Publicidad

6 de agosto de 2013

Homenaje a John Hughes: El Club de los Cinco (1985)

Si empiezo a cantar "la lalala lalala" y ya sabéis de que canción estoy hablando, es que habéis visto "El Club de los Cinco" (1985). Con el paso de los años, esta historia de amistad entre cinco chicos con personalidades muy distintas entre sí, ha adquirido la consideración de película de culto.

Hoy se cumplen 4 años desde la muerte de John Hughes, cineasta al que esta semana dedicamos nuestra atención. Le recordaremos hoy hablando de, probablemente, la más legendaria de las películas que dirigió, "El Club de los Cinco" ("The Breakfast Club").

Antes de que supiese que iba a tener éxito su primera película como director, "Dieciséis Velas" (1984), Hughes decidió seguir haciendo comedia juvenil y repitió con los jovencísimos Anthony Michael Hall y Molly Ringwald. Para convencer a los productores de que el riesgo en taquilla sería mínimo, Hughes sólo se gastó un millón de dólares en hacer la película. Sólo en su primer fin de semana recaudó más de 5 millones, y se calcula que desde entonces ha ingresado más de 50 millones en beneficios.

De nuevo, al igual que en "Dieciséis Velas", el mayor acierto de Hughes (además de un guión sencillo pero conciso sobre cinco chicos castigados en el instituto un sábado por la mañana) fue el casting. Molly Ringwald interpretaba a Claire, la chica guapa y "modosita", mientras que Anthony Michael Hall repetía su papel de "nerd" encarnando a Brian. En un principio, era Emilio Estevez quien iba a interpretar al malote e inadaptado John Bender, aunque al final acabó haciendo el papel de Andy, el estudiante deportista. Se pensó en Nicolas Cage para el papel de Bender, aunque la decisión estuvo entre John Cusack y Judd Nelson, quien finalmente consiguió el papel (según Hughes, Cusack no resultaba lo suficientemente amenazador). Ally Sheedy interpretó a la solitaria Allison, una chica que apenas habla al principio de la película, pero cuyo personaje va adquiriendo poco a poco relevancia.

Los cinco actores protagonistas recibieron el nombre de "Brat Pack" a raíz de un artículo publicado en The New York Times, en el que también se incluía en este grupo a los protagonistas de "St. Elmo's Fire" (1985), entre los que además de Sheedy, Estévez o Nelson también estaban Andrew McCarthy, Rob Lowe o Demi Moore. 

Cuando Hughes empezó a rodar en marzo de 1984, "Dieciséis Velas" ni siquiera se había estrenado aún. La película se grabó en una escuela abandonada de Illinois, aunque tuvieron que adaptar el gimnasio y convertirlo en la biblioteca, ya que la biblioteca original era demasiado pequeña. Los actores ensayaron durante 3 semanas antes de grabar y rodaron todo el film secuencialmente, es decir, por orden cronológico.

No podemos olvidarnos tampoco del disciplinario director Dick Vernon, encarnado por Paul Gleason en una de sus interpretaciones más recordadas. El director del que todos tratan de escapar ha influenciado a muchos de los que siguieron, y cuesta imaginar a un director Skinner sin que antes hubiese un Vernon.

"El Club de los Cinco" es, básicamente, una historia de amistad. Cinco personajes, aparentemente, sin nada en común, que acaban descubriendo como sus problemas son casi los mismos, sólo que los viven de forma distinta. En apenas medio día, surgen entre ellos lazos que les unirán de por vida y que marcarán el resto de su existencia.

Y luego esta LA CANCIÓN. Esta vez no hay una banda sonora repleta de canciones, aunque suenan alrededor de una decena de ellas, destacando "We Are Not Alone", de Karla DeVito, canción que bailan en la película. "Don't You (Forget About Me)", de los Simple Minds, suena al principio y al final del film, y se convirtió en un éxito absoluto a raíz de la película. En Estados Unidos alcanzó el número 1 y se mantuvo tres semanas en aquella posición. La canción y la película se hicieron inseparables, de tal manera que es casi imposible pensar en la una sin la otra.

Aunque es un dato bastante desconocido, esta fotografía que sirvió para hacer el cartel de la película, la tomó Annie Leibovitz al final del rodaje, y marcó una manera de retratar y publicitar comedias adolescentes desde entonces. 
 
En la ceremonia de los Oscar celebrada en 2010, los actores Judd Nelson, Ally Sheedy, Anthony Michael Hall y Molly Ringwald (faltó Estevez a la cita) se reunieron a otros actores importantes en la filmografía de Hughes como Matthew Broderick ("Todo en un Día", 1986), Macaulay Culkin (Hughes escribió y produjo "Sólo en Casa", 1990) y Jon Cryer (Hughes escribió "La Chica de Rosa", aunque no la dirigió) para rendirle homenaje tras su muerte en 2009.


"El Club de los Cinco" es una comedia imprescindible no sólo en la trayectoria de John Hughes, sino también dentro del cine de los años 80. La frescura y naturalidad de las interpretaciones de sus actores no ha sido superada y es una de las comedias juveniles más adultas jamás rodadas. 

Para muchos es la mejor comedia sobre el instituto jamás rodada. Para otros, entre los que me incluyo, es una de las películas que más horas de diversión nos han proporcionado desde que éramos críos. Ojalá nuestro paso por el instituto hubiese sido tan divertido y memorable.

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario.