Publicidad

6 de julio de 2010

Tegan and Sara, Roundhouse, Londres, 24-06-10

Se hace raro asistir a un concierto fuera de la península. El público es distinto, los conciertos son muchísimo más temprano (y siempre puntuales) y los grupos suelen soltar unas parrafadas en inglés que uno desearía tener a Muzzy traduciéndole al lado. Por eso no dejaba de sorprenderme la larga cola de gente que esperaba desde hace horas a la entrada del Roundhouse para ver a Tegan and Sara. Bajo un sol de justicia, cientos de personas (en su mayoría público femenino) mataban el tiempo esperando a que llegasen las 7 de la tarde y se abriesen las puertas del Roundhouse.
El Roundhouse es una sala de conciertos muy mítica en Londres. Por su escenario han pasado leyendas como The Doors, The Rolling Stones, David Bowie, Jimi Hendrix, Pink Floyd, Led Zeppelin o The Clash, entre otros. El problema es que el interior del recinto no ha evolucionado con los tiempos. Una sala circular con desnivel cero, columnas alrededor y una pequeña zona de gradas de visibilidad cuestionable es algo impensable en los tiempos que corren. Así, sólo quedaba rezar para que ningún Gasol se nos pusiese delante.

La encargada de dar inicio a la velada era la neoyorquina Hesta Prynn. Acaba de publicar su EP de debut, "Can We Go Wrong", y los halagos de gente de grupos como Slipknot o las propias Tegan and Sara le han dado cierta popularidad en la escena underground neoyorquina. Sin ser la quinta maravilla (a veces recordaba a Poe - ¿os acordáis de Poe? - y otras lo intentaba con M.I.A.), su concierto sirvió para hacernos entrar en materia y divertir al personal. Además, sobre el escenario desplegó todo su abanico de gestos y poses molonas.

Con puntualidad británica, a las nueve de la noche salían a escena las canadienses Tegan and Sara. Empezaron el concierto con una de sus canciones más conocidas, "Back In Your Head", que interpretaron en clave acústica con guitarra y xilófono. Tras agradecer la asistencia a todo el público presente que llenaba la sala y agradecernos sobre todo que no estuviésemos en Glastonbury (el festival se celebraba esos días, y ellas tocarían allí al día siguiente), toda la banda se subió al escenario para tocar "The Ocean", una de las mejores canciones, en mi opinión, de su último trabajo, "Sainthood". Como decía antes, las circunstancias de la sala no son las más adecuadas para una buena visibilidad y, para más inri, el escenario está muy poco elevado del suelo, por eso muchos y muchas apenas pudieron verles el pelo. Empezaron tocando, sobre todo, temas del nuevo disco. Sonaron, entre otras, "On Directing", "The Cure" o "Alligator", de la que esperaba hiciesen la coreografía del videoclip en el escenario, pero no fue así.

Entre canción y canción, de vez en cuando alguna de las dos soltaba una larga parrafada, pero la que se llevó la palma fue la que soltó Sara (perdonadme si me equivoco, en las fotos es la que lleva sombrero) sobre una chica de la que se había enamorado y la cosa no salió bien. Que me parece muy bien, pero una cosa es un concierto y otra un monólogo, ¿no? Pronto tocó recordar el pasado y sonaron "Where Does the Good Go" (que se hizo popular al formar parte de la banda sonora de la serie "Anatomía de Grey"), "You Wouldn't Like Me", "Hop a Plane", "Walking with a Ghost" o "Like O, Like H". El público británico se mostraba animado en la medida de lo posible (menear la cabeza es gesto de entusiasmo, bailar una utopía) y las gemelas se mostraban muy agradecidas. Poco a poco el concierto iba llegando a su fin, y "Hell", "Nineteen" y "The Con" servían para cerrar la primera parte del evento.

Tegan and Sara volvían a subirse al escenario pocos minutos después para empezar un bis muy tranquilito con "Dark Come Soon" y una versión muchísimo menos divertida de "Feel It In My Bones", la canción que grabaron con Tiësto. "Living Room", uno de sus primeros singles, ponía punto y final a un concierto que estuvo bien, pero al que le faltó chispa. No me extraña que los grupos flipen con el público español.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario.