Publicidad

12 de agosto de 2013

Suede, Playa de Riazor, Coruña, 09-08-13

Son muchas las bandas que, pasados unos años, deciden volver a reunirse. Son menos, en cambio, las que vuelven en plena forma, y muchas menos, las que publicaban nuevo disco recuperando parte de su gloria. Uno de estos casos es el de los británicos Suede que, diez años después de su separación, han vuelto a reunirse y a publicar nuevo trabajo, "Bloodsports" (2013), que les ha devuelto la pegada que tenían en los noventa. 

La cita era en el Noroeste Pop Rock, en la playa de Riazor y con entrada libre, así que la asistencia era prácticamente inexcusable. Diez años después de su concierto en el SantiRock en 2003, del que muchos conservábamos un memorable recuerdo, queríamos saber si los propios Suede estarían a la altura del recuerdo que guardábamos de ellos.

Para sorpresa de todos, comenzaron con un guiño a los más fans tocando una de sus caras-B, la espléndida y pausada "Europe Is Our Playground". Mientras algunos se sintieron defraudados por ese principio, otros apreciamos ese comienzo nada habitual y que sería una señal de lo que iba a ser un concierto único. Le siguieron "Barriers" y "It Starts and Ends with You", dos de los temas de su último disco, que fueron calentando el ambiente para el primer clásico de la noche.

Brett Anderson ya estaba metido en sus bailes, sus poses, y sus saltos desde los altavoces, así que era el momento de quemar el primer cartucho de la noche. Cuando comenzó a sonar "Trash" fue cuando el público comenzó de verdad a animarse y a cantar. A partir de ahí sonó el repertorio que cualquier seguidor de Suede hubiese firmado antes del concierto sin dudarlo.

Clasicazos como "Animal Nitrate" o "So Young" mostraban una banda en plena forma con un Anderson pletórico a la cabeza, y nos pusieron nostálgicos a más de uno. No fue una sorpresa tampoco que sonase "By the Sea", dada la ubicación del concierto, al lado del mar, como tampoco lo fue que sonasen otros clásicos como "She's in Fashion" o "The Wild Ones". 

Aunque la asistencia fue muy numerosa, como cabía esperar (algunos medios hablaban de alrededor de 25000 asistentes), no hubo problemas de espacio para disfrutar con el concierto. Uno podía moverse a gusto bailando "Beautiful Ones" o "Can't Get Enough". Anderson demostró ser un animal del escenario y uno de esos líderes que necesita una banda para ser realmente grandes. 

No titubearon para combinar auténticos clásicos como "Metal Mickey" con temas nuevos como "Hit Me", pasando por otras canciones conocidas de la banda como "Everything Will Flow", construyendo así un repertorio que recorrió toda la discografía de los británicos.

Hora y media de concierto fue suficiente para que no faltase absolutamente ninguno de sus clásicos, para tocar nuevas canciones y para hacer fans entre las nuevas generaciones. Toda una lección a la que le faltaba sólo el bis para poner la guinda sobre el pastel.

Fue una pena no escuchar a la gente aplaudiendo para reclamar que Suede volviesen al escenario. Algunos se confunden y abuchean cuando deben aplaudir, y es triste no escuchar aplausos que demanden una canción más del grupo. Aún así, y pese a que éramos apenas 4 personas (contadas, creedme), las que aplaudíamos, Suede son unos profesionales y volvieron al escenario para hacer la despedida que ellos habían planeado.

Como hace diez años en aquel concierto en el Multiusos do Sar, los británicos se despidieron con "Saturday Night". Brett Anderson tuvo previamente unas palabras para acordarse de las víctimas del reciente accidente de tren en Santiago y dedicarles la canción. También como entonces, Anderson bajó de las tablas y cantó mientras estrechaba la mano de algunos afortunados de las primeras filas. Fue un final emocionante a la altura de un concierto memorable.


Suede son uno de los grandes. De esas bandas por las que no pasa el tiempo sobre el escenario, y que sólo lo dejarán cuando no sean capaces de darlo todo en cada concierto. ¿Estuvieron a la altura de su recuerdo? Sólo puedo responder con un rotundo sí.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario.