Publicidad

26 de noviembre de 2013

Fuel Fandango protagonizan una nueva entrega de las "Sesiones Ligeras"

Como quien no quiere la cosa y pasito a pasito, los chicos de Zinqin han superado ya el medio centenar de sus "Sesiones Ligeras". Por ellas han pasado Iván Ferreiro, The Gift, Standstill, Supersubmarina, Editors, The Divine Comedy o Vetusta Morla. Un proyecto que arrancó en la edición del 2009 del tristemente desaparecido festival Cultura Quente, aprovechando el paso de artistas como Lagartija Nick o Zahara para grabar con ellos sesiones acústicas en espacios públicos o privados, pero alejados de los habituales escenarios.

En esta ocasión aprovecharon el paso de Fuel Fandango por Galicia para actuar en Vigo el pasado 23 de octubre para grabar con ellos el tema "New Life", perteneciente a su segundo disco, "Trece Lunas" (2013). El resultado, "al desnudo", no deja de ser sorprendente. Desprovistos de todo sonido electrónico y tan solo con la guitarra de Ale y la inmensa voz de Nita, Fuel Fandango siguen teniendo ese no-sé-qué que se tiene o no se tiene. Grabado en las escaleras del Edificio Miralles de la Universidad de Vigo en un típico día de clima otoñal gallego, el paisaje gris del norte contrasta con el duende del sur que traen Fuel Fandango. 

Este jueves 28 de noviembre vuelven a Galicia para actuar en la Sala Capitol (Santiago de Compostela). 

25 de noviembre de 2013

The Killers repasan su carrera en el videoclip de "Just Another Girl"

El pasado 11 de noviembre, The Killers publicaban su primer recopilatorio de grandes éxitos, "Direct Hits". Bien sea para celebrar una década en el mundo de la música o simplemente para cumplir con las exigencias de su contrato discográfico, "Direct Hits" nos ha traído dos nuevas canciones de The Killers. La primera de ellas, producida por M83, fue "Shot at the Night", y la que ahora nos ocupa es "Just Another Girl".

Dianna Agron (más conocida por los fans de la serie "Glee" como Quinn Fabray) es en el videoclip el alter ego de Brandon Flowers poniéndose bigote, enfundándose las plumas e incluso luciendo esqueleto. Las referencias a anteriores videoclips de la banda como "When You Were Young", "Read My Mind" o "Bones" (que, por cierto, es una de las grandes ausencias del recopilatorio), no dejan de sucederse en el vídeo.

Una canción mucho mejor que "Shot at the Night" y con un videoclip perfecto para un grandes éxitos. Serán horteras, pero The Killers siguen molando.

20 de noviembre de 2013

Iván Ferreiro, Pazo da Cultura, Pontevedra, 16-11-13

Si hablamos de gallegos ilustres dentro del panorama musical de nuestra tierra, está claro que Iván Ferreiro se llevaría la palma. Si hablamos de los artistas más queridos, también saldría ganando. Lo demostró en sus dos conciertos de presentación de su nuevo disco en Santiago y Pontevedra, en los que agotó todas las entradas.

Puede parecer extraño que Iván no escogiese la ciudad de Vigo para presentar nuevo trabajo, más teniendo en cuenta la amplia oferta de recintos y auditorios de que dispone la ciudad olívica, pero lo cierto es que la acústica del pontevedrés Pazo da Cultura es espectacular.

Mientras seguía entrando la gente, Nicolás (que ahora prescinde del apellido Pastoriza en este nuevo proyecto) presentaba "Poetas y Motocicletas", producido por el propio Iván Ferreiro. Temas muy apropiados como "La Canción del Telonero", "Hoy Le Disparé al Presidente" o "Ojos Gris Metalizado" sirvieron al ex-líder de La Marabunta para entretener al personal ya sentado, al tiempo que muchos buscaban a oscuras sus butacas.

A eso de las 10 de la noche, Iván Ferreiro salía a escena con su banda actual, entre los que se encontraban el siempre presente Amaro, su hermano, y otro gallego ilustre, Pablo Novoa (Golpes Bajos, La Marabunta), dos de los grandes responsables del sonido del artista de Nigrán.

Pocos (quizás ningún otro) artistas se atreverían a quemar su primer cartucho con un himno como "Turnedo" (buena parte de los gallegos nos la sabemos mejor que el propio himno, no os quepa duda). Empezando tan arriba iba a ser complicado mantener el nivel, pero Iván y su banda lo lograron. Siguieron con fuerza con "Abrázame", versión de un tema de Julio Iglesias, para a continuación pasar a presentar su nuevo trabajo.

Iván pidió disculpas con antelación: "Os van a faltar temas, ya lo sé"; para a continuación anunciar que "Val Miñor - Madrid: Historia y Cronología del Mundo" (2013) iba a ser el protagonista del concierto, como ya esperábamos. Comenzaron a interpretar el disco por orden cronológico. Primero llegó "El Bosón de Higgs", para pasar luego al pop bailable de  "Pájaro Azul" y a la contagiosa y coreada "Bambi Ramone". No era, sin embargo, el objetivo de Iván olvidarse del pasado, y desde ese momento fueron alternando temas nuevos con clásicos del repertorio de Iván como "Me Toca Tirar", olvidándose prácticamente de las canciones de "Picnic Extraterrestre" (2010) y "Mentiroso Mentiroso" (2008), del que sí tocaron "Jet Lag" y  "N.Y.C.".


Tal y como dijo el propio Iván, hay que reconocer que el Pazo da Cultura "suena de miedo". Un lugar ideal para un concierto especial, que nada tiene que ver con tocar en una sala, y que sirvió de tarjeta de presentación para el que quizás sea el mejor disco de Ferreiro desde su debut, "Canciones para el Tiempo y la Distancia" (2005). "Si con esta no os levantáis, ya no sé qué más podemos hacer", dijo Iván antes de interpretar la espléndida y positiva "Cómo Conocí a Vuestra Madre", poniendo al público en pie y bailando. A ella le siguieron "Tristeza", ese peculiar dueto consigo mismo, y "Alien vs Predator", en el que tuvo que hacer doblete al no estar presente Julieta Venegas.

No podían faltar tampoco el single, "El Dormilón", u otros temas destacados de este nuevo trabajo como "Pandelirios", "Twins Peaks" o "Una Inquietud Persigue Mi Alma", que cerraron el primer acto del concierto.

Tras la aclamación popular, Ferreiro volvió para sentarse en el piano e interpretar el primer bis en solitario. Nos dio a elegir entre tres canciones para versionar una de ellas a votación popular. Las candidatas fueron "Leñador y la Mujer América", de Zahara, "Tierra", de Xoel López, y "Vidas Cruzadas", de Quique González. Aunque en un primer momento Iván se decidió por la canción menos votada, la de Zahara, pronto se preguntó "¿Y por qué no las tres?", dejando así satisfechos a todos los sectores del público.

Después de volver a desaparecer entre bambalinas, Iván volvió junto a su banda para echar un vistazo al pasado. Sorprendió a todos interpretando "Años 80", de Piratas, uno de los temas más coreados de la velada, y tampoco se olvidó de su aclamado debut con "Canciones para el Tiempo y la Distancia" o la mítica "El Viaje de Chihiro".

Creo que ha sido la cuarta vez que he visto a Iván en directo, y sólo puedo decir que esta ha sido la más especial. Ha influido el lugar, por supuesto, pero también su estupendo nuevo disco y los grandes músicos y amigos de los que ha sabido rodearse (su banda nunca había sonado tan bien). Dos horas de concierto en las que demostró sentirse mejor que nunca y volver a su etapa más positiva bajo la producción de Ricky Falkner (Standstill) en su último trabajo.

Pocos artistas gallegos pueden presumir de llenar en cada concierto (lo hicieron en Santiago, lo hicieron en Pontevedra y lo han vuelto a hacer en Madrid) y mejorar su directo con el paso de los años. Como el buen vino, Iván sigue mejorando con el tiempo, y puede presumir de ser uno de los más grandes artistas de este país. Made in Galicia, para más señas. 

5 de noviembre de 2013

Una de cine: "Atrapado en el Tiempo" (1993)

¿Quién no se ha sentido alguna vez como si reviviese el mismo día una y otra vez? La sociedad en la que vivimos, la rutina diaria y los hábitos del ciudadano de a pie son factores que nos hacen tener la sensación, en ocasiones, de "yo esto ya lo he vivido". Pues exactamente eso, pero en un bucle temporal indefinido, es lo que le sucede a Phil, el personaje interpretado por Bill Murray que protagoniza el clásico de la comedia "Atrapado en el Tiempo" (1993).

Cualquier día sería propicio para recuperar una gran película como esta, pero hoy lo es por varias razones:
  • La primera de ellas, porque esta noche a las 22:00 la reponen en televisión en Paramount Channel, en una sesión doble protagonizada por Murray a la que sigue "El Pelotón Chiflado" (1981). 
  • La segunda, y no por ello menos importante, es que los afortunados habitantes de Madrid y Barcelona podrán, gracias a la gente de Phenomena The Ultimate Cinematic Experience, disfrutar de la proyección en cines de una sesión doble compuesta por "Atrapado en el Tiempo" y "Cuenta Conmigo" (1986). En Madrid la cita será en los cines Callao el domingo a las 18:00 y en Barcelona será el jueves 14 de noviembre a las 20:00. Por supuesto, se proyectarán en V.O. subtitulada y las entradas cuestan 9 euros.

"Atrapado en el Tiempo" se ha convertido en un clásico de la comedia por varias razones. Una de ellas, obviamente, por Bill Murray, interpretando uno de los papeles más memorables de su carrera y soportando todo el peso de la película sobre sus hombros. Pero también el resto del reparto tiene su parte de culpa. Andie MacDowell, como la chica capaz de hacer mejor persona al gruñón de Phil; Stephen Tobolowsky, como Ned Ryerson, el viejo amigo de la escuela; o Chris Elliot (el de "Búscate la Vida", sí), como Larry, el cámara que acompaña a la pareja protagonista.

Acertadamente titulada en inglés "Groundhog Day" (Día de la Marmota), la película cuenta la historia de un hombre del tiempo gruñón y cansado de su trabajo, Phil (Bill Murray), al que su cadena de televisión envía un año más a cubrir la celebración del Día de la Marmota en Punxsutwaney (Pennsylvania). Esta tradición (que por increíble que parezca es real) consiste en sacar a la marmota Punxsutwaney Phil (de ahí el juego con el nombre del protagonista) de su madriguera. Se dice que si la marmota no ve su sombra, el invierno terminará pronto; de lo contrario durará seis semanas más. 


En este viaje le acompañan el cámara Larry (Chris Elliot) y la guapa productora Rita (Andie MacDowell). La sorpresa vendrá cuando Phil se de cuenta de que ese Día de la Marmota vuelve a repetirse de nuevo cada vez que se despierta. Entonces descubrirá que el poder de cambiar y convertir un mal día en un día perfecto está únicamente en su mano. 

Una premisa simple en apariencia pero que esconde una crítica a la estresada sociedad en la que vivimos, apartando a sus personajes a un lugar en el que el tiempo pierde su importancia y lo verdaderamente esencial es disfrutar de cada momento. Dirigida por Harold Ramis (uno de los "Cazafantasmas") y co-escrita por Danny Rubin (que se llevó el premio BAFTA al mejor guión), "Atrapado en el Tiempo" es una de esas películas que a uno le hacen sentir bien. Una comedia brillante que merece la pena volver a ver para apreciar momentazos como los encuentros entre Phil y Ned, ese despertador que suena una y otra vez con "I've Got You Babe" de Sonny Bono & Cher, con esos números que caen como una losa sobre el protagonista, o las múltiples facetas que Phil desarrolla en cada nuevo día como pianista o escultor de hielo. 

"Atrapado en el Tiempo" es, sobre todo, una historia de redención. La de un tipo gruñón que descubre que sólo siendo mejor persona será capaz de ser feliz y, quizás, conquistar a la chica de sus sueños. 

Necesitamos reírnos tanto como el respirar, así que en calidad de vuestro médico cinefílico os receto "Atrapado en el Tiempo" en dosis regulares hasta que se os olviden los problemas. Si no los proponemos, quién sabe, quizás mañana podría ser un gran día.


Puedes verla:

- Esta noche, a las 22:00, en Paramount Channel
- El domingo 10 de noviembre, a las 18:00, en el cine Callao (Madrid)
- El jueves 14 de noviembre, a las 20:00, en el cine Comedia (Barcelona)

1 de noviembre de 2013

Adiós, Lou: And the coloured girls go, doo doo doo, doo ...

El pasado domingo nos dejaba una leyenda viva de la música, Lou Reed. Días después conocíamos esta foto, la última que le sacó Jean Baptiste Mondino. No os mentiré, soy un gran desconocedor de su trayectoria, desde sus comienzos con The Velvet Underground, una de las grandes bandas de culto del rock, a su carrera en solitario (20 discos de estudio, además de los cuatro con la Velvet y varios discos junto a otras bandas, entre ellos su colaboración con Metallica en "Lulu" (2011), que fue su último álbum publicado).

Así pues, ¿cómo os voy a hablar yo, desde el más absoluto desconocimiento, de la música de Lou Reed? La única manera es ser verdaderamente honesto y hablar de los dos acontecimientos que me han acercado a Reed durante mi vida. 

El primero de ellos fue una cinta de cassette grabada. En la portada aparecía Lou Reed en blanco y negro, y ese disco se llamaba "Transformer" (1972). Aquel segundo álbum en solitario de Reed, producido por quien fue uno de sus grandes amigos, David Bowie, y un colaborador habitual de éste último en los 70, Mick Ronson, contenía las canciones más populares del artista. En poco más de media hora de duración, se juntaban sus clásicos "Walk On The Wild Side", "Perfect Day" o "Satellite of Love", logrando uno de los trabajos más míticos del cantante y compositor.

Esa química que siempre tuvo con Bowie forjó una amistad que se mantuvo hasta el fin de sus días, y esa amistad tiene mucho que ver con el segundo acontecimiento que me acercó a Reed. 

Año 2004. Para celebrar el Año Xacobeo se deciden realizar tres días consecutivos de conciertos en el Monte do Gozo, en Santiago de Compostela, que reúnan a los grandes artistas del presente con grandes leyendas. Así, por allí pasan grupos como Massive Attack, Chemical Brothers, Iggy Pop & The Stooges o Bob Dylan, entre otros. Pero hay, en especial, un día en el que confluyen tres artistas especialmente queridos por un servidor: Muse (en su mejor momento, dicho sea de paso), The Cure y el grandísimo David Bowie. Pero, apenas un mes antes, durante un concierto en Oslo (Noruega), Bowie es alcanzado en el ojo por un chupa-chups lanzado por un fan, algo que no pasaría de ser una mera anécdota de no ser por lo que sucedería tan sólo una semana después. Durante un concierto en Alemania, Bowie siente un fuerte dolor en el pecho. Una obstrucción de una arteria coronaria que requirió una intervención médica y provocó la cancelación de todo el resto de la gira, incluido su concierto en Santiago. Desde entonces no ha vuelto a pisar un escenario para dar un concierto, más allá de alguna colaboración puntual junto a Arcade Fire, David Gilmour (Pink Floyd) o Alicia Keys.

La escasa capacidad de maniobra con tan poco tiempo y, probablemente, la amistad que unía a ambos artistas, propició que fuese Lou Reed el llamado a sustituir al "Duque Blanco" sobre el escenario del Monte do Gozo. Provocando el descontento de gran parte del público, entre los que me incluyo, Reed no logró cubrir un hueco imposible de llenar probablemente para cualquiera, además del handicap de actuar después del trallazo de Muse y antes de un concierto tan especial como lo fue el de The Cure. No podría afirmarlo con total seguridad, pero juraría que entonces no sonaron ni "Perfect Day" ni "Walk On the Wild Side", aunque creo recordar que sí lo hizo "Sweet Jane". No fue uno de mis conciertos favoritos, pero ahora sé que a todas luces es ya irrepetible. 

Nunca es tarde para repasar los clásicos, que a veces parece que los medios musicales necesitan que se vaya el artista para hablar de todo lo que ya no pertenezca a esta década. Lo ideal, probablemente, sea comenzar por el principio y escuchar aquel primer álbum de la Velvet Underground, "Velvet Underground & Nico" (1967), aquel en el que en su edición original podíamos "pelar" el plátano diseñado por Andy Warhol para la portada. Lo que nos deja Reed tiene un valor incalculable: su música.