Publicidad

9 de diciembre de 2010

M.I.A., La Riviera, Madrid, 06-12-10

Lo del concierto de M.I.A. sólo se puede describir con una palabra, BRUTAL. Así como llegó, arrasó.
La verdad es que sólo fui porque me habían conseguido una entrada, ya que no estaba dispuesto a pagar los 30 euros que costaba (aunque ahora lo entiendo). Menos mal que pude asistir, porque si no me hubiese perdido, sin dudarlo, uno de los mejores directos que he visto nunca. Eso sí es energía y espectáculo del bueno.
Después de estar calentando bien los motores con el dj que iniciaba el directo, M.I.A. apareció, con un tamaño tipo Kylie Minogue, y con dos chicos acompañándola con sus bailes. Desprendió una potencia en el escenario digna de la mejor de las Divas.
Si te gustan los directos de gente como Dizzee Rascal o Justice, M.I.A. es de las tuyas. Desde un atril lleno de micrófonos, la rapera británica de descendencia Tamil cantó parte de su repertorio más activista y político, aunque también tuvo momentos para acercarse al público, lanzarse a él para saludarle, aproximarles el micrófono para que cantasen con ella sus canciones y para que la manteasen hasta el fondo de la Riviera, donde continuó parte del concierto encima de la barra, cantando allí dos canciones, mientras le daba la mano al personal que allí se arrimaba.
Entre el hardcore, el tecno, el minimal y unos audiovisuales perfectamente diseñados para entrar en el mejor de los trances, lucieron todos los temas que componen gran parte de sus dos últimos discos, Kala (2007) y /\/\/\Y/\ (2010). "Boyz", "Bamboo Banga" y "Paper Planes" (ambos de su penúltimo disco) fueron las grandes estrellas de la noche, provocando a la gente un éxtasis que sólo incitaban más ganas de no parar de bailar toda la noche. Hubo también espacio para sus temas menos accesibles y que componen su tercer disco como "Teqkilla" o "The Message", aunque en ningún momento hubo espacio para el aburrimiento, de hecho esos temas quedaron redondos en el directo.
Para mí uno de los momentos más memorables fue cuando empezó a sonar "Born Free", (la canción cuyo videoclip fue censurado por YouTube por su violencia explícita y que mejor expresa lo que es M.I.A.). Aunque el propio vídeo hizo bastante sombra al tema en su momento, tengo que decir que me parece un tema absolutamente explosivo, y así fue como dejó constancia en la sala, donde fue recibido con el mayor y más absoluto desquicie de los allí presentes.
Como no todo puede ser perfecto, me quedé con ganas de escuchar dos de sus temas más conocidos, "Jimmy" y "XXXO", siendo ambos singles oficiales de los dos últimos discos de la genial artista, no comprendo como no acabó con ellos el concierto, hubiese sido sin duda alguna la perfecta traca final para un concierto casi perfecto.




No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario.