Publicidad

16 de noviembre de 2011

Pony Bravo, Sala Karma, Pontevedra, 12-11-11

Los sevillanos Pony Bravo visitaron la semana pasada Galicia para ofrecernos unos cuantos conciertos. La última parada de esta pequeña gira les trajo a la Sala Karma de Pontevedra el pasado sábado.
Aunque no hubo lleno absoluto, sí que fueron bastantes los que no quisieron perderse la oportunidad de volver a verles en directo tras su exitoso paso por la última edición del Festival do Norte.
Abrieron su concierto con "La Voz del Hacha", de su segundo disco y último hasta el momento, "Un Gramo de Fe" (2010), en el que centraron su repertorio. No faltaron ni "Noche de Setas" ni "Super-Broker" (muy acertada en estos tiempos de crisis), así como su particular visión de la copla popular "La Niña de Fuego", rebautizada como "Ninja de Fuego". Algo que no deja de sorprenderme de la banda es la versatilidad de sus componentes. Exceptuando a su cantante, Daniel Alonso, el resto de los miembros intercambian posiciones a la batería, el bajo y la guitarra con una sencillez pasmosa y sin que su sonido se viese afectado.

Hubo también tiempo para referencias gastronómicas. El grupo declaró que se había hinchado a comer pulpo y que tenía ganas de probar otros manjares en próximas visitas a Galicia. Qué le vamos a hacer, si es que la fama que tenemos de comida en abundancia nos la ganamos a pulso.
Como era de esperar, también cayeron canciones de su primer disco, "Si Bajo de Espalda No Me Da Miedo (y Otras Historias)", entre las que merece la pena destacar las populares "El Piloto Automático" y "El Guardabosques". Pero sin duda uno de los momentos clave fue "La Rave de Dios", quizás su mayor hit, si es que este término se le puede aplicar a un grupo como Pony Bravo, con un sonido que en absoluto se guía por los convencionalismos.
Tras una hora de concierto, llegaron los bises. Cuatro canciones más fueron las que nos regaló el grupo, entre ellas "China Da Miedo" y una nueva canción a modo de cierre, "Mi DNI". Esta última fue toda una sorpresa, con Pablo Peña (espero no equivocarme de nombre) cantando, casi rapeando, y haciendo referencias a todo el mundillo musical "indie" español, desde Rockdelux a Paco Loco pasando por el sello Mushroom Pillow. Cuando menos, divertida.

Un buen concierto, como es habitual en Pony Bravo. Si bien no me sorprendió tanto como la primera vez que les vi, no puedo negar haber disfrutado de nuevo de su música en directo. Al fin y al cabo, de eso se trata.

1 comentario:

Gracias por tu comentario.