Publicidad

21 de junio de 2011

Sónar Barcelona (17-06-11)

Cut Copy. Fotografía de Toni Rosado (scannerfm)

Cada junio regresa, y yo como agua de mayo espero con ansia su llegada. Habrá muchos festivales, pero para mí el
Sónar es el mejor festival del territorio nacional, con diferencia. Como un loco y con ansias de bailar, llegué al Sónar noche el viernes 17, antes de que apenas hubiese público. Después de darme una vuelta por todo el recinto y ver la ubicación y distancias que había entre escenario y escenario, me fui corriendo al escenario SonarClub para ver la primera actuación que tenía programada en mi lista. Cyclo, el proyecto que firman en conjunto Alva Noto y Ryoji Ikeda, me había generado un montón de altas expectativas, que al final no se dieron por saciadas. De las cuatro veces que he podido ver a Alva Noto esta ha sido sin duda la que menos me ha sorprendido, aunque la mezcla de estilos era excelente con un sonido digno de ellos. Fue una pena que los audiovisuales no funcionasen muy bien, quedándose todo en una actuación un poco fría. Con el final de Cyclo en un visto y no visto, aparecieron por el mismo escenario los británicos The Human League, un poco mamarrachos, cuyas cantantes femeninas parecían artistas de orquesta de pueblo. Sus bailes a lo Azúcar Moreno, su parecido el de una de ellas a María Graciela del dúo Pimpinela, y el de la otra a María de los Ángeles del grupo Camela, sumado a los intentos de Philip Oakey por parecerse cutremente a Neil Tennant de los Pet Shop Boys, me hizo cuestionarme el supuesto papel tan importante que tiene este grupo en el mundo de la música. La gente bailó muy poco con sus nuevos temas, porque todos estaban deseosos de los grandes hits, o en su caso el gran hit, "Don't You Want Me", el cual yo no pude escuchar por encontrarse en el escenario de al lado uno de los grupos que más ganas tenía de ver. Espero que el Sónar en este intento de rescatar a viejas glorias de los 80, año tras año, se marquen un New Order o un Depeche Mode el año que viene. Triste por quedarme sin mi "Don't You Want Me", pero habiendo ya calentado un poco, me fui directo al SonarLab, donde sólo quedaban dos minutos para que empezasen Cut Copy. Los australianos no me decepcionaron ni un segundo, nunca pensé que fuesen a sonar tan bien, un directo más que entretenido y lleno de chispa donde temas como "Lights and Music" o "Hearts On Fire" sonaron como si fuesen grandes clásicos de la historia de la música, con un Dan Whitford entregadísimo a su público. Conmigo acertaron de lleno, lo mejorcito del festival, lástima por la gente que tenía detrás de mí, un metro noventa y cinco saltando no da muchas posibilidades de visibilidad a los que se encuentren detrás.

M.I.A. Fotografía de Toni Rosado (scannerfm)

Finalizado el concierto de los australianos me volví al SonarClub para ver a la intrépida M.I.A., como ya había tenido la posibilidad de disfrutar de su directo en La Riviera, sólo me iba a quedar media hora, hasta la siguiente actuación que tenía ganas de ver, pero con M.I.A. llegaron los problemas. En un festival donde las actuaciones se limitan a una hora, y donde hay posibilidad de cuatro escenarios diferentes, que un artista tarde media hora en llegar es pecado capital, tenga quien tenga la culpa. Indignado me fui, aunque sí pude disfrutar de una sesión increíble a manos del DJ Munchi (este tío es un puto máquina) que supo extender muy bien su sesión, dados los problemas que pudiese tener nuestra chica de origen Tamil. Indignado pero preparado y en primera fila del SonarPub, vi llegar con una puntualidad mucho más digna al rapero Dizzee Rascal, el colaborador de Shakira en la versión inglesa de "Loca". Salió al escenario con un corista y un mc, tengo que decir que eso me supuso una problemática. Por racista que pueda parecer mi comentario, entre tanto negro de cuerpos similares, estuve dudando hasta bien entrada la primera canción, quien coño era Dizzee Rascal de los tres, al final era el más negro. Entre sus dos primeras canciones sonaron los hits "Holiday" y "Dirtee Disco", pero no aguanté más de cinco canciones, el directo era bastante simplón y aunque eran muy buenos, me estaban entrando ganas de volver al SonarClub para ver a M.I.A. Regresé y aquello estaba a reventar, entre hueco y hueco me fui colando hasta llegar a un sitio medio digno, donde pude ver a una rubísima M.I.A. estilo Lady Gaga. Hizo un directo arrasador donde las grandes ausentes fueron "xxxO" y "Jimmy", aunque por supuesto sonaron "Paper Planes", coreado por todos los asistentes y una invitación de la propia M.I.A. hacia el público para subirse al escenario a cantar todos juntos dos temas, entre ellos el radical "Born Free". Aunque muchos no lo soportan, el directo de M.I.A. fue genial para mi gusto. Su música no es fácil y para nada es un producto de masas. Se puede entender que haya gente que no sea capaz de conectar con su música, pero la tía es muy buena. Con la finalización del concierto me fui directo a llenarme bien de carbohidratos. Como todavía quedaba tiempo hasta Die Antwoord, me paré a ver el concierto de la británica Katy B, (una pausa demasiado extensa la que realice y de la que me arrepentiré siempre). Cuando llegue, justo estaba sonando su tema "Broken Record". Con unas curvas de escándalo, su directo me aburría un poco. Aguanté cuatro canciones y tranquilamente me fui al SonarPub para ver a Die Antwoord, accediendo de casualidad a los últimos veinte minutos del directo de Steve Aoki. ¿Quién es este hombre? Pues un DJ, promotor, productor, etc, cuya “sesión de dj” o “esquizofrénico directo” me dejó en shock. Este ha sido mi gran descubrimiento del Sónar 2011. Al minuto de escucharle me puse a dar botes como un idiota, y quién se puede resistir a su tema "Misfits", mezcla de tecno y hardcore cantando en directo mientras dejaba la mesa de mezclas sola. Eso sí es ser un auténtico showman, no me podía creer que esta actuación me la estuviese perdiendo por ver las curvas de la otra, casi me tiré de los pelos.

Die Antwoord. Fotografía de Toni Rosado (scannerfm)

Finalizada la locura de Steve Aoki empezó el show de Die Antwoord. Con una entrada homenaje a su desaparecido amigo e imagen del grupo Leon Botha, realizaron un directo digno del humor incómodo que tanto caracteriza a este trío de surafricanos. Con un dj vestido de ninja abrieron su directo con "Enter The Ninja", dando paso a todos los
hits que se celebran en su único disco hasta la fecha, "$O$" (2010), donde temas como "Wat KyK Jy?" fue el más bailado y "Beat Boy" el más cantado. Acabado el concierto de Die Antwoord, me fui a por un zumo de naranja natural para recargarme de vitaminas y poder darle fuego a mis zapatillas con los djs que más ganas tenía: una sesión de Boys Noize, que engancharía con la de James Murphy (LCD Soundsystem) y Tiga. Mi gozo en un pozo, mientras esperaba con ganas el final de la sesión del Dj Djedtronic, observo que quien pincha no era él, sino el mismísimo Aphex Twin, el cual se me había olvidado por completo, ¡¡¡PECADO CAPITAL!!! Pues con el final de éste, empezó Dj Djedtronic, siendo ya las 4:45 de la mañana me dio un triste bajón pensando que no podía aguantar una hora entera más de pie, para poder ver a los otros tres. ¡¡¡Al final la culpa de todo la tuvo el retraso de M.I.A.!!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario.