Publicidad

9 de mayo de 2011

Festival do Norte 2011 (viernes)

10 ediciones eran las que cumplía el Festival do Norte en Vilagarcía de Arousa, desde aquel año 2000 en el que se estrenaran con muchas ganas y un buen cartel indie que incluía a Los Planetas, Fangoria o Chucho, entre otros. El cartel de este año contenía un buen puñado de destacados artistas nacionales e internacionales que iban a hacer las delicias de los asistentes al festival.

Lo malo que tiene empezar un festival a las 5 de la tarde un viernes es un error de cajón: la gente trabaja. Aunque exista esa visión del festivalero bohemio, el común de los mortales a esas horas está currando, contando los minutos que faltan para salir en libertad. Por ello los grupos que suelen abrir los festivales se enfrentan a un doble reto: uno el de que no resultan todavía demasiado populares, y el otro el de al menos entretener a los pocos presentes sin resultar aburridos.
A eso de las 5 y media llegaba al festival, donde Srasrsra ya estaban acabando su actuación. Apenas unos minutos fueron los que escuché, poco para hacer una valoración, pero suficiente para comprobar que no eran mi estilo.
Los siguientes en salir a escena fueron los vizcaínos McEnroe. Con un par de discos en el mercado y amparados por Subterfuge, su directo fue correcto pero no levantó pasiones. Claro que su música no era la más apropiada para un concierto a las 6 de la tarde pero, ¿cuál lo es?
Quien más y quien menos iba aprovechando para darse una vuelta por el recinto y tomarse algo. La nueva distribución, con una carpa grande y otra pequeña, y los puestos en el interior de Fexdega, demostraría durante el segundo día ser la decisión más acertada.

Además de ser un grupo cada vez más pujante en la escena indie nacional, Nadadora tenían la "suerte" de tocar a eso de las 7, cuando la mayor parte de la gente llegaba al recinto. Los gallegos jugaban en casa y gozaron del favor del público desde el primer momento. Venían a presentar ya su tercer disco, "Luz, Oscuridad, Luz", con el que han conseguido buenas críticas y una mayor repercusión de su música. Sonaron, entre otras, "Siempre" o "Una Nueva Vida", entre las más destacadas de su último trabajo, y sorprendieron con la incorporación en algún tema de Las Trompetas de la Muerte, aprovechando su presencia en el festival con Delafé y las Flores Azules. Su concierto merecía un mejor horario y el escenario Novacaixagalicia se les quedó pequeño, pero dejaron muy buen sabor de boca entre el respetable.

Lo de Joe Crepúsculo no admite medias tintas. O te gusta o no. Y si te gusta, bienvenido a la verbena. Porque lo que Joe quiere es hacerte bailar. Olvídate de la perfección musical y la afinación. Entre su repertorio no faltaron "Escuela de Zebras" en forma de cumbia (con esos sonidos midi tan ochenteros), "El Cráneo", o una versión un poco distinta de su mejor canción (en opinión de un servidor), "Suena Brillante". No será un gran talento musical, pero consiguió divertirnos y hacernos bailar un rato.

Llegaba el turno del escenario grande Estrella Galicia y el de uno de los grupos que más ganas tenía de ver, Ellos. Con puntualidad británica y con Guille Mostaza luciendo camiseta de Supertramp, Ellos salieron a demostrar que tienen uno de los mejores directos de este país. Arrancaron con "Lo Nuestro", de su nuevo disco "Cardiopatía Severa", presente en muchas de las listas de los mejores discos nacionales de 2010. De este último trabajo también cayó "Justicia Cósmica", aunque pronto llegaron los clásicos del grupo. Si ya el público saltaba con sus nuevas canciones, cuando llegaron "En Tu Lista" y una versión acelerada de "Campeón", la gente comenzó a bailar y corear aquello de ...sé que me necesitas/ aún me tienes puesto en la lista...

Una de las mejores canciones de "Cardiopatía Severa" es "Mientes", a dúo con Jota de Los Planetas. Aprovechando su presencia como dj's en el festival, Guille pretendía cantar con Jota, pero el líder de Los Planetas todavía no había llegado. Aún así, "Mientes" es un temazo que engancharon con su clásico "Diferentes" y " Lo Dejas o Lo Tomas" como fin de fiesta, con todos los presentes coreando bajo la carpa ...Siempre he deseado tenerte a mi lado... Uno de los mejores directos de esta edición del festival, sin duda alguna.

A Chapel Club no les conocía en absoluto, pero lo cierto es que sonaron muy bien. Eso sí, colocarles entre Ellos y Delafé y las Flores Azules era un error. Totalmente descolocados, hubiesen dado más juego antes de Peter Hook el sábado, por ejemplo. Con un disco en el mercado, "Palace", los británicos dieron un buen concierto y trataron de conectar con un público que no les conocía especialmente en su mayoría.
Eran ya cerca de las 11 de la noche y tocaba repostar. Parada técnica para bocata y refrigerio fuera del recinto para recuperar fuerzas.

Cuando volvimos al recinto, Delafé y las Flores Azules ya la estaban liando parda. Aunque su nueva etapa sin Facto no me gusta demasiado, hay que reconocer que Oscar d'Aniello y Helena Miquel son animales de escenario. Se crecen y acaban haciendo bailar al más pintado. Se ganan al público en cada actuación y su directo desborda energía y alegría. Confetti, saltos y manos levantadas al ritmo de "Espíritu Santo", "Enero en la Playa" o "Poquito a Poco". Su directo fue tan aplaudido que fueron de los pocos que salieron a hacer bis (creo que el otro fue Peter Hook).

Pretender sonar como un cruce improbable entre The Gossip y Yeah Yeah Yeahs es tan ambicioso como poco exitoso. Sobre todo si intentas además copiar look, estilismos y gestos de Karen O, como le pasa a la líder de May 68. Y es que intentar copiar la personalidad de otro artista demuestra una clara falta de carácter en uno mismo. Apenas les conocíamos tampoco, pero aunque sonaban correctos no convencían a nadie. Menos mal que vendrían !!! a arreglar el entuerto.

Conocía algunos de sus discos, sobre todo "Myth Takes" (2007) y "Louden Up Now" (2004), pero me llevé una grata sorpresa con su directo. El líder de los !!! o Chk Chk Chk, Nic Offer, nos ganó a todos con sus bailes y poses, moviéndose como poseído por la música de su grupo. Ofrecieron un concierto espectacular, con Nic subiendo y bajando del escenario y paseándose entre el público. Sus bailes eran memorables, y todos tratamos de imitarle por momentos. Fue lo suficientemente amable como para ofrecerle compartir una canción a la líder de May 68 y resarcirse así de la tibia acogida de su concierto.

Entre otras joyas sonaron "Must Be the Moon", "Heart of Hearts", "Myth Takes" o la magistral "All My Heroes Are Weirdos". Nic conectaba con el público y se ponía todo lo que le arrojaban al escenario, entre otras cosas, una nariz de payaso que promocionaba el festival Rock & Clown. Fue divertido, bailable y sonaron de maravilla. Un concierto de lujo, vaya. El mejor de todo el festival.
Animados como estábamos con el ritmo en el cuerpo, nos animamos a ir a echar un ojo a la carpa de baile. Comenzaba a pinchar Iván Dj, de la sala Karma. Sin muchas sorpresas, sonaron The Rapture o el nuevo tema de Justice, "Civilization". No todas las canciones están a la altura de la anteriormente mencionada, pero pinchar justo después "Hard As a Rock" de AC/DC sin hacer transición sonora alguna debería estar prohibido. Además, resulta desagradable. Como encontrarse un pelo en un pezón, que diría Luis Piedrahíta.
Sin más, nos alejamos del recinto para descansar y coger fuerzas para la jornada del sábado.

Más fotos en nuestro flickr

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario.