Publicidad

30 de octubre de 2012

Bodas de Plata: George Michael - Faith (1987)

Aunque las fechas difieren según la fuente que consultemos en la red (algunos apuntan a que se publicó el 27 de octubre), la mayoría coincide en que el primer álbum en solitario de George Michael, "Faith", se publicó el 30 de octubre de 1987, es decir, hace hoy 25 años. 

Por supuesto, no podía dejar pasar la ocasión de reivindicar uno de los mejores trabajos (si no el mejor) de un artista que contribuyó a renovar el pop y el R&B a finales de los 80. 

"Faith" suponía el debut de George Michael tras la disolución de Wham! en 1986. Una trayectoria que estuvo plagada de éxitos como "Wake Me Up Before You Go-Go" o "Last Christmas", y que brindó al dúo una desmesurada popularidad en el Reino Unido, donde llegaron a vender cerca de 25 millones de discos. 

Michael decidió no escoger el camino más fácil, el del pop más ochentero y edulcorado que practicaba en Wham!, y se decidió a grabar un disco más serio y complejo. Quería romper con la imagen que se tenía de Wham! como grupo adolescente y se metió de lleno en la tarea. Por el camino, hubo una colaboración con una gran artista soul que influiría definitivamente en el rumbo que tomaría "Faith". Aretha Franklin llamó a Michael a principios de 1987 para pedirle que cantase con ella el dueto "I Knew You Were Waiting (For Me)". En cierto modo, parace que eso contribuyó al tono soul y R&B que tomaría el álbum.

El disco comienza con la canción que da título, "Faith", y en la que Michael se autoreferencia. Empieza sonando un órgano de iglesia que interpreta el estribillo de "Freedom", de Wham!, para romper con los míticos acordes de la guitarra del artista y su voz, susurrada y canalla, cantando: Supongo que estaría bien/ si pudiese tocar tu cuerpo/ sé que no todo el mundo/ tiene un cuerpo como el tuyo... Es inevitable, además, recordar la imagen del artista entonces a través de esa canción. Cazadora de cuero, gafas de aviador, pendiente y barba de dos días eran la nueva imagen de un George Michael que quería sacarse de encima la imagen tierna y adolescente que se había forjado en Wham!

Por supuesto, el tema que despertó mayor controversia en su momento fue "I Want Your Sex". Dividido en dos partes en el disco (la tercera parte fue incluida en el 12" de "Faith" y en las posteriores ediciones del álbum), aunque en la misma pista, "I Want Your Sex" hablaba de un chico que no podía esperar más a tener relaciones sexuales con su pareja, y trataba de romper con un tema todavía tabú entonces en la música pop. El videoclip, como era de esperar, sembró la discordia con imágenes quizás de alto contenido erótico para la época (ahora no escandalizarían a nadie), en las que el artista salía con su entonces pareja, Kathy Jeung.

Pero además de con el soul y el R&B, George Michael se atrevió con la electrónica ya entonces con hits de lo más bailable como "Monkey" (otro de sus números uno) o "Hard Day".
No podemos olvidarnos tampoco del R&B sensual y paternalista a la vez de "Father Figure", con esos fantásticos coros gospel, de la sensualidad de "Hand to Mouth", de un baladón bigger-than-life como "One More Try" o de su paso por el jazz en "Kissing a Fool".

"Faith" no sólo ha resistido el paso de los años, es más, ha mejorado con el paso del tiempo. "One More Try", "Father Figure" o "Kissing a Fool" se descubren como clásicos imperecederos de un artista poco prolífico (apenas cuatro discos de estudio en 25 años y uno de versiones) que ha conocido días mejores, pero cuyo legado en la historia de la música es innegable.

Quizás en 2013 nos llegue un nuevo disco (sería el primero en 9 años ya) del artista, pero lo que es seguro es que no muchos nos han dejado discos tan sólidos como "Faith". 


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario.