Publicidad

19 de julio de 2010

Cultura Quente (viernes)

Acudir al Cultura Quente un año sí y otro también es ya tradición. Porque siempre hay algún grupo interesante, porque es gratis y porque la Carballeira de Caldas es el escenario natural más bello de cuantos tenemos en Galicia. El viernes se presentaba con dos grandes grupos que tuvieron su época de esplendor en los 90, Ocean Colour Scene y Tricky. Intenté llegar para escuchar algo de Johnny Winter, pero la gran afluencia de público de este año (debida en parte gracias a que en esta ocasión no coincidía con el festival de Ortigueira ni con ningún otro) nos hizo tardar más de lo previsto en aparcar. Para cuando llegamos a la Carballeira ya se estaba preparando el escenario para los Ocean Colour Scene. Para demostrar que iban muy en serio y lo suyo no iba a ser un penoso revival, los británicos arrancaron con su archiconocida "The Riverboat Song", que puso en marcha a todo el público que ya abarrotaba la Carballeira. Demostraron que aunque hayan pasado los años, siguen dando guerra. Sonaron otros temas del disco con el que dieron la campanada en su día, "Moseley Shoals", entre ellas "The Circle". Hicieron disfrutar al público con su música, y "Profit in Peace", su himno pacifista, fue muy coreado y aplaudido entre los presentes. También hubo espacio para alguna canción de su último disco, "Saturday", que aunque no tuvieron tanto éxito como sus clásicos, tampoco fueron mal recibidas. Después de una hora de concierto, la banda ponía el punto y final con otros dos hits, "Hundred Mile High City", que se hizo muy popular al ser incluida en la banda sonora de "Lock & Stock", el film de Guy Ritchie, y "The Day We Caught the Train". Nos divirtieron y dejaron buen sabor de boca en un concierto que, sin llegar a ser memorable, fue lo mejor que vi el viernes.

Tricky (en la foto en uno de los contados momentos en que agarro el micrófono para "cantar") dio un espectáculo lamentable. La banda salió a escena interpretando una versión instrumental del "Sweet Dreams (Are Made of This)" de Eurythmics y sonaban realmente bien. Pero ya en la siguiente canción todo el peso recayó sobre la otra vocalista, ya que Tricky se limitó a quitarse la camiseta y golpearse el pecho con el micrófono. Iba tan ciego y se la soplaba todo tanto que pudo haber habido una catástrofe en el escenario. El grupo tocaba "Ace of Spades", el clásico de Motörhead, y a Tricky se le ocurrió empezar a subir gente al escenario. Peron no fueron uno, ni dos, ni tres, sino que acabaron subiéndose alrededor de 50 personas a las tablas, mientras el grupo hacía lo posible por seguir tocando. Tricky se dejaba fotografiar con sus seguidores mientras los más "entonados" hacían el garrulo.

La gente de la organización tuvo que intervenir para sacarlos a todos del escenario de forma ordenada (difícil tarea por la que merecen mención y aplauso) pero, oh sorpresa, Tricky se escabulló entre todos ellos. Minutos despúes, uno de los organizadores tuvo que "lanzarlo" literalmente al escenario como diciendo: Anda tira que nos estás dando la noche... Así que música más bien poca. Eso sí, le faltó tiempo para agradecer el trato de la organización: The organization of this festival is fuckin' stupid. Un par de "canciones" más y fin del bochornoso espectáculo. Es una pena porque seguro que fue uno de los artistas más caros del cartel y lo que hizo fue reírse de los organizadores y del público. Debería haber dejado de dar conciertos antes de mostrar esta imagen tan lamentable sobre el escenario. Mejor nos hubiese ido si viniese el monstruo de las galletas.

Los portugueses Cla, aunque en su país son toda una institución, no acabaron de convencerme. Llevan casi 20 años de carrera y un buen número de discos a sus espaldas, pero para mí gusto les faltaba chispa. Tocaron bien e hicieron una curiosa versión de "The Beautiful People" de Marilyn Manson, y no les faltaron seguidores en las primeras filas (la mayoría de ellos lusos, eso sí).

Dicen que era un secreto a voces, pero mi cabeza no llegó a asociar al Panda con la camiseta de Vetusta Morla con la presencia del grupo por sorpresa en el festival. Así que fue al día siguiente cuando me enteré de que los Vetusta tocaron por sorpresa despúes de Cla, cuando yo ya estaba de camino a casa. Para la próxima podían dejarlo un poco más claro (por muy sorpresa que sea, un papel pegado en los árboles con los horarios y la inclusión del grupo en el cartel no me hubiese sobrado).

Ir a la crónica del sábado



1 comentario:

  1. Tricky hizo lo mejor, con mucha diferencia, del Cultura Quente y también, sin tanta diferencia, lo peor (se lo guardo para el impresentable y poco gracioso Tony Lomba).
    Sin embargo, él es así. No se puede decir que se ríe de la gente cuando es precisamente el tipo de concierto chamánico que suele dar. No canta, acompaña voces a base de balbuceos, es el productor de todo aquello que se ve encima del escenario (y de mucho más, algunos de sus discos son obras de arte), se golpea el pecho con su micrófono, está sin camiseta. Lo lleva haciendo desde los 90. Atacarlo ahora es desconocimiento.
    Otro apunte, me lo encontré de sorpresa en la zona del público, a los pocos minutos de terminar su concierto, y estaba perfectamente, así que el comentario acerca de su colocón no es del todo acertado. Creí entenderle, con mi inglés de foro chungo, que fue un poco descontrolado el concierto y que se perdió por el camino. Le saqué una foto con mi primo, de mi pasó, y a ver a Vetusta Morla.
    Sobre gustos colores. A mi tampoco me gustó el tema del escenario, ni por él ni por la panda de garrulos que suelen subirse cuando pasan estas cosas a hacer el... bueno, a deshacer lo hecho, más bien.

    ResponderEliminar

Gracias por tu comentario.