Publicidad

20 de noviembre de 2010

El Guincho - Pop Negro (2010). Viaje a un mundo mejor

NOTA: ayer recibí un e-mail con una notificación de Blogger sobre este post. Supuestamente y según los términos del DMCA (Digital Millenium Copyright Act), dicha entrada infringía derechos de copyright en algún punto sin concretar. Para mear y no echar gota, vaya. Más que nada, el asunto me fastidia no sólo porque en este blog JAMÁS se han enlazado descargas piratas (todos conocemos montones de blog de ese tipo), sino también porque es un post que ha escrito un colaborador y amigo. Así que, de nuevo, publico el post con la esperanza de que el hecho no vuelva a repetirse. Y si se repite, volveremos a publicarlo. Mañana, pasado y las veces que hagan falta.

La primera vez que escuché a El Guincho fue de casualidad en un concierto que éste realizaba junto a The Pinker Tones. Cuando apareció con su look de chico desgarbado, un poco tiradillo, y empezó a tocar su característica música que componía su primer disco Alegranza (2007), me quedé absolutamente en un leve estado de shock en el que no pude parar de dar brincos, me pareció sin duda uno de los directos más raros que había visto nunca, me encantaba.
Hasta ese día nunca me paré a escuchar un disco suyo, pero un día, gracias a la radio pude oír el tema que abre su nuevo disco Pop Negro, Bombay, en ese momento no pude esperar, tuve que encender el Spotify. Lo que sentí sólo lo puedo describir como la primera vez que escuche Cerca de Shibuya de La Casa Azul, un mundo de "nuevos sonidos" se incrustaban dentro de mi cabeza, y a cada tema que sonaba del disco más me gustaba, no pude resistirme a él.
Nueve canciones que te llevan a un universo especial y muy personal, sólo puedo decir que desde que llegó a mi vida, andar por la calle con el iPod se ha convertido en el mayor viaje que haya realizado nunca. Sonido tropical con ritmos africanos que te llevan a otro mundo, y cuando hablo de ritmos africanos no me refiero para nada al sonido africano del nuevo disco de Dover, sino a gente como Salif Keita y Konono nº1.
Aunque el disco tenga nueve canciones, no se me hace corto en ningún momento, de hecho creo que es un acierto que se quedase en ese número, porque a lo mejor más canciones hubiese sido un empacho.
Entrando con los temas sólo puedo decir que todos son un nido de sonidos que te impulsan al mejor de los bailes: Bombay, Soca del Eclipse, FM Tan Sexy, Danza Invito, este último solamente comparable al gran hit Ritmo de la Noche de MYSTIC, son imposibles de resistir, incluso sentado delante del ordenador me tengo que mover, la música empieza a poseer todo mi cuerpo hasta el final.
También hay temas como Lycra Mistral, perfecto para dedicártelo a ti mismo en una de tus tardes más melancólicas, perfecto también para bailar acompañado con un nuevo romance. Porque entre sus letras hay para todos los gustos y para toda clase de momentos, pero sin duda los que destacan son los melancólicos, momentos en los que te encuentras un poco ansioso, con ganas de cambio, mirando al futuro con desafío y optimismo.
Es de agradecer que dentro del gran universo indie y de pop/rock que reside en nuestro país haya gente que trabaje realizando un proyecto de lo más alternativo y de tan excelente calidad, su gran éxito internacional lo corrobora. Disco aconsejable para evadirte de la realidad que te rodea.

Escrito por I am David Crespo

1 comentario:

  1. A mí lo de "No te vayas a China que allí no tienen cortinas..." me parece la rima del año.

    ResponderEliminar

Gracias por tu comentario.