Publicidad

3 de noviembre de 2010

I Blame Coco - The Constant (2010)

Lo primero que uno piensa cuando sabe quien es la persona que se esconde tras el nombre de I Blame Coco es "ok, vale, está ahí porque es la hija de Sting". Pero lo cierto es que "The Constant", el debut de Eliot Paulina Sumner (su verdadero nombre), no es un mal disco, aunque no llegue a ser brillante. Una larga espera desde la publicación de su primer single, nada menos que "Caesar", un dueto con la estrella de la electrónica Robyn, no ha hecho más que contribuir a que su disco fuese de los más esperados, tanto por los curiosos como por los que estaban listos para morderla por ser quien es. En realidad el disco no se publicará hasta el próximo 8 de noviembre, aunque sí que ya lo ha hecho en Suecia y se puede escuchar a través de Spotify.
No es casualidad la colaboración con Robyn ni el parecido con su música, no en vano detrás del proyecto está el productor Klas Ahlund, compositor y productor de la artista sueca. Pero aquí Ahlund sólo coescribe 4 de las 13 canciones que componen "The Constant", entre ellas los singles "Selfmachine" y el anteriormente mencionado "Caesar".
"The Constant" no es uno de los discos del año, ni creo que pretenda serlo. Recoge múltiples influencias musicales, desde las heredadas obviamente por la música de su padre ("No Smile" podría ser perfectamente cantada por Sting), lo cual no es en absoluto algo malo, ya que la canción es de las mejores del disco, hasta canciones que aspiran a ser himnos en las pistas de baile ("Caesar"), aunque en ella se enfrente a Robyn y salga perdiendo. Probablemente no tenga una voz demasiado destacable, sino más bien todo lo contrario. I Blame Coco tiene una voz bastante masculina, un poco como de camionero, lo cual no suele ser habitual dentro de la música de baile, sino que es más propia de un grupo de rock. Y es que, por mucho que se revistan de electrónica, canciones como "Please Rewind" o "Turn Your Back On Love" son pretendidamente rockeras.
Y es que de lo que más peca "The Constant" es de querer abarcar muchos estilos sin acabar de destacar en ninguno. En "Party Bag" intenta parecerse al "Human" de The Killers, mientras que en "In Spirit Golden" suena un poco a The Sounds y la música de "Turn Your Back On Love" recuerda mucho al "Jump" de Van Halen, y por ende, nos remite a la música de los 80. Respecto a las letras, debemos tener en cuenta que I Blame Coco tiene tan sólo 20 años (apenas tenía un año cuando se publicó el "Nevermind" de Nirvana) y, por poner un ejemplo, "No Smile" fue escrita cuando tenía sólo 15. Pero en las canciones podemos encontrar desde el miedo a la alienación ("Selfmachine"), a las promesas adolescentes de amor eterno ("No Smile") o el desenfreno nocturno ("Party Bag"), pasando por alguna que otra llamada a la revolución juvenil ("Caesar"). Para olvidar es la versión que ha hecho del "Only Love Can Break Your Heart" de Neil Young, pero pensemos que son pecados de juventud.
Tiene las cosas poco claras todavía y no va para estrella del pop, pero al menos "The Constant" es un disco que entretiene y, por momentos, consigue hacernos bailar y corear estribillos.

Calificación: 6'5/10

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario.