Publicidad

6 de marzo de 2013

The New Raemon + Clara Viñals, Sala Karma, Pontevedra, 02-03-13

Si hablamos de grupos o artistas que enganchan, de los que crean comunidades de fieles, The New Raemon estaría entre ellos. Serán sus letras, sus canciones, el carisma y su simpatía cuando se sube a un escenario o quizás todo eso y más lo que hace que quienes van a uno de sus conciertos repitan sin pensárselo dos veces. Por ello nos acercamos el pasado sábado a verle por segunda vez (ya pasó por allí en 2011) a su paso por la pontevedresa Sala Karma. En esta ocasión, en solitario y en formato acústico.

Aunque es terriblemente frustrante, ya nos hemos acostumbrado a los retrasos. Ahora, en lugar de anunciar una hora para el inicio del concierto, se anuncia la "apertura de puertas", para empezar el evento cuando les dé la gana, vaya. Así pues, no nos sorprendió que no empezase hasta una hora después de lo previsto. El primero en salir a escena no fue The New Raemon, sin embargo, sino Clara Viñals, su "telonera" a su paso por tierras gallegas. También en acústico, pero en un tono de susurro a veces casi imperceptible y en catalán, sus treinta minutos de actuación nos dejaron a la mayoría un poco fríos, aunque confieso que no he escuchado cómo suenan sus canciones en su disco e igual me sorprendo. Sea como fuere, su estilo dista mucho del de su compañero y no animó en absoluto a los presentes.
Poco se demoró en pisar el escenario The New Raemon. Lo hizo completamente solo y con su guitarra, interpretando el tema que abre "Tinieblas, por Fin" (2012), "Risas Enlatadas". Pocas canciones más cayeron de su último trabajo, siendo "La Ofensa" y la enorme "Marathon Man" las elegidas. Su repertorio de poco más de una hora recorrió toda su discografía, sin evitar paradas obligadas como su versión de "Te Debo un Baile", de Nueva Vulcano, una de las más coreadas de la noche.
No faltó tampoco su habitual sentido del humor y las referencias a la derrota del Barça ante el Madrid. Recordó también algunos de los temas del magnífico "Libre Asociación" (2011) como "El Verdugo", "Lo Bello y Lo Bestia" o "El Refugio de Superman" de la que, según se desprendía de sus palabras, apenas una semana antes Jero Romero había hecho una bonita versión en aquel mismo lugar. Hubo tiempo incluso para incluir "Repartiendo el Sombrero", una de las canciones que componían "El Problema de los Tres Cuerpos", disco que grabó junto a Ricardo Vicente y Francisco Nixon. "La Cafetera" o "Sucedáneos" echaron la vista más atrás en el tiempo en la carrera de The New Raemon, al igual que lo hizo la penúltima canción.

Si hay un tema imprescindible en los conciertos de Ramón Rodríguez, ese es "Tú, Garfunkel". Una canción que se ha convertido en su clásico particular y sin la cual no podemos comprender sus directos. Picó a los presentes con el típico "en el concierto de ayer lo hicieron muy bien", para animarnos a corear el final de la canción. 
También es sabido que The New Raemon no hace el paripé del bis, eso de salir y volver al minuto para tocar uno o dos temas más. Él lo hace de corrido, y así acabó con una versión de Big Star, "I'm In Love with a Girl", si no me equivoco. 

Es cierto que los tiempos obligan cada vez más a algunos artistas a girar sin sus bandas (como dijo el propio Ramón, sale más económico), y que la suya es de las que se echan de menos por su calidad, pero The New Raemon es bien capaz de enfrentarse al público en solitario. Y siempre es agradable volver a encontrarse con un artista cuyas canciones le han convertido, sin él saberlo, en un viejo amigo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario.