Publicidad

17 de octubre de 2013

Chvrches - The Bones of What You Believe (2013)

Si hablamos de los debuts más esperados del año, el de Chvrches se colaría, al menos, entre los tres primeros. Tras un buen puñado de singles, cada cual más certero si cabe, como "Lies", "The Mother We Share" y "Recover", a los que seguiría el EP del mismo título, el trío escocés logró ponerse en el punto de mira de todos los medios musicales. Tanto fue así, que llegaron a telonear a Depeche Mode en parte de su gira europea este verano. Con todo, era difícil preveer si su primer largo, "The Bones of What You Believe", iba a estar a la altura de todas las expectativas que habían surgido en torno a la banda o si se convertirían en otro hype que olvidaríamos en poco tiempo.

En poco más de un año, Chvrches se han convertido en un grupo de culto. Han sido capaces de encandilar a todos los fans de bandas como M83 y a todos aquellos para los que "Hurry Up, We're Dreaming" (2012) tenía pocos singles a la altura del glorioso "Midnight City". Se podría decir que Chvrches son la respuesta a las plegarias de todos los que esperábamos un grupo capaz de crear canciones que nos hiciesen soñar y evocar un tiempo pasado probablemente inexistente fuera de nuestra memoria (suenan a los ochenta, pero ninguna banda de los ochenta sonaba así). Sus influencias abarcan desde los mencionados M83 a los menos conocidos Electric Youth (¿recordáis la banda sonora de "Drive"?), pasando por nombres clásicos del synthpop como Depeche Mode o New Order.


Prácticamente, todas y cada una de las doce canciones que componen "The Bones of What You Believe" son singles en potencia. La inocente y dulce voz de Lauren Mayberry, aunque dotada de carácter, es el contrapunto ideal a las melodías que Iain Cook y Martin Doherty son capaces de extraer de sus máquinas. "The Mother We Share" es capaz de emocionarnos como pocas canciones de synthpop podrían hacerlo, pero Chvrches son lo suficientemente hábiles como para contrastar sus emociones con la vena festiva que despide "We Sink", pese a la mala leche de su letra (...seré un incordio a tu lado/ hasta que te mueras...). Difícil imaginarse un pelotazo como "Gun" en una voz que no sea la de Mayberry repitiendo ...I will be a gun/ and it's you I'll come for... Como también lo es soñar con una mejor forma de emocionarse sobre la pista de baile que la fantástica "Tether". Por no hablar de la fuerza imparable que tiene "Lies", con Mayberry haciéndonos ver que no es tan inocente como pueda parecer (... I can sell you lies/ you can't get enough/ make a true believer of /anyone anyone anyone...).

Sorprende en el disco la voz de Martin Doherty, que canta "Under the Tide", un tema que recuerda mucho a M83, dado que su voz se parece bastante a la de Anthony Gonzalez. Justo aquí, en el ecuador del disco, aparece "Recover", una de las canciones más maravillosas del disco y del año, si me apuráis. "Night Sky" recupera con fuerza a la Mayberry más guerrera repitiendo ...I'm the night sky/ I'm the fire in your eyes/ and I want you/ now and for all time..., justo antes de hacernos despegar con un obsesivo rompepistas como "Science/ Visions". 

"Lungs" y "By the Throat" nos muestran el lado más dulce de Mayberry, mientras que Doherty vuelve para despedirse con "You Caught the Light". Hasta aquí llegaría el disco en su edición básica, sólo que las canciones extra que se incluyen en otras ediciones nos deparan otra sorpresa. "Strong Hand" es la canción de la que se extrae el título del disco (...give me the bones of what you believe/ maybe they'll save you from me...), de nuevo un temazo imprescindible y uno de las más bailables, también. Por otro lado, "Broken Bones" sí suena más a una cara B, que aún siendo una buena canción, le falta la fuerza que desprenden los otros temas del disco.


"The Bones of What You Believe" es un debut por todo lo alto. Una joya del synthpop como no escuchábamos desde hacía tiempo, capaz de codearse con los más grandes. Chvrches tienen ese "algo" especial que les hace diferentes, y han logrado el éxito única y exclusivamente con sus canciones. Su debut es un disco para disfrutar, para escuchar una y otra vez y para emocionarse con la voz de Mayberry y el sonido de las máquinas, más humanas que nunca.

Estoy seguro de que "The Bones of What You Believe" aparecerá en más de una lista de lo mejor del año, aunque, sólo por asegurarme, ya les he incluido en la mía.






No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario.