Publicidad

16 de noviembre de 2012

Ellie Goulding - Halcyon (2012)

Seamos sinceros, Ellie Goulding no goza de gran popularidad en nuestro país. Y esto no quiere decir que sea una desconocida en absoluto, sino que ha sido, más que nada, profeta en su tierra. Lo demuestran las cifras: cerca de un millón de copias vendidas en el Reino Unido de su debut, "Lights" (casi 2 millones a nivel mundial). Sin embargo, muchos de nosotros empezamos a oír hablar de ella a raíz de su relación con el ahora afamado músico electrónico Skrillex (ahora ya terminada).
Pero lo que aquí nos importa realmente es que la señorita Goulding ha grabado un discazo que podría (y debería) garantizarle un buen puesto entre lo mejor que nos ha dado este 2012.
"Halcyon" es una demostración de fuerza y talento, la prueba de que Goulding se merece un lugar destacado entre Bat For Lashes y Florence + the Machine por haber sabido labrarse una personalidad propia a partir de sus influencias (que por supuesto las hay). Comenzando con un trallazo oscuro y obsesivo (esos tambores son un puro grito de guerra) como es "Don't Say a Word", Goulding demuestra que no necesita gritar para emocionar y que la complejidad de sus canciones escapa del pop y bebe de la electrónica para construir algo nuevo. Es inevitable también que nos venga a la cabeza Florence Welch en canciones como la emocionante "My Blood", aunque también nos recuerde un poco a Adele, pero aquí llega otro de los innegables aciertos (y son muchos) del álbum, los coros. Algo que también está presente en el gran single del disco, "Anything Could Happen", probablemente una de las canciones pop más perfectas del año, uno de esos temas adictivos y bigger-than-life de los que cada vez quedan menos.

Pero lo más grande de "Halcyon" es la forma en que temas como "Only You", que otros artistas podrían convertir en una canción pop más, se convierten en piezas de orfebrería con multitud de capas en las que caben desde sampleados de la voz de Goulding hasta su voz acelerada sonando como una de las ardillas de Alvin. El tema que da título al álbum, "Halcyon", es un in crescendo emocional y épico de la voz de Goulding arropada de nuevo por unos coros fantásticos en los que se repite sin cesar un mensaje positivo: It's gonna be better... Mención aparte merece uno de los temas más electrónicos (un poco dubstep, si se quiere) de la selección, "Figure 8", producido por el trío MONSTA, descubiertos por Skrillex. "JOY" nos demuestra que, arropada por una sección de cuerda, la voz de Goulding sigue sonando igual de sensible y emocionante.

Una voz que parece tan frágil que va a quebrarse en "Hanging On" y que vuelve a emerger llena de esperanza y emoción en "Explosions". En "I Know You Care", la voz de Goulding se nos presenta casi desnuda, apenas acompañada del sonido de un piano, sin nada que envidiar a voces de la talla de Adele (siempre teniendo en cuenta que sus voces son bien distintas). Es entonces cuando llega la luminosa y esperanzadora "Atlantis": no te olvidaré/ esperaré por ti, quizás/ ¿a dónde has ido?, para luego dejarnos tocados con el triste desenlace en "Dead in the Water".

"Halcyon" es ese disco que llevabas todo el año esperando y te "toca la patata". El de las grandes canciones, las emociones a flor de piel y el que demuestra que no todo está hecho. Y sé muy bien que en la mayoría de las listas de lo mejor de 2012 se olvidarán de ella, pero en mi corazón ya se ha ganado un hueco del que nadie la podrá desplazar.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario.