Publicidad

26 de marzo de 2013

30 Seconds to Mars estrenan single y lo envían al espacio

El trío formado por Jared Leto, su hermano Shannon y Tomo Milicevic publicará nuevo disco este 2013. Será el cuarto de su carrera y llevará por título "Love, Lust, Faith and Dreams". No podremos escucharlo al completo hasta el próximo 17 de mayo, pero ya conocemos algunos detalles del disco.

La portada será una obra de Damien Hirst, "Isonicotinic Acid Ethyl Ester", de 2011, y también conocemos el listado de canciones que incluirá.

1. Birth
2. Conquistador
3. Up in the Air
4. City of Angels
5. The Race
6. End of All Days
7. Pyres of Varanasi
8. Bright Lights
9. Do or Die
10. Convergence
11. Northern Lights
12. Depuis le Debut






El primer single que hemos podido escuchar, "Up in the Air", suena como su anterior disco, "This Is War" (2009). Una canción repleta de "uoh-uohs" pero que ya deriva del rock hacia terrenos más electrónicos.

Sin embargo, lo más curioso es que el cd single de "Up in the Air" se ha convertido en el primer cd comercial enviado al espacio. Fue enviado a bordo del cohete Falcon 9 el pasado 1 de marzo y han sido los astronautas de la "Expedición 35" los primeros que han podido escucharlo.

No sabemos que opinarán de la música de 30 Seconds to Mars, pero está claro que Jared Leto y los suyos están más cerca de que se oiga su música en Marte.


25 de marzo de 2013

Lanzamientos muy esperados: Daft Punk - Random Access Memories (21 de mayo)

Si hablamos de discos muy, pero que muy esperados (con permiso de lo último de Bowie, que además fue bastante inesperado), el nuevo disco de Daft Punk se lleva la palma. Aunque en 2010 publicaron la banda sonora de "Tron: Legacy", los franceses no publican disco oficial de estudio desde "Human After All" (2005). Ocho años que se convierten en una muy larga espera para los fans, ya que Thomas Bangalter  y Guy-Manuel de Homem-Christo tampoco se prodigan excesivamente dando conciertos.

Daft Punk se han convertido en un mito. En unos tiempos en los que antes de que se publique cualquier disco ya lo has escuchado varias veces, en los que conoces a veces incluso demasiado de las vidas tanto profesionales como personales de los artistas y en los que estás al tanto de cualquier movimiento en su carrera, el dúo francés ha sabido jugar su gran baza: el misterio. No se trata solamente de que se escondan bajo sus cascos, sino de que sólo sabemos de ellos lo que ellos han querido que sepamos.

El fan de Daft Punk no venera una imagen, sino que adora a unos músicos anónimos. Lo importante aquí no son los cascos (aunque sí es cierto que molan mucho), sino la música. Con sólo tres discos han hecho historia. Canciones como "Harder, Better, Faster, Stronger", "One More Time" o "Around the World" son clásicos modernos de la pista de baile.

Con "Homework" (1997) y "Discovery" (2001), nadie cuestionó la grandeza de sus obras, pero con "Human After All" (2005), la cosa cambió un poco. Los medios musicales, en general, acogieron con bastante frialdad su nuevo trabajo. Sin embargo, fueron Daft Punk los que tuvieron la última palabra. Su gira "Alive 2006/2007" acalló rápidamente todas las bocas y demostró que los franceses tenían mucho que decir sobre el escenario, con una puesta en escena asombrosa y tocando en directo, algo de lo que no pueden presumir otras bandas de música electrónica. 

Coincidiendo con la salida al mercado de la banda sonora de "Tron: Legacy" (2010), aparecieron en escena The Third Twin. Aún a día de hoy no sabemos con certeza quienes son y quizás nunca lo sabremos. I am David Crespo analizaba en su día ambos trabajos, el debut de aquella banda y la banda sonora de la secuela de Tron. Declararon ser los sobrinos de Daft Punk, y llegaron a actuar (también enmascarados) en festivales como el Arenal Sound. En diciembre de 2011 anunciaron su separación sin mayores explicaciones, y muchos siguen pensando que no eran sino los mismísimos Daft Punk. El mito no hacía más que crecer.

Ahora llega el turno de su cuarto disco, "Random Access Memories", del que tampoco nos han dado demasiadas pistas. Lo primero que pudimos escuchar fue un anuncio de apenas 15 segundos emitido durante el Saturday Night Live americano, con una canción que recordaba el sonido disco de "Discovery." El segundo anuncio de este nuevo disco fue también emitido durante el SNL hace unos días y seguía musicalmente la misma línea que el anterior. En este trabajo han colaborado Nile Rodgers, del grupo de música disco Chic, y el cantante y compositor Paul Williams, que era quien se escondía tras la máscara en "El Fantasma del Paraíso" (les pega, ¿verdad?). También el mítico Giorgio Moroder  y el extravagante Gonzales han colaborado en el disco, de 13 canciones y más de una hora de duración.

¿Qué podemos esperar del nuevo trabajo de Daft Punk? Pues, probablemente, buena música electrónica para hacernos bailar y, quizás, un espectáculo en directo de los que quitan el hipo. Ya oigo como los del Sónar se frotan las patitas...

21 de marzo de 2013

Niño y Pistola - There's a Man with a Gun Over There (2013)

Niño y Pistola son, probablemente, una de las bandas más creativas del panorama gallego. Si en su última entrega se reinventaron como una banda de Iowa (Arthur & the Writers), ahora parten de una canción de Buffalo Springfield para contarnos toda una historia que transcurre en la América profunda de los años 50 pero que sería perfectamente extrapolable a la actualidad.

"There's a Man with a Gun Over There" (Ernie Records, 2013) toma su nombre de la primera estrofa de "For What It's Worth", la mítica canción de Buffalo Springfield. Todo un himno surgido en una época convulsa, repleta de revueltas y manifestaciones contra la guerra de Vietnam, y que ahora les sirve a Niño y Pistola de punto de partida para contarnos una nueva historia.

Se me antoja casi imposible hablar de canciones individualmente. El último trabajo de Niño y Pistola ha sido concebido como un todo, un álbum que debe recorrerse de principio a fin para desvelar su historia, y así debe ser escuchado. Aunque sí es cierto, que si no queréis conocer de antemano esa historia, esta reseña viene cargadita de spoilers.

"There's a Man with a Gun Over There" cuenta la historia de Tom. Un hombre de campo, leñador ("Deep in the Fall"), que solía trabajar de sol a sol como camionero a cambio de una miseria ("I Used to Drive a Truck"). Harto de ser un esclavo, un día decide comprar un arma para acabar con la vida de su jefe ("Fifty Dollars in My Head"). Mientras planea y lleva a cabo su crimen, Niño y Pistola se reencarnan en Deep Purple ("By the Grace of God") y le acompañan en su huida.

En su escapada, su coche es detenido por la policía y encarcelado ("And Then the Rain Started "). Siendo ahora libre, recuerda los diez años que pasó en prisión. En ese momento es cuando hacemos una pausa en el disco y volvemos al presente.

Tom vuelve a su hogar años después para encontrarse una casa vacía y una fotografía que le trae a la memoria los recuerdos de su familia ("Back in the Years"). El recuerdo de una canción india en la voz de su padre les permite a la banda evocar a George Harrison ("Indian Song") al tiempo que nuestro protagonista se da cuenta de todo lo que ha perdido. Tom camina por el bosque buscando una caja enterrada tiempo atrás ("Follow the White Stones"). Una especie de cápsula del tiempo con recuerdos de su infancia que abre pero luego vuelve a esconder, como si quisiese preservar esa parte de su vida al margen de todo ("Box of Brass").

"We've Had Enough" es el epílogo de la historia. Una canción que habla sobre el momento actual (...la televisión está llena de políticos/ dicen que van a encontrar una salida/ pero todos estamos cansados de mentirosos/ y palabras vacías...) y que nos llama a levantarnos y a luchar (... hemos tenido suficiente/ ha llegado el momento...). Toda una declaración de intenciones y un himno que podríamos (deberíamos) hacer nuestro y que manifiesta el descontento de la sociedad, especialmente la española (pero tambián la portuguesa, la griega o la chipriota).

Niño y Pistola se descubren como unos auténticos todoterrenos, capaces no sólo de armar una historia completa a lo largo del disco, sino también de incorporar influencias de los Beatles, Deep Purple, Buffalo Springfield, Neil Young, Bob Dylan y, en resumen, todos aquellos artistas a los que admiran, y hacerlas suyas, construyendo un sonido propio muy difícil de encontrar en otras bandas de nuestro territorio.

La historia de Tom no es, si lo pensamos bien, muy distinta de la de una pareja de ancianos que van a la cárcel por robar unas latas de conserva o la de un ex-toxicómano rehabilitado que tiene que ingresar en prisión al cabo de los años.

Tom podría ser cualquiera de nosotros. Y nosotros podríamos, fácilmente, convertirnos en Tom. Hemos tenido suficiente, ha llegado el momento.


El FIV abre la temporada de festivales gallegos

2013 no está siendo mucho mejor que 2012 en cuanto a los festivales que se celebran en Galicia. Sigue la incertidumbre de ciertos festivales (¿se hará el Festival do Norte? ¿Volveremos a disfrutar del Cultura Quente?) y la pérdida ya prácticamente asumida de otros eventos como el Vigo Transforma o el Dolorock, que ya no se celebraron el pasado año. 

Sin embargo, afortunadamente, van surgiendo algunas nuevas propuestas (V de Valarés, portAmérica) y los hay que resisten contra viento y marea. Es el caso del FIV de Vilalba (Lugo), que llega a su sexta edición como el festival más importante celebrado en Lugo y uno de los más relevantes a nivel gallego. Además, es el evento que abre la temporada festivalera en Galicia.

Las claves del éxito: un buen cartel, acampada, precios populares y previsión metereológica (en Galicia llueve, y se ponen carpas). Este año vuelven a elaborar un cartel muy apañado con gente como Supersubmarina, Hola a Todo el Mundo, Delorean, La Habitación Roja, Nudozurdo o La Casa Azul, entre otros nombres nacionales, e incluyen a un grupo británico que ya pudimos ver hace unos años en el Festival do Norte, The Whip.

¿Los precios? Pues en anticipada 15 euros un día y 20 el abono. En taquilla valdrán 20 y 25 euros, respectivamente, y siempre sin contar los gastos de distribución.

La cita será este viernes 22 y sábado 23 en Vilalba. Los conciertos darán comienzo a las 19:30 de la tarde y la fiesta se prolongará hasta altas horas de la madrugada.

Sin duda, una buena oportunidad para disfrutar de buena música, sobre todo para todos aquellos a los que os pille cerca Vilalba. 

19 de marzo de 2013

Beach House, Hard Club, Porto, 17-03-13

Parecía, si no imposible, poco probable, pero lo cierto es que aún el viernes pasado, tan sólo 48 horas antes de la visita de Beach House al Hard Club de Porto, quedaban entradas. Quizás fuese porque el año pasado ya pasaron por el Optimus Primavera Sound en la ciudad, pero la ocasión de verles a gusto en una sala era para pensárselo. Ya habían agotado en los conciertos de Madrid y Barcelona y, aunque no con tanta rapidez (cosa que algunos agradecimos y mucho), también lo acabaron haciendo en Porto.

Nunca antes había estado en el Hard Club. Para entendernos, la sala grande del Hard Club (creo que hay, al menos, una más) tiene una capacidad muy semejante a la de la santiaguesa Sala Capitol. El escenario eso sí, es algo más grande, pero la gran diferencia es que es más acogedora, menos impersonal que la sala gallega. Por lo demás es casi clavada.

Sobre las 21:30 (hora portuguesa), salió a escena Marques Toliver, el telonero. Creo que la mayoría de nosotros no le conocíamos (ni siquiera me sonaban su cara ni su nombre), pero su propuesta fue tan sencilla como efectiva. Con su voz y su violín, Marques se ganó nuestro interés y, aunque no fuera protagonista en absoluto, jugó bien su papel de actor secundario. Buscando ahora, a posteriori, en la red de redes, uno descubre que el desconocido no lo era tanto. Era aquel chico que bailaba en el videoclip de "Laura", de Bat For Lashes, y ha tocado durante años como músico callejero y colaborado en varios discos de artistas de la escena de Brooklyn. Ahora está a punto de publicar su álbum de debut. Le seguiremos la pista.

Lo que sí se nos hizo muy largo fue la espera de 30 minutos entre el final de la actuación de Marques y la salida al escenario del dúo estadounidense. Ya un poco apelotonados y entre el humo para "dar ambiente" (que manía tienen de gasearnos en algunos conciertos) y el que procedía del tabaco de algunos (sí, la prohibición también existe aquí pero se la pasan por el forro), el tiempo pasaba lentamente. No fue hasta las 22:30 cuando el dúo-trío (en escena son tres, pero al pobre batería no lo sacan en las fotos), pisó por fin el escenario del Hard Club.

Con una puesta en escena sobria y unas luces mínimas (si los que estábamos entre las primeras filas apenas les veíamos la cara, no quiero ni pensar los que estaban al fondo), Beach House abrieron sobre seguro con una de las canciones de su obra maestra, "Bloom" (2012), "Wild". Sonaron las primeras notas y nos quedamos hipnotizados cuando escuchamos la voz de Victoria Legrand. Con una chaqueta de lentejuelas que reflejaba las pocas luces que se ceñían sobre ella, se convertía en el centro de atención, quedando en un segundo plano tanto Alex Scally (su mitad en el dúo), como Daniel Franz, el batería que les acompaña en directo. 

Como si estuviésemos en un sueño, el universo onírico de las canciones del dúo nos cautivó a todos. Especialmente, fueron las canciones de "Bloom", lógicamente, las que despertaron mayores aplausos entre el público. "Other People" y, más concretamente, "Lazuli", estaban entre las más esperadas y obtuvieron una gran acogida. Y es que Beach House suenan exactamente igual que en el disco (en el mejor sentido de la palabra). 

Pero no podemos (ni debemos) olvidarnos de los temas de "Teen Dream" (2010). "Zebra", "Take Care" o las enormes "Walk in the Park" y "Norway", entre otras, nos hicieron volar cada vez más alto. La combinación entre unos y otros, intercalando otros temazos como "The Hours" o, muy especialmente, las magníficas "New Year" y "Wishes", que llegó casi al final del concierto, permitieron al dúo construir un repertorio difícilmente mejorable. Y todo ello hasta acabar en el clímax absoluto.

"Myth" es LA CANCIÓN, así, en mayúsculas. Para muchos de nosotros, el tema más maravilloso publicado en 2012 y el gran estandarte del grupo. Una de las grandes razones para verles en directo y un final, simple y llanamente, perfecto.

Sin embargo, y aunque soy de los que piensan que después de "Myth" no tiene sentido ya que suene nada, hubo un bis de un par de canciones que acabó con la preciosa "Irene", tema que cierra su obra maestra más reciente, "Bloom".

Ochenta minutos de concierto que merecieron la pena, que valieron los cientos de kilómetros (unos 400 ida y vuelta) que nos hicimos y que nos recordaron que merece la pena seguir persiguiendo nuestros sueños, sueños que, gracias a gente como Beach House, nos ayudan a escapar a un mundo mejor, lejos, muy lejos de éste.

14 de marzo de 2013

Los Septiembre presentan "Traiciones y Contradicciones", su nuevo doble EP

Nos sorprendieron con su primer EP, "Canciones de un Fin de Semana" (2011), y acabamos incluyendo la vitalista "Tiempos de Baile" en el primer recopilatorio de este blog, "La Ilusión por Bandera". Podrían haber grabado un LP, pero Los Septiembre han preferido dividir esta nueva entrega en dos EP's , "Traiciones" y "Contradicciones", que suman 10 canciones y que conforman, a su manera, el primer larga duración del grupo.

Canciones como "La Fiesta", "Decidir" o "Autoanálisis" demuestran que los de Vigo apuntan alto y cada vez recuerdan más a los grandes del pop-rock nacional. Un doble EP que ya podemos escuchar online en Spotify o en la web del grupo y que será editado en formato físico el próximo mes de abril.


13 de marzo de 2013

Holywater - Wasteland (2012)

Hablar de Holywater es hablar acerca de una de las bandas más veteranas del rock independiente gallego. Nada menos que catorce años son los que llevan pateándose la carretera, dando conciertos y evolucionando desde un sonido más pop hacia el rock puro y duro que practican hoy día. Si uno escucha, por ejemplo, "Pools of Mud", de su debut "Handle with Care" (2002), es más que evidente que su sonido se ha ido endureciendo con el paso del tiempo, aunque conserva el sello personal de la banda. Pero no estamos aquí para hablar del pasado de Holywater, sino de su presente.

"Wasteland" (Ernie Records, 2012), es el quinto álbum de los lugueses, y eso se nota. Grabado en los estudios Ultramarinos Costa Brava, por donde han pasado gente como Nueva Vulcano, The New Raemon o Delorean, entre otros, y co-producido por la propia banda junto a Santi García, Holywater nos entregan once cortes contundentes y repletos de energía.

"Grow Deaf with Silence" abre el disco con sus guitarras afiladas y toda la rabia en la voz de Ricardo Rodríguez. Por momentos recuerdan a los ya desaparecidos The Unfinished Sympathy, en el mejor de los sentidos. Ya más calmados en "Deeper Down the Grass", no pueden evitar que la canción acabe en todo un estallido rockero que prosigue en "59.45".
Quizás "Dive in Time" es uno de los temas que mejor definen ese equilibrio entre la calma y las explosiones de energía que la banda parece dominar, y donde brilla especialmente su sonido. "There's Something Around" tiene un sonido más clásico, al igual que "Superpower", un repetitivo tema de 57 segundos que, al menos a mí, me sobra un poco en el conjunto del disco.

Sobre todo, porque a continuación llega otro de los momentos cumbre del disco, "Same Old Moon", al que sigue la línea emo-core tan presente en "Brave, Free". En "The Man Who Raises and Falls with the Sun" practican un ejercicio de contención rockera sin dejarse llevar por la rabia. El tema que da título al disco, "Wasteland", es otro de los puntos álgidos de este trabajo. Uno de los mejores estribillos del álbum y una de las canciones más adecuadas para definir: "Esto es Holywater". El estupendo cierre lo pone la desgarradora y muy acertada "What's the Point".

"Wasteland" es un disco completamente disfrutable desde el principio, pero son necesarias varias escuchas para llegar a valorarlo en profundidad. Lo de Holywater es rock, tan sencillo como eso, y probablemente sean una de las bandas españolas que mejor saben hacerlo.





12 de marzo de 2013

Trece lunas y una nueva vida para Fuel Fandango

Pop, rock, flamenco y electrónica son géneros que, a priori, parece casi imposible fusionar. Pero cuando aparecen Fuel Fandango y lo agitan todo en su coctelera, de repente, todo encaja de una manera muy natural. Hace dos años nos sorprendieron a todos con su debut homónimo, que acabó presente entre mis discos favoritos de 2011. Se liaron la manta a la cabeza y recorrieron España de punta a punta ganando adeptos, como también lo hicieron posteriormente recorriendo Europa.

Ahora han anunciado nuevo disco, "Trece Lunas", que se publicará el 23 de abril. Asimismo, han confirmado ya las primeras fechas de la gira, que arrancará al día siguiente en Barcelona y que pasará por Madrid, Córdoba y Málaga, entre otras ciudades (quedan aún fechas por confirmar), y que ya tiene prevista una parada en el Scala de Londres el 22 de junio.

"New Life" es el primer single, que suena tan bien como su primer disco y en el que vuelven a mezclar géneros músicales e idiomas (inglés y castellano) como, probablemente, sólo ellos saben hacerlo. "New Life" huele a éxito y estamos ya deseando verles de nuevo sobre el escenario. Sin duda, una de las bandas más grandes y originales del panorama español.

Pasajero estrenan su primer videoclip, "Volverme a Preguntar"

Hace apenas un par de semanas os hablaba de "Radiografías", el prometedor disco de debut de Pasajero. Ayer mismo estrenaban el primer videoclip extraído de este álbum en la web de Radio 3, y que pertenece a la canción "Volverme a Preguntar", uno de los himnos pop que se incluyen en "Radiografías".

Una historia de un tipo corriente atrapado en una rutina de casa al trabajo y del trabajo a casa, cansado ya de una vida rutinaria.

Pasajero acompañarán a Niños Mutantes el próximo viernes 15 de febrero en la sala Joy Eslava, donde los "mutantes" darán el último concierto de su gira "Náufragos".


11 de marzo de 2013

David Bowie - The Next Day (2013)

Bowie's in space/ Watcha doin' out there man... (Bowie está en el espacio/ ¿Qué haces ahí fuera, tío?) Así recordaban Bret y Jemaine, es decir, Flight of the Conchords, al camaleónico artista en uno de los episodios más populares de la serie. Puede que estuviese en el espacio, pero lo cierto es que David Bowie ha vuelto a caer en la tierra. Cuando ya no albergábamos esperanzas de su regreso, cuando ya lo dábamos por perdido, el Duque Blanco vuelve con nuevo disco bajo el brazo. Nada menos que el vigésimo cuarto álbum de estudio de su carrera, y que nos llega una década después de su último trabajo, "Reality" (2003).

Lo hace junto a uno de sus colaboradores de siempre, Tony Visconti, y el responsable de la "portada" es Jonathan Barnbrook, quien ya había diseñado la carátula de "Heathen" (2002), y que, según su versión de los hechos, escogió la portada del mítico "Heroes" (1977) (también producido por Visconti) tachando el nombre del disco e incorporando un cuadrado blanco con el título "The Next Day" para tratar de reflejar una ruptura con el pasado. Pero lo cierto es que "The Next Day", más que una ruptura, es un homenaje a las mil caras del inigualable David Bowie. 

Para deleite de todos los que ya éramos sus seguidores y las nuevas generaciones que quizás le descubran con este álbum (¿por qué no?), Bowie ha compuesto 14 canciones que están plagadas de referencias musicales a la trayectoria del polifacético artista. Si en "The Next Day" nos recuerda que aún le queda cuerda para rato (... aquí estoy/ no del todo muerto...), en "The Stars (Are Out Tonight)" habla de las dificultades que conlleva la fama y el ser una estrella (...las estrellas nunca duermen/ ni las muertas ni las vivas...). Entremedias, "Dirty Boys" nos invita a salir de noche con los "chicos sucios" y "Love Is Lost" nos habla del oscuro secreto de un joven que está/ha estado enamorado. Con "Where Are We Now?" vuelve a trasladarnos a Berlín ("Heroes" era parte de la llamada "trilogía berlinesa") con una canción triste que, sin embargo, acaba con un final cargado de vitalidad cantando: ...mientras haya sol/ mientras haya lluvia/ mientras haya fuego/ mientras yo exista/ mientras tú existas... "Valentine's Day" se convierte, en unas pocas escuchas, en una de mis favoritas. Recuerda al Bowie de los 80, a aquel que nos alegraba el día con una canción, aunque trate sobre una matanza en una escuela, en palabras de Visconti, portavoz de Bowie en todo lo relacionado con este lanzamiento (el artista no ha hecho declaraciones ni entrevistas, alimentando más si cabe el mito).

"If You Can See Me" nos recuerda musicalmente a la época de "Earthling" (1997), mientras que "I'd Rather Be High", según Visconti, cuenta la historia de un soldado en la Segunda Guerra Mundial. ...Quién hubiese pensado/ que una chica de pueblo como tú/ mandaría en mí... reza la letra de "Boss of Me", quizás dedicada a su esposa. "Dancing Out In Space" es otra de las grandes canciones del disco, imposible no rendirnos al baile si nos invita Bowie y, más aún, en el espacio. Y si ésta era buena, "How Does the Grass Grow?" no lo es menos. Una letra oscura (...¿Cómo crece la hierba? Sangre, sangre, sangre...) que se erige sobre una música que es puro Bowie. Como lo es la energética y rockera "(You Will) Set the World On Fire", contrapunto perfecto de "You Feel So Lonely You Could Die", una balada depresiva  pero encantadora. "Heat" es un final al servicio de la voz de Bowie, repitiendo ... me digo a mí mismo/ que no sé quién soy... 

"The Next Day" es un regreso por la puerta grande. Nadie espera a estas alturas un nuevo Ziggy Stardust (los tiempos tampoco son los mismos), pero está claro que este disco podría estar entre los mejores del británico (al menos uno de los mejores Bowie de los últimos veinte años, por ejemplo). Y no ha tenido que vendernos nada, ha renunciado a aparecer en los medios para promocionarlo y tampoco tiene pensado salir de gira. Las protagonistas son aquí las canciones, mientras que Bowie prefiere permanecer en un segundo plano, al menos durante un tiempo.

Visconti contaba la siguiente anécdota en una entrevista concedida al NME: "Uno de los chicos dijo: "¿Cómo vamos a hacer todo esto en directo?" David dijo: "No vamos a hacerlo." Parece que no habrá una gira de este disco, pero no se ha descartado que se hagan "un par de conciertos", aunque en este momento parece poco probable. Lo que sí ha dejado claro es que durante los dos años que estuvieron trabajando en el estudio grabaron 29 canciones, así que podría haber nuevo disco a finales de este mismo año.

¿Qué hacía Bowie en el espacio? Pues ahí estaba, escribiendo canciones para ponerle nueva banda sonora a nuestras vidas. Quizás así el mundo nos parezca más amable, más humano, menos raro.
 

7 de marzo de 2013

PortAmérica confirma los primeros nombres de su cartel en 2013

Llevaban varios días anunciándolo en sus redes sociales, y finalmente ha sido hoy cuando los organizadores del festival PortAmérica han confirmado una buena tanda de artistas que actuarán en esta segunda edición.

Como en el pasado año, por un lado tenemos a artistas del panorama nacional y, por el otro, a artistas venidos de América latina. Entre los nacionales, destaca la presencia de Standstill presentando "Cénit" (su nuevo espectáculo), Delorean, Supersubmarina, Lori Meyers, Arizona Baby, Los Coronas, Fon Román, Amaro Ferreiro y Delafé y las Flores Azules. La delegación hispanoamericana la encabezan Café Tacvba, seguidos de Él Mató a un Policía Motorizado, Francisca Valenzuela y Bomba Estéreo. A todos ellos se suma la presencia de los portugueses The Gift, y todavía quedan nombres por anunciar en el cartel.

PortAmérica tendrá lugar en el Porto do Molle (Nigrán) los días 18, 19 y 20 de julio. Los abonos tienen un precio de 45 euros más gastos de distribución.



6 de marzo de 2013

The New Raemon + Clara Viñals, Sala Karma, Pontevedra, 02-03-13

Si hablamos de grupos o artistas que enganchan, de los que crean comunidades de fieles, The New Raemon estaría entre ellos. Serán sus letras, sus canciones, el carisma y su simpatía cuando se sube a un escenario o quizás todo eso y más lo que hace que quienes van a uno de sus conciertos repitan sin pensárselo dos veces. Por ello nos acercamos el pasado sábado a verle por segunda vez (ya pasó por allí en 2011) a su paso por la pontevedresa Sala Karma. En esta ocasión, en solitario y en formato acústico.

Aunque es terriblemente frustrante, ya nos hemos acostumbrado a los retrasos. Ahora, en lugar de anunciar una hora para el inicio del concierto, se anuncia la "apertura de puertas", para empezar el evento cuando les dé la gana, vaya. Así pues, no nos sorprendió que no empezase hasta una hora después de lo previsto. El primero en salir a escena no fue The New Raemon, sin embargo, sino Clara Viñals, su "telonera" a su paso por tierras gallegas. También en acústico, pero en un tono de susurro a veces casi imperceptible y en catalán, sus treinta minutos de actuación nos dejaron a la mayoría un poco fríos, aunque confieso que no he escuchado cómo suenan sus canciones en su disco e igual me sorprendo. Sea como fuere, su estilo dista mucho del de su compañero y no animó en absoluto a los presentes.
Poco se demoró en pisar el escenario The New Raemon. Lo hizo completamente solo y con su guitarra, interpretando el tema que abre "Tinieblas, por Fin" (2012), "Risas Enlatadas". Pocas canciones más cayeron de su último trabajo, siendo "La Ofensa" y la enorme "Marathon Man" las elegidas. Su repertorio de poco más de una hora recorrió toda su discografía, sin evitar paradas obligadas como su versión de "Te Debo un Baile", de Nueva Vulcano, una de las más coreadas de la noche.
No faltó tampoco su habitual sentido del humor y las referencias a la derrota del Barça ante el Madrid. Recordó también algunos de los temas del magnífico "Libre Asociación" (2011) como "El Verdugo", "Lo Bello y Lo Bestia" o "El Refugio de Superman" de la que, según se desprendía de sus palabras, apenas una semana antes Jero Romero había hecho una bonita versión en aquel mismo lugar. Hubo tiempo incluso para incluir "Repartiendo el Sombrero", una de las canciones que componían "El Problema de los Tres Cuerpos", disco que grabó junto a Ricardo Vicente y Francisco Nixon. "La Cafetera" o "Sucedáneos" echaron la vista más atrás en el tiempo en la carrera de The New Raemon, al igual que lo hizo la penúltima canción.

Si hay un tema imprescindible en los conciertos de Ramón Rodríguez, ese es "Tú, Garfunkel". Una canción que se ha convertido en su clásico particular y sin la cual no podemos comprender sus directos. Picó a los presentes con el típico "en el concierto de ayer lo hicieron muy bien", para animarnos a corear el final de la canción. 
También es sabido que The New Raemon no hace el paripé del bis, eso de salir y volver al minuto para tocar uno o dos temas más. Él lo hace de corrido, y así acabó con una versión de Big Star, "I'm In Love with a Girl", si no me equivoco. 

Es cierto que los tiempos obligan cada vez más a algunos artistas a girar sin sus bandas (como dijo el propio Ramón, sale más económico), y que la suya es de las que se echan de menos por su calidad, pero The New Raemon es bien capaz de enfrentarse al público en solitario. Y siempre es agradable volver a encontrarse con un artista cuyas canciones le han convertido, sin él saberlo, en un viejo amigo.

4 de marzo de 2013

"Sacrilege", el adelanto del nuevo disco de Yeah Yeah Yeahs

Cuatro años han pasado ya desde "It's Blitz!" (2009), el último disco de los Yeah Yeah Yeahs. Durante este tiempo su líder, Karen O, ha tenido tiempo de componer una banda sonora (la de la película "Where the Wild Things Are", de Spike Jonze), colaborar en un buen puñado de discos (con Santigold, Swans, con Trent Reznor y Atticus Ross versionando un tema de Led Zeppelin, e incluso con David Lynch) e incluso casarse.

Sin embargo, no hemos tenido muchas noticias de la banda neoyorkina hasta hace bien poco. En enero anunciaron nuevo disco, que se titulará "Mosquito" y verá la luz el próximo 16 de abril. Tras la producción están, entre otros, James Murphy (LCD Soundsystem) y Dave Sitek (TV On the Radio) colaborando, aunque Nick Launay, productor de su anterior disco y de los últimos trabajos de Nick Cave & the Bad Seeds o Grinderman, será quien esté realmente detrás de los mandos.

"Sacrilege" es el single de presentación. Una canción de rock que tiene mucho de soul e incluso coros gospel, y que de momento ya nos deja con ganas de más. El mosquito ya nos ha picado.