Publicidad

30 de septiembre de 2013

Crystal Fighters, Auditorio do Mar de Vigo, 15-09-13

Es cierto que iamdavidcrespo y un servidor discrepamos a menudo en cuanto a nuestros gustos musicales. Vale, coincidimos en unos cuantos nombres incontestables (David Bowie, Depeche Mode), pero solemos tener nuestros más y nuestros menos cuando hablamos de otros muchos grupos, y en especial del hoy día llamado "indie" español. Quizás por ello tiene más mérito que acabásemos por coincidir y aprovechar para ver el concierto de Crystal Fighters en Vigo, sin demasiados prejuicios ni expectativas, y con la única y sana intención de darnos una buena fiesta. Claro que Crystal Fighters no son españoles (yo mismo he cometido ese error pensando que alguno de sus componentes lo era) y tampoco sé si encajan exactamente dentro del estereotipo indie, ni por el estilo de sus canciones ni por sus estilismos sobre el escenario.

Era, también, una buena oportunidad para descubrir un nuevo recinto para conciertos en Vigo (que parece que en la ciudad olívica hay más salas y auditorios que conciertos en sí mismos), el Auditorio do Mar de Vigo y, en concreto, su "hall", que era donde realmente se celebraba el concierto. Aclaro esto porque el nombre de Auditorio se refiere a un auditorio real, con capacidad para casi 1500 personas, pero que no se usaba para este concierto en concreto.

Pese a que la hora de apertura de puertas era las 21:30, cuando llegamos al recinto cerca de las 22:00 la cola de acceso a la entrada era importante. No cabía duda de que Crystal Fighters tienen un mayor tirón de lo que muchos esperábamos, y después de agotar entradas para dos noches consecutivas en Madrid y, anteriormente, en la sala Capitol en Santiago, probablemente volvieron a agotar en Vigo (se comentaba poco antes de empezar el concierto que quedaban unas 10 entradas). Sin embargo, quizás la organización se vio desbordada y no sólo no comprobaron las entradas leyendo el código de barras (hubiese entrado cualquiera con una fotocopia a color) sino que causaron importantes colas ya dentro a la hora de servir copas. Sigo sin entender porque aquí siempre hacemos dos colas, una para el ticket y otra peleándonos para que nos atiendan, y en cambio en Portugal siempre podemos pagar y ser atendidos por una misma persona.

Centrándonos ya en lo musical, cuando entramos el guatemalteco Meneo estaba ya pinchando "Sexo en Fuego", una divertida versión del "Sex On Fire " de Kings of Leon a cargo de Los Master Plus. Mezclando conocidos temas como el "Clocks" de Coldplay con ritmos salseros y música electrónica, Meneo fue caldeando el ambiente y haciendo más llevadera la espera de quienes intentábamos apaciguar la sed en las barras antes del concierto.

Cerca de las 23:00 salían a escena los Crystal Fighters. Indescriptibles las pintas de su cantante, como se puede ver en la foto. Desde el primer momento hicieron bailar a todo el público, empezando con "Solar System", de su primer disco, "Star of Love" (2010), pasando por su hit "Follow" y siguiendo con el contagioso "L.A. Calling", el single más reciente de su último trabajo, "Cave Rave" (2013).

Desde ese momento ya sabíamos lo que podíamos esperar de aquel concierto. Mucho baile, mucha fiesta y ni un momento de tregua para el cuerpo. Sobre el escenario, Crystal Fighters no lucen espectaculares ni tienen una puesta en escena asombrosa. Tienen algún instrumento poco habitual, léase la txalaparta, pero el protagonismo se lo llevan sus canciones y la química que tienen con el público.

Así, el hall del Auditorio do Mar de Vigo se convirtió en una auténtica fiesta, en la que se mezclaron los temas de su primer disco (que sonó al completo o casi) con los de su nuevo trabajo. Nadie podía resistirse a corear temas como "Plage", "Love Natural" o "In the Summer", en un concierto que iba a ser para algunos de nosotros el último de este verano.

No dejamos de repetir "nononononononono" "yeahyeah yeahyeah" cuando sonó "At Home", antes de que la banda dejase el escenario para volver con el bis. Un bis que comenzó por todo lo alto con el rompepistas "I Love London", convirtiendo la fiesta en una auténtica rave. Ya para acabar, "Wave" y "Xtatic Truth" ponían el cierre a la gran fiesta.


Sorprende la subida de popularidad que han tenido últimamente los Crystal Fighters en nuestro país. Pocos pueden presumir de agotar entradas dos noches consecutivas en Madrid y, lo que es más difícil, hacerlo también en Santiago y Vigo. No hay duda, los Crystal le molan al público. No es de extrañar. Su propuesta escapa a etiquetas como indie o electrónica para acercar su música a todo tipo de público, desde el que disfruta con los festivales al que se va de discotecas. Sus conciertos dejan muy buen sabor de boca y ganas de más.

Si se trata de pasártelo bien, no lo dudes. Crystal Fighters son la mejor opción.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario.