Publicidad

6 de mayo de 2014

Una de cine: "Una Historia de Violencia" (2005)

Nunca he sido un gran seguidor del cine de Cronenberg, menos aún tras el visionado de "eXistenZ" (1999), pero es cierto que a partir de "Una Historia de Violencia" (2005), el cineasta canadiense ganó, para mí, un interés ahora mismo en horas bajas tras la penosa "Cosmopolis" (2012). "Una Historia de Violencia" fue el primer proyecto que unió a David Cronenberg y a Viggo Mortensen que, desde entonces, ha protagonizado también "Promesas del Este" (2007) y aparecido como Sigmund Freud en "Un Método Peligroso" (2011). 

"Una Historia de Violencia" se basa en una novela gráfica del mismo nombre escrita por John Wagner (creador del mítico "Juez Dredd") e ilustrada por Vince Locke, publicada en 1997. Aunque no he tenido la posibilidad de leer el cómic, a juzgar por lo poco que he visto, parece que la adaptación es bastante fiel al original, si bien Cronenberg pone su sello llevándolo a la gran pantalla con un inmenso Mortensen sobre el que recae prácticamente todo el peso de la película.


La película cuenta la historia de Tom Stall, un padre de familia feliz y con una vida aparentemente perfecta en el pequeño pueblo de Millbrook, Indiana. Una vida idílica que se ve alterada cuando Tom se convierte en un héroe nacional al frustar un intento de atraco en la cafetería en la que trabaja. Esa repentina fama y popularidad trae al pueblo a unos misteriosos personajes que pertenecen al pasado de Stall y quieren saldar cuentas pendientes.

En "Una Historia de Violencia" destaca gran parte de su reparto, desde la figura siempre inquietante de Ed Harris hasta la bella esposa de Tom, Maria Bello, nominada al Globo de Oro por su papel, pasando por William Hurt, que logró con su breve aparición una nominación al Oscar como mejor actor secundario. Pero no cabe duda de que Viggo Mortensen es la película. Encarna a la perfección a Tom Stall, ese marido y padre perfecto que poco a poco va revelando un oscuro pasado.


Esa violenta recreación del héroe convertido en villano y viceversa es lo que hace tan interesante al film de Cronenberg, una de las mejores adaptaciones de novelas gráficas de la pasada década y sin la que, probablemente, no se hubiese lanzado a dirigir "Promesas del Este" (2007). Quizás sea, también, una de las películas más aclamadas y premiadas del director, y es que pocos defectos se le pueden achacar a esta historia con buen pulso, buenas interpretaciones e incluso un metraje idóneo (poco más de 90 minutos).

"Una Historia de Violencia" es, en resumen, una forma de demostrar que las apariencias engañan y que bajo esas supuestas familias felices norteamericanas, siempre se esconden pasajes más o menos oscuros. 



Esta noche, a las 22:15, se emite en el canal Paramount Channel

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario.