine de toda una generación. 

Como todo clásico que se precie, "Pulp Fiction" forma ya parte de la cultura popular contemporánea y ha sido objeto de innumerables homenajes tanto a la película en sí como a la en su día novedosa estructura narrativa. Esas historias interconectadas, la narración desordenada, los diferentes puntos de vista de cada personaje; todas ellas son características hoy día muy asentadas en el lenguaje cinematográfico, pero poco habituales entonces. 

¿Y qué decir de la música? No podemos evocar la película sin acordarnos del "Missirlou" de Dick Dale, de la versión del "Girl, You'll Be a Woman Soon" de Neil Young que se marcaron Urge Overkill o el "You Never Can Tell" de Chuck Berry. Una banda sonora que incluía en los discos pasajes de la película original, desde diálogos a frases sueltas, algo muy poco habitual, cómo lo era recuperar canciones de rock y pop clásicas para poner música a un film.

"Pulp Fiction" es, en definitiva, todo un clásico del cine de visión obligatoria que hoy cumple 20 años y sigue conservando toda su grandeza. Y que sea por mucho tiempo.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario.