Publicidad

10 de julio de 2014

Festival do Norte 2014 (viernes): The Rain Is The Horror

La jornada del viernes se presentaba bastante más desapacible que la del día anterior. Las previsiones de lluvia se adelantaban un día y todo parecía indicar que no acabaríamos la noche a secas. 

Efectivamente, cuando entrábamos al recinto ya lloviznaba mientras Músculo! daban comienzo a los conciertos de la segunda jornada del festival.

Ya comenté anteriormente que este grupo procedente de Valga me había sorprendido con su directo. Acaban de publicar nuevo EP, "Vivac" (2014), en el que se plasma mucho mejor que en ocasiones anteriores su propuesta electrónica. Aún así, es una banda que se crece con el directo. Pese a la lluvia, el público era ya más numeroso que el día anterior a primera hora. Canciones como la contagiosa "Zydrunas" o "El Tiempo Muerto" demuestran el potencial de una prometedora banda en plena forma, que pronto despuntarán a nivel nacional.

L.A. eran uno de los grupos más esperados del cartel. Como ellos mismos recordaron con ayuda de una fan, hacía cuatro años que no pisaban tierras gallegas (concretamente desde la edición del LolaPop de 2010), y había ganas de verles. Pese a la lluvia, no torrencial aunque sí ya incesante, ya había un público bastante considerable viendo a la banda mallorquina en directo. Arrancaron con "Dualize", tema que da título a su último trabajo y que centró gran parte de su repertorio. "Oh, Why?", "Mirrorball", "In the Meadow", "Rebel" o la fantástica "After All" hacían disfrutar a un público totalmente entregado al rock genuino de L.A.

Here I go again under the summer rain... cantaba Lluís Albert en "Over and Over" señalando a esa lluvia puñetera que no cesó en todo el concierto. Pese al clima, es difícil resistirse a corear y darlo todo con canciones como "Perfect Combination" o "Hands", ya no digamos con ese pedazo de himno que es "Older" y que fue uno de los momentazos del concierto (y del festival). Dieron un gran concierto, de los mejores de los que pudimos ver durante tres días, y ya tenemos ganas de que vuelvan pronto. Al menos, que no vuelvan a pasar otros cuatro años.

Cuando hubo acabado el concierto, más de uno ya se había puesto el chubasquero, aunque los que no se lo habían traído tuvieron que pagar 5 eurazos por unos que se vendían dentro del festival. Que digo yo, que ya que los organizadores no se dignaron a poner una carpa, al menos podrían haber regalado chubasqueros de estos que son como bolsas de basura del chino, que habría sido un detalle.

Pero volvamos a la música. Russian Red era otra de las artistas más esperadas del viernes. Con una puesta en escena muy cuidada, con luces y técnico propios, destacaba la iluminación en su concierto. Tuvo algunos problemas con su petaca (de sonido, se entiende) y con su guitarra, pero afortunadamente pudo resolverlos. Las protagonistas eran las canciones con nombre masculino de "Agent Cooper" (2014), su nuevo disco. "Michael P", "Casper" o "John Michael" sonaron junto a viejos conocidos como "The Sun The Trees" o una casi irreconocible versión de "Cigarettes", adaptada a los nuevos tiempos. Su concierto fue correcto y estuvo bien, pero no llegó a surgir química con el público.

Y llegó el turno de uno de los grupos que más ganas teníamos de ver. Los británicos The Horrors llegaban a Galicia después de triunfar en Glastonbury y venían a presentar su cuarto álbum, "Luminous" (2014). Las escasas luces apenas dejaban vislumbrar unas sombras sobre el escenario, con un altísimo (o al menos a mí me lo parecía) Faris Badwan al frente. Arrancaron con canciones de su último trabajo, "Chasing Shadows" e "In and Out of Sight", aunque pronto recordaron temas de "Primary Colours" (2009) como "Who Can Say", "Scarlet Fields" o "Sea Within a Sea". No faltó tampoco "Skying" (2011), del que extrajeron "Endless Blue" o "Still Life".

El público estaba entregado a la música, pese a que la mayor parte del tiempo apenas vislumbrasemos las sombras de la banda sobre el escenario. Fue hacia el final del concierto cuando las luces permitieron hacer visibles a Badwan y compañía mientras interpretaban "So Now You Know" o "I See You", uno de los grandes momentos del concierto. Acabaron con "Moving Further Away", mientras los asistentes nos notábamos ya empapados por la lluvia.

The Horrors fueron los protagonistas del viernes y defendieron bien su posición como cabezas de cartel. Fue un concierto memorable y nos dejó buenas sensaciones a todos los que decidimos no estar dispuestos a seguir aguantando la mojadura con Satellite Stories y We Have Band. 

El sábado era otro día y había que guardar fuerzas por lo que pudiera pasar. Una retirada a tiempo es una victoria, amigos festivaleros.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario.