Publicidad

6 de enero de 2012

Listas: nuestros 20 discos favoritos de 2011 (II)

Los Reyes Magos han llegado y nos han dejado una lista de sus discos favoritos de 2011. Sé que va a ser una lista que provocará tanto detractores como seguidores, pero qué le vamos a hacer. Nunca llueve a gusto de todos.

10. Émilie Simon - Franky Knight

Pese a que sigue siendo prácticamente una desconocida en nuestro país, "Franky Knight" es el quinto álbum de estudio de Émilie Simon. Fue originalmente concebida como banda sonora de la película "La Délicatesse", pero este disco es mucho más. Tras aventurarse a cantar un álbum entero en inglés, "The Big Machine" (2009), Émilie ha optado por mezclar francés e inglés en sus canciones (a veces incluso en la misma canción). El resultado, como lo suele ser su música, es de una belleza arrebatadora, con canciones preciosas como "Mon Chevalier" (cuando empieza cantando
I wrote some songs/ They're all for you... ya te tiene en el bolsillo), aproximaciones al jazz ("Something More"), pop electrónico contagioso ("Franky's Princess") o esa grandiosa declaración de amor con la que acaba el disco ("Jetaimejetaimejetaime"). Una excepcional artista a la altura de Bat for Lashes o Florence + the Machine.

9. Vetusta Morla - Mapas

Parecía casi imposible mantenerle el pulso a "Un Día en el Mundo" (2008), debut de los madrileños tras casi 10 años tocando en directo y que les puso en boca de todos, pero "Mapas" lo consiguió. Es cierto que cambiaron un poco su rumbo, pero cuando uno escucha "Los Días Raros", canción que abre el disco, se da cuenta de que lo han conseguido. Pueden desatar toda su rabia (mucho más en su directo) con "El Hombre del Saco", hablar de relaciones sentimentales sin ponerse ñoños ("Maldita Dulzura") o decantarse por canciones que se ganan al público en un abrir y cerrar de ojos ("Boca en la Tierra"). Sus conciertos siguen siendo bestiales y siguen creciendo como banda. Por ponerles un pero, deberían empezar a pensar en currarse un poco más las portadas, ¿no?


8. Fon Román - Entretelas

Había pasado tanto tiempo desde su debut en 2006 que ya pensábamos que no habría un segundo disco de Fon Román en solitario. "Entretelas" es, además, tan bueno como lo era su predecesor, si bien en esta ocasión no nos ha cogido por sorpresa. Se lo ha tomado con calma, pero poder escuchar canciones tan geniales como "De Romper", "Es Como Es", "Con Ojos de Otro", "Cometas Estáticas" o "Mis Movimientos" en la voz de Fon hacen que haya merecido la pena. Es de admirar que un artista como él haya decidido tomar las riendas de su carrera sin hacer caso de las prisas que imponen las discográficas y formado su propio sello independiente desde el que poder seguir entregándonos joyas como este "Entretelas".


7. ††† - (EP)

¿Un EP en la lista de los 10 discos del año? ¿Por qué no? El mundo de la música está cambiando así que, si un disco de 30 minutos puede estar, ¿por qué no uno de casi 20 no iba a estar en su derecho? El debut del nuevo proyecto de Chino Moreno (Deftones) y Shaun López, compuesto por 5 canciones y distribuido de manera gratuita, ha sorprendido y ha dado en el clavo con su mezcla de rock y oscura electrónica. Pueden recordar a la época del "White Pony" (2000) de Deftones, como sucede con "Op†ion", pero definen muy bien su oscuro estilo con temas como "†his Is a †rick", "Bermuda Locke†" o "†holyghs†" y rematan con un instrumental digno de Trent Reznor y con toques de Massive Attack ("†"). Un proyecto diferente, arriesgado y que ha salido ganando.

6. Oh Land - Oh Land

La historia personal de la danesa Nanna Oland Fabricius es como para enamorarse de ella. Estudiante del Real Ballet Sueco, tuvo que dejar la danza muy joven (ahora tiene 26, así que imaginaos) debido a una fractura vertebral. Entonces decidió lanzarse a la música con "Fauna" (2008) y con este segundo trabajo homónimo ha conseguido ganarse al público. Con una estética deudora de Bat for Lashes, Oh Land ha grabado un disco lleno de himnos positivos como "White Nights" o "We Turn It Up", canciones sobre una Caperucita Roja enamorada del lobo ("Wolf & I") o acerca de la frustación y el dolor que le produjeron el tener que dejar la danza ("Break the Chain"). Podría ser una nueva Kylie, una nueva Florence o lo que le vienese en gana, pero ha decidido ser Oh Land y la queremos por ello.

5. Fuel Fandango - Fuel Fandango

Creo que han sido el mejor debut español de 2011 con diferencia. Porque han apostado por hacer algo diferente, con una estética propia y han salido victoriosos (el 90% de sus conciertos cuelgan el cartel de
sold out). Y es que este dúo formado por Ale Costa (productor) y la cantante cordobesa Nita, al que se suma el batería Carlos Sosa en sus directos, se atreve con todo. Pueden darle al rock ("Shiny Soul"), recordarnos a Moloko ("Monkey"), mezclar inglés y español sin caer en el ridículo ("Talking") o añadir incluso flamenco dándole un verdadero sentido al tan manido término de "fusión" ("Always Searching"). Por si fuera poco, su directo es impresionante y totalmente adictivo. Hacen falta más propuestas como la suya para dinamizar la música española.

4. Florence + the Machine - Ceremonials (deluxe edition)

No fuimos pocos los que en 2010 nos arrepentimos de que se nos hubiese escapado de la lista de lo mejor de 2009 "Lungs", el maravilloso debut de Florence + the Machine. Era difícil aguantarle el tipo, pero "Ceremonials" lo consigue de largo. Aquí la épica es la marca de la casa, siguiendo la estela de aquel "Dog Days Are Over" con canciones que suenan como apisonadoras como "Shake It Out", "Heartlines", "No Light, No Light" o "Only For a Night", que apenas dan tregua a lo largo de todo el disco (exceptuando algún tema más tranquilo como "What the Water Gave Me") y han sido pensadas para estallar en directo y ser coreadas por miles de personas. ¿Por qué la edición
deluxe? Pues porque cuando escuches temazos como "Strangeness and Charm" o "Bedroom Hymns" te preguntarás por qué demonios no aparecen en el disco original.

3. Friendly Fires - Pala

En 1962, Aldous Huxley escribía "Island", la que fue su última novela y en la que narraba la historia de un periodista que naufragaba hasta acabar en la isla de Pala. Una isla ficticia llena de drogas y excesos que prometía ser un paraíso, y a la que ahora han querido transportarnos los Friendly Fires. Ya sea recordando que tiempos pasados fueron mejores con ritmos que recorren todo nuestro cuerpo ("Live Those Days Tonight"), como recordando a un viejo amor a través de una cinta de cassette ("Blue Cassette") o devolviéndonos a la tierra ("Pull Me Back to Earth"). El espíritu hedonista y positivo de los Friendly Fires sigue presente por todas partes. Pocos discos nos hacen bailar y nos dan ganas de vivir como si cada momento fuese a ser el último. Si los Friendly Fires no existiesen, habría que inventarlos.


2. The New Raemon - Libre Asociación

Cualquier día de estos me voy a alzar y voy a reventar... así de contundente arranca el último disco de The New Raemon, con "Lo Bello y Lo Bestia". "Libre Asociación" supone, sin duda alguna, la consagración del proyecto de Ramón Rodríguez. Canciones mágicas y maravillosas que componen uno de los mejores discos de 2011. "Algunas Personas en el Valle", "Kill Raemon" o "El Refugio de Superman" están entre las canciones más geniales que se han escrito en este país en los últimos años. Y si hablamos de temazos tampoco podemos olvidarnos de "Verdugo" ni de ese final por todo lo alto que supone "Llenos de Gracia" (...todo se va torcer si te vuelvo a ver...), y que nos da ganas de volver a pulsar el play desde el principio del disco una y otra vez. Un álbum que ya forma parte de la banda sonora de las vidas de muchos de nosotros.

1. Patrick Wolf - Lupercalia

No dejaré que la ciudad destruya nuestro amor
... Con estas letras, acompañado de chasqueos de pulgares y palmas y con un saxo sonando de fondo comienza a cantar Patrick Wolf "The City", canción que abre "Lupercalia". Un álbum que no sólo refleja su buen momento personal (Patrick se nos ha enamorado y se casará este 2012), sino su madurez absoluta como artista. No sería descabellado afirmar que la mencionada "The City", "Time of My Life" o "Together" (...puedo hacer esto solo pero podemos hacerlo mucho mejor juntos...) son himnos de nuestro tiempo como en un día lo fueron "Heroes" o "With or Without You". Patrick puede emocionarnos con un baladón como "Slow Motion" o dejarnos con ganas de más rematando una obra maestra con la mirada optimista de "The Falcons" (...ahora las cosas están mejorando para ti, mejorando para mí, mejorando para nosotros, al fin...). Cada canción de "Lupercalia" es una celebración de la música, del amor, de la vida al fin y al cabo.

1 comentario:

  1. Tomo nota de ello, pues alguno de estos son desconocidos por mí.
    A descubrir! Gracias.
    Saludos cordiales.
    Ramón

    ResponderEliminar

Gracias por tu comentario.