Publicidad

29 de noviembre de 2011

Fuel Fandango, Sala Karma, Pontevedra, 26-11-11

No recuerdo haber visto nunca un lleno tan absoluto en la Sala Karma. Sólo podría compararlo al que consiguió Iván Ferreiro hace algún tiempo, y aún así no sé si llegaría a tanto.
Fuel Fandango congregaron a tal cantidad de gente que incluso se tuvo que desplazar la cabina del dj para dejar más sitio. Pocos grupos tienen tanto poder de convocatoria con sólo un disco en la calle. Fuel Fandango pertenecen a una generación de músicos que ,gracias al boca-oreja de toda la vida y a la capacidad de las redes sociales para llegar a un público cada vez más amplio, ha conseguido reunir a toda una legión de fieles seguidores que no deja de crecer. Y la cosa es más impresionante si cabe porque detrás de ellos no hay una enorme campaña publicitaria ni un apoyo masivo de grandes medios musicales. "Sólo" hay grandes canciones, un directo demoledor y muchas ganas de hacerlo bien.

Ya en el Dolorock de este año demostraron ser un grupo magnífico y tener una increíble química con el público. Como decía entonces, y lo repito ahora, es muy difícil encontrarse con una propuesta tan cuidada y tan diferente en el panorama español.
Los propios miembros del grupo se quedaron perplejos ante la multitud que habían reunido a su paso por Galicia (en A Coruña también colgaron el cartel de "no hay entradas" en la Sala Le Club el día anterior). Apenas 3 personas sobre el escenario que lo llenaban como si fuesen 30. Todas las canciones sonaban a la perfección, con mayor intensidad que en el disco si cabe, mientras Nita se iba ganando a los presentes con su arte. Y es que Fuel Fandango pueden parecerse a Moloko ("Monkey"), fusionar samba, soul y rock de una tacada ("Brazil") o marcarse un medio tiempo flamenco y pop con coros para incitar a cantar al público "oh-oh-oh-oh oh-oh-oh-oh" ("Lifetime").

Algunos de los momentos más esperados fueron los de canciones como "The Engine" o "Shiny Soul", ambos singles, o la hipnótica "No Sense", que se presenta dividida en 2 partes, la segunda de ellas en clave de baile. Tampoco faltaron los que no dejaban de proclamar entre canción y canción "un leré, un leré" en referencia a "Just", que sonaba casi al final del concierto.
Pese a sólo tener 13 canciones publicadas, a Fuel Fandango les dio de sobra para cubrir casi hora y media de concierto en la que hubo incluso tiempo para un bis. "Always Searching" era escogida como el gran broche con el grupo incitando a todos los presentes a ponernos de cuclillas para ir subiendo progresivamente con la canción hasta acabar botando (también es algo que suelen hacer en sus conciertos, marca de la casa). Todo el Karma se convirtió en una fiesta.

Pocas veces se puede tachar un concierto de histórico o memorable, pero a buen seguro que este ya está en lo más alto de la historia de la Sala Karma. ¿Son Fuel Fandango el grupo revelación español de 2011? El público ya ha respondido, y ha dicho que sí.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario.