Publicidad

2 de abril de 2010

Jónsi - Go (2010)

Jónsi no es un ser de este mundo. Digamos que, puestos a hacer comparaciones, Jónsi es lo más parecido a un Peter Pan de carne y hueso. Para establecer esta relación, tendríamos que considerar a Islandia el País de Nunca Jamás y sustituir a la pizpireta Wendy por un joven llamado Álex. Porque eso es lo que supone "Go", el debut en solitario del lider de Sigur Rós, un viaje a Nunca Jamás del que no queremos volver.
Con una alegría desbordante arranca "Go Do", (canta, muy alto/ haz que se te rompa la voz, cántalo/ grita/ provoca un terremoto... deberíamos saber siempre que podemos hacer cualquier cosa). Después de un principio así, es imposible toserle. Percusiones alucinantes que seguirán a lo largo del disco, instrumentos siempre sorprendentes y la voz de Jónsi como ese niño que no envejecerá jamás. "Animal Arithmetic" nos invita a volar con Peter Pan (todo el tiempo, todos, todo está lleno de vida/ cada día, en todas partes, la gente está tan llena de vida... todos deberíamos sentirnos vivos). Es en "Tornado" cuando el ritmo se relaja y Jónsi nos lleva de vuelta a la tierra, evocando los terrenos por los que nos lleva con Sigur Rós.
Pero pronto llega "Boy Lilikoi" y volvemos a despegar, alto, sobrevolando los paisajes de Islandia, apelando de nuevo al niño que todos llevamos dentro y recordándonos que el tiempo se nos escapa. De nuevo, maravillosas percusiones que elevan el ritmo de nuestros latidos y hacen volar nuestros espíritus. En "Sinking Friendships" nos recuerda lo difícil que resulta a veces relacionarnos con los demás (nadie te conoce hasta que se acaba/ nadie quiere hacerlo hasta que se acaba... hundimos amistades/ nos ahogamos más y más). "Kolnidur" ralentiza de nuevo el ritmo y lleva a Jónsi de vuelta a su idioma natal, el islandés, para recordarnos la belleza por la belleza, porque pese a que no entendemos ni papa de lo que dice, la canción es maravillosa.
Haced estiramientos y relajad los músculos, porque vamos a volar de nuevo. "Around Us" crece en nuestro interior y nos lleva de vuelta a la naturaleza, subiéndonos a los árboles y corriendo por el campo. Pero Jónsi sigue negándose a crecer, al menos a lo que supone dejar de ver el mundo desde los ojos de un niño, y así lo canta en "Grow Till Tall" (de verdad quieres crecer y crecer hasta ser alto/ todos ellos, al final, caerán). Y, así, con lágrimas aún asomando en los ojos, "Hengilás" pone punto y final a un viaje de ensueño.
Un disco maravilloso, con una energía, alegría y creatividad desbordantes, que sólo podrá germinar en los corazones de quienes todavía llevamos a ese niño en nuestro interior.

Calificación: 9'5/10


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario.