Publicidad

21 de enero de 2012

El cierre de Megaupload y el poder de la Universal

Es la noticia de la semana. El pasado jueves el departamento estadounidense de justicia (o eso dicen ellos), el departamento de anti-piratería del FBI y el centro de coordinación nacional de los derechos de propiedad intelectuales en EEUU (su SGAE particular, más o menos) le echaban el cierre a Megaupload. Los motivos alegados, entre otros, eran los siguientes: infringir derechos de copyright, blanqueo de dinero, etc. ¿Pero cúal fue el verdadero origen de la historia? Porque puestos a acusar a alguien de blanqueo de dinero podrían venirse los del FBI a trabajar a España y tendrían para unos cuantos años, ¿no creéis?

Megaupload no es, aunque nos lo quieran hacer creer así, un portal de descargas propiamente dicho. Para que nos entendamos todos, Megaupload es un cajón de proporciones mastodónticas, en las que cada cual puede subir el archivo o archivos que le de la gana con el objeto de que otra persona se los descargue. Vale que esto sirve para hablar de la descarga de una película, un videojuego, software o un disco de música, pero es igualmente válido si se trata de compartir las 225 fotos que te sacaste en tu último viaje a Roma con tu familia y amigos o tu parte de un trabajo en equipo (ya sea el montaje de una película o pasarle las fotos en RAW a un retocador profesional, por poner sólo un par de ejemplos).

La historia del porqué del cierre de Megaupload tiene su origen en el controvertido vídeo que la web decidió grabar para promocionar su portal y lavar su imagen. Para ello consiguieron reunir a un montón de artistas reconocidos, entre ellos Mary J. Blige, Kanye West, will.i.am, Alicia Keys, Jamie Foxx, P. Diddy o Snoop Dogg, que dieron su apoyo a Megaupload como portal para enviar su trabajo a colaboradores con total y absoluta seguridad. El vídeo fue publicado en YouTube el pasado mes de diciembre pero eliminado a la velocidad de la luz a petición de Universal Music Group (UMG). El vídeo no infringía, sin embargo, ningún derecho de la compañía en absoluto, ya que todos los artistas habían firmado un acuerdo para aparecer en él.
Lo que de veras les fastidió a los magnates de la Universal fue que sus propios músicos rompiesen una lanza en favor del portal (Kanye West o Will.i.am están ligados a la discográfica, ya sea a través del sello que publica sus discos o a sus distribuidoras).



La Universal, lejos de pedir perdón por reclamar por algo sobre lo que no tenía ningún derecho, llevó a los tribunales a Megaupload pidiendo una disculpa pública. Agregó que su acuerdo con YouTube, agárrense los machos, les permitía bloquear o eliminar cualquier vídeo subido por un usuario basándose en un criterio específico. Hacer lo que les viniese en gana, vaya.

Pues todo esto ha derivado en apenas un mes en el cierre del portal. Curioso, ¿no? Da verdadero pánico pararse a pensar que la discográfica más grande del planeta (desde que compró BMG en 2007 se ha convertido en el gigante musical en cuanto a cifras) tenga tanto poder como el presidente de los EEUU para manejar a los servicios de inteligencia a su antojo.

Esto tampoco quiere decir que los cabecillas de Megaupload sean inocentes: Kim Dotcom, su fundador, compró en 2001 acciones por valor de 375000 dólares de la compañía LetsBuyIt.com y anunció su "intención" de investir 50 millones en reflotar la compañía, cercana a la bancarrota. El valor de sus acciones subió entonces un 300% y Dotcom se deshizo rápidamente de su parte obteniendo 1'5 millones de beneficio. Un especulador como tantos otros que nos han llevado a la crisis financiera que vivimos (me entenderéis si veis la película "Margin Call").

Lo que de verdad me duele de este caso es que se utilice la noticia como un gran golpe a la piratería y no como como un caso que ha servido de cabeza de turco. Porque si bien Kim no me da ninguna pena en absoluto, no creo que sea justo que sus 150 empleados y todos los usuarios de Megaupload se merezcan pagar el pato.

Claro que ha sido una muestra de castigo "ejemplar" y todo eso, pero también se debería cuestionar el poder de una compañía megalómana capaz de pasar por encima de leyes y derechos intelectuales de sus propios artistas.

2 comentarios:

  1. Hola Juajo, acabo de conocer tu blog a través de los premios 20minutos. Andaba buscando un núcleo de gente a los que captar para un proyecto musical, y la lista de los blogs en los premios me ha venido de lujo.

    Mi propuesta es que te unas al foro que he creado junto a unos cuantos compañeros melomanos de la red. Nuestra intención es crear una buena comunidad de personas con intereses parecidos, y desde luego nutrirme de blogeros como yo es un buen inicio.

    La dirección es http://45yomusic.comuv.com

    Me gustaría mucho contar con tu participación. Si crees que esta fuera de lugar la petición pues borra el comentario como si fuese Spam o similares, no hay problema, pero estoy seguro de que te puede interesar.

    Un saludo, y suerte con las votaciones.

    ResponderEliminar
  2. Esta muy bien el blog, no lo conocía hasta ahora, me pasaré más a menudo a leerlo. Aprovecho para felicitarte el 2012, un saludo!!

    ResponderEliminar

Gracias por tu comentario.