Publicidad

9 de septiembre de 2013

Una de cine: "The Place Beyond the Pines" (2013)

Con unos cuantos meses de retraso, aunque no tanto como lo que tardó en estrenarse en España la anterior película de su director, "Blue Valentine" (2010), acaba de llegar a las pantallas de nuestros cines "The Place Beyond the Pines" (2013), impunemente traducida aquí como "Cruce de Caminos". A la curiosidad/morbo de ver la película en la que coinciden Ryan Gosling y Eva Mendes (pareja también en la vida real) por primera vez, se une también la de ver que es capaz de hacer Derek Cianfrance en su tercera película, tras la dramática y estupenda "Blue Valentine", con maravillosas interpretaciones de Gosling y Michelle Williams.

"The Place Beyond the Pines" tiene un arranque estupendo. Gosling está, de nuevo, soberbio (¿alguna vez ha estado mal?), y la película parece rodada por Michael Mann, como si ésta fuese el "Heat" (1995) de nuestro siglo XXI.  Ben Mendelsohn ("Animal Kingdom") está estupendo en su papel, y Eva Mendes resulta, cuando menos, convincente.

Ya estamos metidos en la película, hemos empatizado con los personajes y la estamos disfrutando. Momentos memorables como el de la foto familiar o el de Ryan Gosling cantando "Borriquito como Tú", de Peret,  nos hacen creer que estamos ante una película que irá poniéndose mejor a cada minuto. Y entonces llega el jarro de agua fría. Un inesperado giro en la trama da un vuelco a la película hacia una historia completamente diferente y nos hace perder el interés que teníamos al principio. 

Al margen de la trama (que no desvelaré), todo esto se debe a varias razones. Una de ellas, y bastante importante, es que Bradley Cooper no puede aguantar el pulso a Gosling. Por mucho que lo intente, el protagonista de "El Lado Bueno de las Cosas" (probablemente la película más sobrevalorada de 2012) sigue siendo el guaperas de "Resacón en Las Vegas", y resulta muy complicado que nos convenza en otro tipo de papeles. Está correcto, pero poco más.

Otra de las razones, y también bastante importantes, es la duración. Existe una creencia en la actualidad de que más minutos hacen una mejor película, y esto casi nunca es cierto. Vale, lo es en "El Padrino", o en "Pulp Fiction", pero no es lo habitual. Todo lo que pueda ser contado en menos tiempo, debe ser contado en menos tiempo. Le sobra metraje a la historia de "The Place Beyond the Pines", y eso es evidente.

También están presentes en el reparto Ray Liotta, en su habitual personaje de tipo oscuro y corrupto, y Rose Byrne ("Damages"), como esposa de Cooper, pero quien acapara nuestra atención en el tramo final de la película es Dane DeHaan. A punto de estrenar película con el grupo Metallica ("Metallica: Through the Never"), la interpretación de DeHaan es la única a la altura de Gosling. Es una verdadera lástima que no podamos verles compartir plano. Pese a su juventud y una carrera no demasiado extensa por el momento, DeHaan se convierte en el auténtico robaplanos de la película. Además de su interpretación, tiene esa presencia y ese carisma que hace que un actor sea verdaderamente grande, y no me extrañaría que se convirtiese en uno de los grandes en los próximos años.

De fondo, durante la película, suena la oscura y a ratos loca partitura de Mike Patton (sí, el de Faith No More). Y ya en los créditos finales, no podemos más que aplaudir cuando suena la magnífica "The Wolves (Act I & II)", a cargo de Bon Iver.

Como ya habréis notado, no os he contado el argumento. No soy partidario de desvelar las tramas en el cine, más cuando se trata de una película en la que cualquier comentario os podría arruinar la sorpresa.

Os preguntaréis si os recomendaría verla. Aunque no esté bien resuelta, "The Place Beyond the Pines" es un buen intento por hacer una buena película, sin dejarse llevar por explosiones ni con superhéroes por el medio (con permiso de los más fans, de un tiempo a esta parte la saturación de adaptaciones del mundo del cómic es notable), y eso no es habitual en nuestras carteleras. Eso sí, os advierto que no esperéis una nueva "Drive" (2011) ni una nueva "Heat", porque saldríais del cine bastante escaldados.

Cianfrance se ha confiado y ha creído que con Gosling en pantalla lo tenía todo hecho, pero no es así. Como si de un Fórmula 1 se tratase, "The Place Beyond the Pines" acaba por salirse de la pista. 


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario.