Publicidad

14 de octubre de 2011

Patrick Wolf, Sala Mondo, Vigo, 13-10-11

Va siendo hora ya de que dejemos a un lado ese complejo de inferioridad gallego y valoremos el circuito musical de conciertos que ha surgido en el panorama gallego en los últimos años. Festivales a mansalva, conciertos hasta hace poco impensables aquí y un aluvión de propuestas musicales para todos los gustos. Era sólo cuestión de tiempo que Vigo se perfilase como la ciudad ideal para tomar parte del circuito musical tanto por su próxima situación a Portugal como por sus salas de conciertos.
Ayer Vigo tenía el privilegio de ver arrancar la gira por la península de Patrick Wolf, colocándose a la altura de Madrid, Barcelona y Lisboa, en las que Wolf actuará los próximos días. Había expectación por ver a Wolf tras varios años sin actuar en España y con un último disco publicado, "Lupercalia" (2011), lleno de himnos y canciones maravillosas. El aforo estaba completo y todos esperábamos ansiosos el concierto del artista británico en la sala Mondo.

Rodeado de una gran banda formada por 4 músicos y su propia técnico de sonido sobre el escenario, además de él, Patrick salía a escena con una llamativa camisa floreada protagonizada por Frida Kahlo. Haciendo gala de su destreza al arpa, comenzaba un impresionante e inolvidable concierto cargado de emociones. En primer lugar, debo aclarar que mi amor por la música de Wolf es bastante reciente y gracias a "Lupercalia", así que disculpadme si echáis en falta referencias a canciones de sus anteriores discos. Desde un primer momento, Patrick salió a ganar y se hizo dueño y señor del escenario. El público estuvo entregado en todo momento, y canciones geniales como "The Falcons", "House" o "Berdmonsey Street" pusieron a todos los presentes a bailar y corear sus letras. Wolf se presentó en Vigo, haciendo gala de su sentido del humor, como "Patricio Lupo".

Además de las canciones de "Lupercalia", tampoco faltaron temas de sus discos anteriores como "Vulture", de "The Bachelor" (2009). Mención especial merecen los himnos "Time of My Life" y "Together", en los que el artista se mostró tan cercano al público que acabó bajando para cantar entre ellos, ofreciendo el micro para cantar a algunos de los presentes en las primeras filas o marcándose un baile con una sorprendida espectadora. Y es que, además de ser todo un animal de escenario, poseer una voz prodigiosa y ofrecernos una pose de diva por segundo, Patrick Wolf es majo. No se olvida de que un músico se lo debe todo a sus seguidores y por ello agradeció profundamente la cálida acogida de ayer en Vigo, después de varios años sin pasar por España y prometiendo que esto no volvería a pasar, que éste sería el primer concierto de muchos.
Con "Bloodbeat", de su debut "Lycanthropy" (2003), de la cual dijo que era de las preferidas por el público español, cerraba una primera parte del concierto antes de volver salir para el bis.

Esta vez con camiseta larga de lentejuelas, Patrick Wolf volvía para el bis de rigor tras los aplausos del público. Un bis que empezó con "Hard Times" y "The Magic Position" para llegar a su clímax con "The City", otro de los himnos épicos y románticos de "Lupercalia". Pidiendo disculpas por haber olvidado sus clases de español en el colegio y agradeciendo la respuesta del público vigués, Wolf acababa el concierto con una canción mucho más íntima interpretada por él únicamente acompañado de su violín, como contrapunto a la majestuosidad de las canciones de "Lupercalia".

El sonido fue increíble y la carismática voz de Patrick Wolf hizo el resto. Sus canciones sonaron con la grandeza que merecían y Wolf nos ganó a todos con su simpatía y con sus tablas.
Un concierto inolvidable al que sólo se le puede pedir una cosa de cara al futuro: que se repita.

1 comentario:

  1. Gran crónica :) La canción con la que cerró fue "Pigeon Song" de Lycanthropy (su primer disco) :D

    ResponderEliminar

Gracias por tu comentario.