Publicidad

1 de septiembre de 2011

Dolorock 2011, 27-08-11

En las nueve ediciones que lleva celebrándose, el Dolorock se ha mantenido firme y se ha convertido en festival de referencia en Galicia (si consideramos al Festival do Norte como el festival que abre la temporada, podríamos considerar al Dolorock como el festival que pone el cierre). Y lo ha hecho en parte gracias a que ha sido consciente de su lugar y de sus capacidades, sacándoles el máximo partido pero sin querer abarcar más de lo que podría. Una gran parte de la escena musical nacional ha pasado por su escenario, desde Love of Lesbian a Supersubmarina pasando por Lagartija Nick, Vetusta Morla o grupos portugueses como The Gift o x-Wife. Respecto a anteriores ediciones, esta presentaba un importante cambio. Al igual que el Cultura Quente, el Dolorock pasaba a convertirse en festival de pago. Una entrada módica, eso sí, de 5 euros en anticipada y 9 en taquilla, pero que sí podría haber supuesto un descenso de público. Sin embargo, eso no ocurrió, ya que la asistencia fue igual de buena que en ediciones anteriores.

No llegué a tiempo de ver el directo de los vigueses Maryland. A esa hora, las 22:30 aproximadamente, ya se subían al escenario Idealipsticks. Procedentes de Guadalajara (la de España, no la de México), traían bajo el brazo nuevo disco, "Sins & Songs" (2010). Sus canciones rockeras y su actitud punk fueron calentando el ambiente del festival. Su música no presenta ninguna novedad, pero supieron dar un concierto entretenido en mayor o menor medida.

Fuel Fandango eran, al menos para mí, uno de los conciertos más esperados del festival. Con sólo un disco en su haber, "Fuel Fandango" (2011), este dúo (en directo son tres, con Carlos Sosa a la batería) ha ido ganando adeptos concierto tras concierto. Y es que es raro encontrarse una propuesta tan original (difícil etiquetar su música, a veces rockera, a veces pop, electrónica o flamenco) y tan cuidada (su imagen, su puesta en escena, su sonido) dentro del panorama español.

Su cantante, la cordobesa Nita, salió al escenario escondiendo su cara tras su abanico (abanicos y flores son parte imprescindible de su puesta en escena) y pronto se ganó al público con su simpatía y desparpajo. Sus canciones nos hicieron bailar y disfrutar, con especial mención para "Shiny Soul", probablemente su single más conocido, que hizo botar a todo el público. El genial manejo de los abanicos de Nita (que tiemblen Locomía), sus dotes vocales que tanto se pasan al soul como al rock o al flamenco, o la música de sus compañeros Ale Costa (productor y creador del sonido de Fuel Fandango) y Carlos Sosa son sólo algunas de las muchas virtudes de Fuel Fandango. Dieron un concierto memorable y seguirán dando que hablar, cada vez más.

Los granadinos Lori Meyers repetían en el festival tras actuar en la edición de 2007. Para empezar escogieron un tema de su último álbum "Cuando el Destino Nos Alcance" (2010), "Nuevos Tiempos". A partir de ahí se marcaron un buen set que abarcó toda la carrera del grupo, desde "Viaje de Estudios" (2004) al anteriormente mencionado "Cuando el Destino..." (2010). Así, podían pasar de "Condicional Hipotética" a "Luciérnagas y Mariposas" sin olvidarse de "Mujer Esponja". Sin duda fue un repertorio ideal para todos los que les seguimos desde hace tiempo y no sólo en sus últimos discos. Sigue siendo una gozada escuchar "Tokio Ya No Nos Quiere", "Dilema" o "Sus Nuevos Zapatos" en directo, aunque a su lado palidezcan algunos de sus nuevos temas, como "Explícame" o "Corazón Elocuente". Uno de los momentos a destacar en su directo llegaba con "Luces de Neón", coreada y bailada por todos los presentes, de "Cronolánea" (2008), el disco que les hizo llegar a un mayor público.

El bis llegó con una petición del batería de la banda para incitar al público a cantar "Eu Traio Unha Borracheira", el célebre tema enxébre popularizado por A Roda y entonada como oda al alcoholismo en toda romería gallega. ¿Qué necesidad había? Pues ninguna, pero a veces a algunos grupos les da por tirar de rollo populista y pasan estas cosas. Corramos un tupido velo.
El tramo final del concierto estuvo marcado por las canciones de su último disco. Sonaron "Religión", "¿A-HA Han Vuelto?" y "Mi Realidad" antes de la última canción. La elegida para cerrar, como era de esperar, fue "Alta Fidelidad". Su cantante, Noni, ofrecía el micrófono al público para que cantasen la canción y su conocido estribillo ...todo esto es culpa de la gente... mientras todos bailaban y saltaban sin parar.
De los mejores conciertos que les recuerdo a Lori Meyers, la verdad, y una buena forma de hacer repaso a su carrera.

Otros han caído por el camino y, sin embargo, ahí sigue el Dolorock. En el campo de la fiesta, con acampada gratuita y con ganas de hacer que nos lo pasemos bien. Y lo siguen consiguiendo.


3 comentarios:

  1. Me gustaron fuel fandango....y es una pena que te perdieras al primer grupo a mi me sorprendieron gratamente.

    Me pasare mas veces por tu blog!!..

    Luis

    ResponderEliminar
  2. Gracias Luis!! La verdad es que en esta ocasión no pude llegar antes a los conciertos, tenía curiosidad por ver a Maryland. Y respecto a Fuel Fandango creo que fue un conciertazo, hacía mucho que no me sorprendía así un grupo español.

    Gracias por pasarte y comentar!

    ResponderEliminar
  3. Festival de cierre de temporada?????
    y el nuevo Rock in the way en Santiago?, y el Reperkusion en Allariz??? este último, si es el de cierre!

    ResponderEliminar

Gracias por tu comentario.