Publicidad

21 de febrero de 2014

Brit Awards 2014: Bowie, los Monkeys y todos los demás

Pocas sorpresas nos deparó la pasada ceremonia de los Brit Awards. Con actuaciones de Katy Perry, Pharrell Williams, Beyoncé o Arctic Monkeys, el evento no era muy distinto de los Grammy de este año. Eso sí, los Brit, como premios nacionales que son, suelen barrer para casa y, como es natural, habiendo tanto talento como hay musicalmente en el Reino Unido, así lo hicieron.

Los grandes triunfadores fueron los Arctic Monkeys, que se llevaron el premio al Mejor Grupo Británico y al Disco del Año por "AM". En esta última categoría se impusieron a David Bowie, que sí se llevó el galardón al Mejor Artista Británico, aunque no acudió a recogerlo. En su nombre lo aceptó Kate Moss, a quien entregó el premio Noel Gallagher, que bromeó sobre la ausencia de Bowie: "No pensaríais que iba a venir David Bowie, ¿no? Es demasiado guay para esta mierda."

Otro galardón muy merecido fue el de Ellie Goulding a Mejor Artista Británica. Con apenas dos discos, "Lights" (2010) y "Halcyon" (2012), la artista se ha convertido en una de las revelaciones de la música británica. Casi un millón de copias vendidas de su último disco (sólo en el Reino Unido) y casi 200 millones de visitas al videoclip de su tema "Burn" certifican el éxito de la joven, que amenaza con extenderse poco a poco a todo el mundo ("Burn" ya estuvo en el décimo puesto de la lista de ventas de nuestro país).

Goulding realizó una espectacular actuación, tocando "I Need Your Love" en versión acústica con Calvin Harris al piano para mezclarlo con una puesta en escena llena de efectos pirotécnicos para "Burn".


Sin embargo, el premio de Artista Revelación, que parecía cantado para Disclosure o London Grammar, por ese magnífico debut que es "If You Wait", recayó en manos de Bastille. Las razones, probablemente recompensar las exitosas ventas de la banda, que superaron las 300000 copias en el Reino Unido. 

Disclosure tuvieron que conformarse con acompañar a Lorde (ganadora del premio a Mejor Artista Internacional Femenina) en una reinventada "Royals" e interpretar "White Noise" junto a AlunaGeorge, en una de las actuaciones destacadas de la noche. 


La nota americana la pusieron las actuaciones de Bruno Mars (que se llevó el galardón a Mejor Artista Internacional Masculino), Beyoncé o Katy Perry, que para interpretar su tema "Dark Horse" se rodeó de un espectáculo colorista y faraónico.


Daft Punk se llevaron el premio a Mejor Grupo Internacional, que recogió uno de sus más representativos colaboradores en "Random Access Memories", Nile Rodgers. Junto a Pharrell Williams, realizó una actuación que comenzó con "Get Lucky" y acabó con "Happy", pasando por "Good Times", de Chic.


Pero sin duda los protagonistas fueron los Arctic Monkeys, que se llevaron dos galardones e interpretaron en directo "R U Mine". No dejó de sorprender la chulería de Alex Turner en sus discursos, con el resto de la banda mirando hacia otro lado.




En general, la ceremonia se pareció mucho a la de los Grammy en cuanto a números musicales y a sus premios internacionales. Por otro lado, se echaron en falta grupos británicos noveles como Daughter (que ni siquiera estaban nominados) o London Grammar (que estaban nominados pero no actuaron). No hubiese estado de más una actuación de Depeche Mode, en plena gira ahora mismo, y hubiese sido políticamente incorrecta la presencia de Chvrches, con Escocia buscando independizarse de la corona británica.

Una noche donde la música volvió a ser protagonista, aunque no todos los que lo merecían fuesen premiados. Aún así, Arctic Monkeys, Ellie Goulding y David Bowie fueron justos vencedores.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario.