Publicidad

28 de julio de 2011

Cultura Quente 2011 (sábado)

Hasta pocas horas antes de que comenzasen de nuevo los conciertos el sábado, todavía no sabíamos si Micah P. Hinson iba a ser sustituido. A través de las redes sociales nos enteramos de que la organización había optado por alargar la duración de algunos conciertos y así completar los horarios.
La jornada daba comienzo con Yani Como, aunque nosotros aparecimos directamente para el concierto de Los Salvajes.

Los Salvajes son una leyenda viva del rock español. A sus ... muchos años, siguen conservando toda la fuerza y energía del primer día sobre el escenario. Aunque son muchas sus canciones propias, no cabe duda de que algunos de sus temas más populares y que hicieron las delicias del público fueron las versiones en español de "Paint It Black" de The Rolling Stones ("Todo Negro") o de "Reach Out (I'll Be There)" de Four Tops ("Es Mejor Dejarlo Como Está"). Durante algo más de una hora lo dieron todo sobre el escenario como si tuviesen 20 años. Dieron un gran concierto y se ganaron los aplausos del público con su música y su desparpajo.

La noche caía sobre Caldas de Reis mientras esperábamos la salida de David Fonseca al escenario. El portugués no quiso renunciar a toda la escenografía que despliega sobre el escenario en esta gira de "Between Waves" (2009), su último trabajo, así que allí estaban las pantallas de bombillas y la cabina de teléfonos presente. Mientras sonaba el "I Want to Break Free" de Queen, Fonseca hacía su entrada en la cabina de teléfonos para cantarla y poco después salir y agarrar la guitarra para empezar con "Walk Away When You're Winning". La energía arrrolladora de David Fonseca y su banda contagió a todo el mundo al grito de "¡Boa Noite Caldas de Reis!" y el público se rindió a sus pies. Él nos enseñaba cómo hacer el uoh-oh-oh-oh-oh-oh-oh de "Owner of Her Heart" y todos le seguíamos. Con "Kiss Me Oh Kiss Me", una de sus canciones más populares, se ganó a los más excépticos. También volvió a hacer uso de la cabina telefónica para cantar el "Everybody's Gotta Learn Sometimes" de The Korgis antes de entonar "A Cry 4 Love", de su último disco.

Cayeron algunas canciones más de "Between Waves" como "(Morning Tide) I Just Can't Remember" o "Stop 4 a Minute". Volvió a emocionarnos, además, con los silbidos de "Superstars" y comenzó a tramar un final espectacular. Primero, versionando "Video Killed the Radio Star" de The Buggles, en la que se le unió todo el público cantando, y dando paso luego a "The 80's", tras la cual Fonseca dejaba el escenario para prepararse para el final.
Mientras la banda tocaba el "Sabotage" de Beastie Boys, David Fonseca salía a escena vestido de boxeador y levantaba un vinilo diciendo "Tonight I Am Your Dj". Entonces comenzaba a sonar "This Raging Light", con todos los presentes botando y bailando. Para el final quedaba "Silent Void", que cerraba un concierto magnífico del portugués. Si a su llegada tenía 100 fans estoy seguro de que después eran al menos 1000. Fue uno de los mejores conciertos de todo el festival y quedará en la memoria de todos los que allí estuvimos.

The Jim Jones Revue aportaron una buena dosis de rock 'n roll clásico que recordaba mucho a la música de gente como Jerry Lee Lewis o Little Richard. Tuvieron buena acogida entre el público, aunque un servidor decidiera retirarse cuando llevaban 3 ó 4 canciones para reponer fuerzas de cara al esperado concierto de OK Go.

Una voz grave sonaba desde el escenario pidiendo al público que gritase cada vez más fuerte para que salieran los OK Go. Todos trajeados de azul, rojo, amarillo y verde (como el parchís, vaya), los norteamericanos salieron caminando y saludando. De pronto arrancaron con "Do What You Want" y comenzó a llover confeti de ambos lados del escenario. Salieron a ganar desde el primer momento y no pudimos dejar de bailar con "White Knuckles" o las archiconocidas "A Million Ways" y "Here It Goes Again". Sobre la pantalla que tenían al fondo se proyectaban imágenes (no las de sus videoclips) y lo que recogían las cámaras que habían colocado en el escenario, una de ellas en el micrófono del cantante, Damian Kulash.

