Publicidad

10 de octubre de 2013

L.A. - Dualize (2013)

Desde que publicó el magnífico "Heavenly Hell" (2009), la banda liderada por Lluís Albert Segura no ha parado de crecer. Probablemente sus logros no han protagonizado tantas portadas como deberían, pero no por ello son menos importantes. En 2012 grabaron el estupendo EP "SLNT FLM", un trabajo que les valió un mayor reconocimiento de crítica y público y les dio a conocer a nivel internacional. Gracias a ello, se convirtieron en la única banda española que actuó en los míticos festivales de Reading y Leeds (para haceros una idea de la importancia, en Reading no actuaba ningún grupo español desde que en 1982 lo hicieron Barón Rojo) y este año han sido escogidos por Muse para telonearles en su concierto en el Estadio Olímpico de Barcelona.

El pasado mes de abril, L.A. publicaban "Dualize", un nuevo álbum que iba a tener que enfrentarse a odiosas comparaciones con sus anteriores trabajos. Producido de nuevo por Richard Swift, que ya fue uno de los productores de "SLNT FLM", "Dualize" ha sido grabado en Oregón (EEUU). Con algunos cambios en la formación (Carlos Pilán, ex miembro de Sexy Sadie, dejó la banda), L.A. afrontan una nueva etapa con un pie puesto en Norteamérica.

"Dualize", single que da título al álbum, es probablemente la concesión más pop de un disco que, por lo demás, sería la banda sonora perfecta para recorrer la Ruta 66 en un viejo Cadillac descapotable. Temazos como "Rebel", "Outsider" o "Under Radar" tienen ese sabor característico que ya tenían las canciones de "SLNT FLM" y suenan a clásicos del rock norteamericano más clásico. Pero también hay cortes más intimistas y románticos como "Oh, Why?" o "Mirrorball" (...something in this room/ that looks like a miracle/ I think of you/ right like a mirrorball/ I close my eyes/ I just wanna see you...) que merecen la pena tanto como los más rockeros y canciones que crecen con cada nueva escucha, pese a un abrupto final ("All Those Silences"). Pocos son capaces de trasladarte a la época dorada del rock de los cincuenta con una canción tan brillante y redonda como "In the Meadow" y rematar la jugada por todo lo alto con un temón como "After All".

Lo único que podríamos echarle en cara a "Dualize" es que aquí no hay un himno como "Older" (sigo pensando que algún día les veremos cantarlo a dúo con Bruce Springsteen) y quizás un tema lento como "Pictures On the Wall" desentona bastante dentro del conjunto.

Aún así, L.A. son la mejor banda de rock en inglés de este país, y todavía no gozan del apoyo mediático que deberían. El grupo ya ha anunciado que se mudarán a Los Ángeles el próximo año buscando nuevos horizontes, y no es de extrañar. Probablemente L.A. se sientan como unos bichos raros dentro del estandarizado panorama musical español.

"Dualize" es un paso más en la carrera de L.A. No han roto esquemas, pero han grabado un buen disco de rock con sabor añejo. Probablemente lo escucharemos dentro de unos años y nos parezca que por él no ha pasado el tiempo. Es lo que tienen las buenas canciones.




No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario.