Publicidad

16 de diciembre de 2010

Tony Lomba & Elio dos Santos, Sala Karma, Pontevedra, 11-12-10

En los últimos años los conciertos navideños de Tony Lomba & Elio dos Santos se han convertido en algo tan típico como el mazapán, el turrón o las peladillas. Además, siempre son garantía de diversión. A medio camino entre el humor, la performance y el concierto, sus shows siempre incluyen un amplio margen para la improvisación que hace cada espectáculo único e irrepetible, por mucho que la mayoría de las canciones sigan siendo las mismas. No han vuelto a publicar disco desde "Pareja de Hecho" (1998), pero siguen reuniéndose habitualmente al margen de sus proyectos en solitario para componer e incorporar nuevas canciones a su show.

Tony Lomba salía al escenario vistiendo camiseta repleta de tatuajes y sombrero vaquero para dar comienzo al espectáculo con "Hasme una Mamada", con la que suelen abrir sus shows. A ella le siguieron los habituales retratos irónicos de personajes populares españoles, "Bunbury" y "Alfredo Landa", coreadas por un público que ya las conocía sobradamente. El repertorio, en general, fue muy similar al que tocaron en el festival Cultura Quente de este año, así que pronto le tocó el turno a "Leticia Sabater", tema que fue interrumpido por el propio Lomba cuando estaba llegando al final de la canción diciendo "vamos a dejarlo, que no me gusta, que esta chica no se merece una canción nuestra". Pronto cayó el himno al zumo de cebada, "Viva la Cerveza Fría", que daría paso a un temazo de Tony & Elio.

Tony Lomba desaparecía del escenario dejando solo a Elio, que nos deleitaba con un villancico. Cuando volvía a aparecer lo hacía con chaqueta de traje blanca, pajarita y unas bragas que no dejaban mucho margen a la imaginación. Sentado en una banqueta entre el público, Tony cantaba "Sujeto y Predicado", ese gran hit con el que ganaremos algún día el festival de la OTI. También hubo tiempo para un himno a las sustancias ("Me La Meto Toda") y para cantar ese gran clásico del dúo en el que se ha convertido ya "Ese Amor de la Abuela" que acaba degenerando en "Ese Amor por Camela". Otra de las canciones más recientes que presentaron fue "Heridos", una balada en la línea de "Sujeto y Predicado".
Lomba seguía demostrando que es un showman total llegando a cantar de forma improvisada como si fuese Bob Dylan, emulando a los Scorpions o incluso atreviéndose con Camarón y saliendo airoso del fregao.

Pero sin duda uno de los momentos más esperados era el memorable número de "Bandera Bandera", una canción que ironiza sobre el lado más facha de la patria y la bandera españolas. Repitiendo el indescriptible atuendo que lucía en el Cultura Quente, Lomba salía a escena luciendo vestimenta tricolor. Coreada por todo el público, era el tema que presagiaba la cercana despedida. Para rematar la faena, la grandísima "Hoy Es un Día Especial" ponía el perfecto punto y final a algo más de una hora de espectáculo en el que disfrutamos como enanos. Y al fin y al cabo, eso es lo que se pide.

Podéis ver más fotos del concierto en nuestro Facebook

2 comentarios:

  1. Gracias pro ser consecuentes con la materia prima de lo que es no más que eso: Pasar un buen rato. Dos creativos.
    Tony Lomba

    ResponderEliminar
  2. Sois grandes y lo sabéis.
    Gracias por el comentario y que Viva la música ligera!!

    ResponderEliminar

Gracias por tu comentario.