Pero sin duda uno de los momentos más impresionantes de su concierto fue cuando sacaron una mesa llena de campanas sobre el escenario para tocar "Return". Nos dejaron a todos boquiabiertos con su interpretación, pese a que por momentos la gente no supiese guardar el silencio necesario para escucharles. Y no dejaron de sorprendernos. Poco después, Damian Kulash se bajaba con su guitarra y con el micrófono para interpretar entre el público la preciosa "Last Leaf".

Uno tras otro, los OK Go nos iban regalando momentos maravillosos. Y es que canciones como "A Good Idea at the Time" o "Invincible" ganan muchísimo en su directo. Claro que también influye el carisma de su líder, Kulash, que se preguntaba "¿Por qué las chicas españolas son tan calientes? Yo creo que habéis hecho un trato con el diablo e iréis directas al infierno..." No cabe duda de que supo ganarse también al sector femenino.
La recta final comenzaba a vislumbrarse ya y sonaron "I Want You So Bad I Can't Breathe" y "Skycrapers" antes del gran final.

Damian Kulash se dirigió al público de nuevo para hacernos ensayar el Let It Go This Too Shall Pass... de cara al último tema que sonaría. "This Too Shall Pass" cerraba un concierto sublime entre una lluvia de confeti y con Kulash subido a las vallas delante del público. Dieron, sin duda, uno de los mejores conciertos de todo el festival (si no el mejor) ya no solo en esta edición, sino en toda la historia del Cultura Quente. Demostraron valer cada céntimo del que les costaría a la organización traerles y esperemos que vuelvan.

Delorean venían a continuar la fiesta. Su música nos puso a bailar desde el primer momento con canciones como "Stay Close" o "Real Love", de su último disco, "Subiza" (2010). También son unos habituales de los festivales no sólo gallegos, sino nacionales. Lo único que se les puede achacar es que a veces alarguen demasiado sus canciones en directo, pero aún así, su calidad es innegable. Sí es cierto que canciones como "Deli" o "Seasun", de su EP "Ayrton Senna", a mí me parecen bastante mejores que las de su álbum "Subiza", y son de las más celebradas por el público. Dan mucho juego como fin de fiesta en cualquier festival, aunque aún no sabíamos que el verdadero fin de fiesta estaba por llegar.

Fue más la curiosidad que otra cosa lo que me hizo quedarme a ver que hacían los islandeses FM Belfast, pero la liaron bien. Desde el primer momento se entregaron a una fiesta electropop con el público. Sin apenas darnos cuenta, todos estábamos bailando y botando como por arte de magia. Su desparpajo sobre el escenario y sus curiosas versiones de canciones como "Pump Up the Jam" o "Killing In the Name", de Rage Against the Machine, nos sorprendieron y contagiaron a todos, así como sus temas de composición propia. Pero sin duda el gran final llegó con su hit "Underwear", en el que todos sus componentes masculinos se quitaron los pantalones haciendo honor al título de la canción y comenzaron a correr sobre el escenario.

No era fácil tocar a las 4 de la mañana y poner a todo el público de su parte, pero hubo química y lo consiguieron. Un cierre de festival espectacular antes de la llegada de los dj's, a los que no vimos porque no dábamos ya más de sí.

Puede que este año el Cultura Quente haya atraído a menos gente al convertirse en un festival de pago, eso es innegable. Pero lo que tampoco se puede negar es que esta ha sido una de las mejores ediciones con un cartel genial y varios conciertos memorables que se convertirán en historia del festival. Sólo podemos esperar que se mantenga este buen nivel y que el Cultura Quente siga ahí por muchos años.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario.