Publicidad

9 de julio de 2010

Standstill "Rooom", Teatro Caixanova, Vigo, 08-07-10

A estas alturas, está muy claro que Standstill no son una banda al uso. Los catalanes vienen demostrando que cada vez se exigen más a ellos mismos y, lo que es más importante, siguen superándose una y otra vez. Su último trabajo, el triple EP "Adelante Bonaparte" ha sido aclamado por crítica y público. Pero ellos han querido ir más allá y han creado "Rooom", un espectáculo audiovisual en el que interpretan uno a uno todos los temas de "Adelante Bonaparte".
De la mano del Vigo Transforma, Standstill llegaban al Teatro Caixanova de Vigo para representar por segunda vez "Rooom", espectáculo que estrenaron en la última edición del Primavera Sound.
"Gracias por invitarnos de nuevo a vuestra casa. Ahora os invitamos a la nuestra. Esto es "Rooom". Así era como Enric Montefusco presentaba lo que estábamos a punto de presenciar. Resulta extraño y, al mismo tiempo, maravilloso comprobar como las imágenes que uno se crea en su mente cuando escucha el disco son en ocasiones muy similares a las que se imaginan sus propios creadores, pero a menudo incluso muchísimo mejores. Con "Todos de Pie (Prefacio)" comenzaba el primer EP, "Algunos Recuerdos Significativos de B.", que comprende la muerte del padre de B. y hace repaso de su vida e infancia. Así, resultan especialmente emocionantes temas como "Hombre Araña" o "La Familia Inventada", acompañadas de esas imágenes familiares grabadas en Super-8 (he de confesar que derramé una lagrimilla cuando sonaba ay, niña, que nos vaya bien...).

Con el apoyo de las imágenes, las canciones se crecen hasta el infinito. "Cosquillas No (Esta Niña Me Gusta)" nos va llevando de viaje poco a poco, e incluso llegamos a despegar en un avión junto a Standstill, contemplando el cielo azul. Aterrizamos y seguimos nuestro viaje por tierra con "Vida Normal", todo un compendio de "found footage" sobre los tópicos de la familia feliz. "B. Observa los Fuegos Artificiales" y "Madre Ternura" preparan el terreno para culminar la primera parte del espectáculo con la maravillosa "Adelante Bonaparte (I)", que aquí suena sin apoyo orquestral, más sincera y directa, pero sin renunciar a las emociones.

Segundo acto. "B. Pasa de Querer Comerse el Mundo a Esconderse en una Pequeña Parcela" arranca con "Adelante Bonaparte (II)", una versión más acelerada y rabiosa del tema que cierra el primer EP. Poco a poco nos introducimos en la habitación de Standstill, quizás la parte más elaborada e impresionante del espectáculo. Canciones que hablan sobre el dolor, el sufrimiento y la culpa. "Cobarde Pecador" da paso a "El Resplandor", una de las canciones más emocionantes del disco, que pasa de provocar risa (... otro desengaño más y me voy a pasar al new age/ y a tomar por culo...) a la emoción más profunda con ese ...vuelve, vuelve, vuelve, vuelve, vuelve... que se torna cada vez más desesperado y las referencias a la película protagonizada por Nicholson (... has llamado a la casa del Resplandor/ ahora estoy durmiendo con un hacha en el pecho...).
Los recursos visuales de la habitación (trampantojos, fotos colgadas, personajes superpuestos...) no dejan de maravillar a cada instante. "La Hora del Acuario" va poniendo los sentimientos de punta de nuevo (
...venid aquí, que aquí se está bien...) para dejar paso a "Moriréis Todos los Jóvenes" y "Sálveme Quien Pueda", que forman un último grito desesperado de quien se ve atrapado y superado por el dolor y la tristeza.

"Cuando Ella Toca el Piano" da cuenta de que empieza la tercera y última parte del show, "El Corazón de B. Despierta". Más alla de la preciosa historia que cuenta la canción sobre la chica de la que se ha enamorado B., el tema es absolutamente maravilloso y nos sentamos junto al fuego para escucharlo. Le toca el turno a "Ayer Soñé Contigo", otra canción indescriptible y emocionante que pone los pelos de punta. "Hay que Parar" y "Elefante" nos acercan al final de la historia de B., que ha acabado encontrando el amor y puede seguir hacia delante.
Y llega el final. "Canción Sin Fin (Epílogo)" cierra la fábula circular con el nacimiento del hijo de B. Una emoción intensa invade el teatro y no podemos más que ponernos en pie para ovacionar a Standstill. Emocionados y agradecidos, la banda vuelve a salir a escena y Enric avisa de que en el espectáculo no hay bises. Lo sabemos. De todos modos ha sido maravilloso e irrepetible.

Puedes ver más fotos aquí

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario.