Publicidad

24 de mayo de 2012

Last Days of Disco

La música disco está de luto. En los últimos días nos han dejado dos de los mayores exponentes de un estilo que en los años 70 causó furor y que tuvo a Tony Manero como su mayor icono en el cine. Me refiero, cómo no, a "Fiebre del Sábado Noche" y su banda sonora, que corrió a cargo, principalmente, de los Bee Gees
El pasado jueves nos dejaba Donna Summer, la diva por excelencia de la música disco. La intérprete de canciones como "Love to Love You Baby", "Hot Stuff", "I Feel Love" o "Last Dance" nos dejó tan sólo tres días antes de que lo hiciese Robin Gibb, una de las voces de los Bee Gees. Ambos perdieron el pulso contra una enfermedad que se ha cobrado recientemente la vida de otro gran artista, Adam Yauch
Nos quedamos así sin dos iconos de la música disco, tan popular como denostada  por algunos a finales de los 80, pero que dio lugar a muchos de los sonidos que escuchamos en la música electrónica y de baile a día de hoy. 
Casualidad o no, recientemente esa serie adolescente y musical que se ha convertido en un guilty pleasure para algunos de nosotros, "Glee", le rendía homenaje a la música disco en el episodio "Saturday Night Glee-ver". En él se hacía repaso a las canciones de la banda sonora de "Fiebre del Sábado Noche", se recuperaban los pantalones de campana e incluso aparecía esa pista de baile que se iluminaba en la mítica película. 

Pero, como decía antes, no siempre se ha rendido culto a la música disco. En el verano de 1979 tuvo lugar una protesta contra la música disco en las calles de Chicago. "Disco Demolition Night" surgió a partir de Steve Dahl, un pinchadiscos que fue despedido de la emisora WDAI cuando la estación de radio decidió pasar del rock a la música disco. Dahl se pasó a la competencia y, a partir de ahí, comenzó una cruzada contra este estilo de música que culminó con la "Disco Demolition Night", un acto promocional de un partido de béisbol. La propuesta consistió en pedir a los asistentes que trajesen discos de este tipo de música que no quisiesen a cambio de un buen descuento en sus entradas, que les costarían apenas 98 centavos. Las previsiones se vieron desbordadas y 90000 personas acabaron apareciendo en un estadio con capacidad para 52000. 
Los discos se metieron en una gran caja y fueron puestos en el medio del campo, donde fueron quemados. A partir de ahí, se desencadenó una revuelta en el estadio y el césped quedó dañado a causa de la explosión durante toda la temporada.

El "acto", por llamarlo de alguna manera, sigue siendo recordado como uno de los más anti-tolerantes de los últimos años (¿no os recuerda a "Farenheit 451"?). Afortunadamente, no todo el mundo pensaba así y la música disco siguió viva, aunque pasasen a llamarla "electrónica", "dance" o, a veces, simplemente "pop". 
Ahora que hemos perdido a dos de los mayores estandartes de la música disco, no podemos sino recordar sus canciones y todo lo que han aportado al mundo de la música. 
Para recordarles, que mejor que hacerlo a través de sus temas, así que os propongo una breve selección de 8 canciones con algunos hits de Donna Summer y los Bee Gees.
Podéis escucharla en Spotify:

1. Donna Summer - Love to Love You Baby
2. Donna Summer - I Feel Love
3. Donna Summer - Last Dance
4. Donna Summer - Hot Stuff
5. Bee Gees - Stayin' Alive
6. Bee Gees - How Deep Is Your Love
7. Bee Gees - Night Fever
8. Bee Gees - Love You Inside Out

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario.