Publicidad

28 de enero de 2013

Patrick Wolf, Casa das Artes, Vila Nova de Famaliçao, 25-01-13

Pese a las malas noticias económicas que nos llegan desde el país vecino (hermano, podríamos decir los gallegos), a menudo incluso peores que las de nuestro país, que ya es decir, resulta admirable el esfuerzo cultural incansable de los lusos a la hora de organizar conciertos. Estando las cosas mal como están, el IVA de los conciertos se mantiene en un 13% y parece de coña que ver a Patrick Wolf sentado y todo costase sólo 10 euros (aquí no creo que bajase de 30 pavos, y eso como mínimo). Vale que hay que sumar gastos de desplazamiento y tal, pero a veces merece la pena.

En 2011 se pasó por la viguesa sala Mondo para presentar el que fue, para mí, mejor disco de aquel año, "Lupercalia". En esta ocasión , Wolf no pasó por territorio galaico, por lo que los que queríamos oír "Sundark and Riverlight" (2012) en directo, algo así como un grandes éxitos reinterpretados en clave acústica, tuvimos que cruzar la frontera para poder disfrutar de su música.

El concierto empezó con sorpresa. Una maravillosa versión acústica de "Time of My Life", no incluida en el mencionado (y doble) disco, que nos recordó a muchos porque valía la pena volver a ver a Patrick. Aunque yo pensaba que no habría demasiadas sorpresas respecto al disco, lo cierto es que el británico alternó temas incluidos en el álbum como "London", "Together" o "Bluebells" con otros cuyas versiones acústicas eran inéditas como "Tristan" o "Armistice". Sólo al piano, con la guitarra, con el violín o con el arpa, Wolf sigue dando brillo a unas canciones que no parecían tan desnudas cuando se veían arropadas en el escenario por un clarinete, un acordeón u otro violín.

De las varias canciones que introdujo el artista con unas palabras, destacó especialmente "Berdmonsey Street", que Wolf compuso en favor de la libertad de expresión, de credo religioso, de orientación sexual... en fin, la libertad en toda la amplitud del término. Una preciosa interpretación que dio paso a otro de sus temas más populares, "The Magic Position", con el que se despidió antes del bis.

Una ovación de unos 5 minutos (pataleo y puesta en pie de algunos de los presentes incluida), de las que pocos artistas son capaces de provocar, hizo que Patrick volviese al escenario muy agradecido y decidiese dedicar la primera canción del bis a Portugal. Ese tema no era otro que "Hard Times", una canción más que apropiada para los días que vivimos mientras seguimos esperando que lleguen tiempos mejores.
Tras presentar a la banda, Wolf escogió para despedirse otro tema no incluido en el álbum, "The City", que fue toda una sorpresa que animó a todos los presentes y puso el punto final a un concierto emocionante y distinto, mostrando el lado más íntimo de las canciones de Patrick. 

Al final, por mucho que intentemos resistirnos, los portugueses siempre consiguen que volvamos a su tierra a escuchar buena música. Menos mal que nos queda Portugal.

22 de enero de 2013

Perry Blake se pasa al electropop en su nuevo proyecto

El irlandés Perry Blake no es un artista demasiado "popular". Con otros compañeros de generación como Fiona Apple comparte esa no sé si aversión o simplemente indiferencia por las nuevas tecnologías. Tampoco da demasiados conciertos. Además de en su tierra natal, Irlanda, es habitual verle tocando en Portugal, país que ha acogido su música de la manera más cálida. Todo ello contribuye a que cada nuevo disco suyo se espere con expectación.

Casi 6 años después de su último trabajo, "Canyon Songs" (2007), Blake nos sorprende con un nuevo giro a su sonido. "Electro Sensitive Behaviour" será el nombre del disco y del proyecto que forma junto a sus colaboradores habituales Glenn Garrett y Graham Murphy. Además de las nuevas canciones, el grupo dará un nuevo enfoque al repertorio anterior del irlandés, que ahora se sube al escenario acompañado de unos teclados y un ordenador, además de un bajista y otro vocalista. 

Esta nueva aventura nos recuerda a la de otro crooner indie como es Jay-Jay Johanson en 2002 con el álbum "Antenna" y hits como "On the Radio".

Hemos podido escuchar el primer adelanto del disco, titulado "Michael Caine", y suena tal que así: 

21 de enero de 2013

¿Qué preparan The Postal Service para este 2013?

Es la no-noticia de hoy. Ya se sabe que hoy en día, cualquier imagen o rumor en las redes sociales se expande como la pólvora, y eso es precisamente lo que ha sucedido con The Postal Service. Ha bastado con una sola imagen en su web, que reza "The Postal Service 2013", para desencadenar todo tipo de rumores sobre a qué podría referirse el dúo formado por Ben Gibbard (Death Cab for Cutie) y Jimmy Tamborello.

La mayoría de los medios, entre ellos NME, apuntan a que lo más probable es que ese anuncio corresponda con una gira de aniversario del único álbum del grupo, "Give Up", que en 2013 cumple 10 años y que supondría un esperadísimo regreso, puesto que apenas tocaron juntos cuando se publicó el disco. Es el rumor que cobra más fuerza, puesto que en noviembre de 2012, Ben Gibbard descartó que hubiese planes de grabar un nuevo álbum, puesto que "a la gente le gusta más la idea de un segundo disco de The Postal Service que un segundo disco del grupo en sí mismo."

También se apunta como festival más probable el norteamericano Coachella, por lo que no deberíamos hacernos grandes esperanzas de verlos por aquí cerca. Pero, qué demonios, si este año será el del regreso de David Bowie, no hay nada imposible en 2013.

17 de enero de 2013

The Courteeners publicarán "Anna" en febrero

Nos sorprendieron a todos los que nos pasamos por el Music Way el pasado año y todavía no les conocíamos. La banda británica The Courteeners era entonces desconocida para mí, y lo cierto es que siguen sin ser excesivamente populares fuera del circuito británico (léase NME y demás publicaciones similares). De hecho, de haberme enterado antes de que iban a publicar su tercer trabajo este 2013, les hubiese incluido en aquella lista que publiqué hace un par de días.

"Anna" será el título de su nuevo álbum, que verá la luz el próximo 4 de febrero. Los artífices de temazos como "Not Nineteen Forever" nos han entregado ya un adelanto en forma de single, "Lose Control". Espero que os guste, yo ya tengo ganas de escuchar el disco.

15 de enero de 2013

Lanzamientos muy esperados: 13 discos que nos llegarán en 2013

Diciembre es el mes por excelencia para hacer listas. Bajo la excusa de recopilar "lo mejor del año" se seleccionan discos, películas, videoclips, conciertos e infinidad de posibles combinaciones que sean capaces de reflejar que es, para cada uno de nosotros, lo más destacado del año que está a punto de terminar.
Pero ya estamos en enero, y toca hablar de lo nuevo, de los que nos traerá el 2013. Trece referencias que estoy deseando escuchar cuanto antes y que, al menos en principio, podremos disfrutar el año próximo.

1. Daughter - Sin Título

Gracias a una conocida serie de televisión (vale, reconozco que fue "Anatomía de Grey"), pude escuchar por vez primera la emocionante "Home", tema incluido en "The Wild Youth", el EP que la banda londinense ha publicado en 2012. Han fichado por 4AD, uno de los sellos británicos independientes más importantes, que cuenta en sus filas, entre otros, con gente como Deerhunter, Grimes, Twin Shadow o St. Vincent, entre otros. Su debut podría ser uno de los que den la campanada este 2013. Atentos.


2. IAMX - The Unified Field

Tras haber publicado con una gran discográfica "Volatile Times" (2011), el autor del enorme "Kingdom of Welcome Addiction" (2009) retoma su independencia de cara a su quinto trabajo de estudio. "The Unified Field" ha sido financiado a través de crowdfunding, propuesta que ha contado con una respuesta masiva de los fans de IAMX, que no han dudado en aportar su granito de arena para que Chris Corner cuente con todos los medios a su alcance para entregarnos un grandísimo álbum. Ya hemos podido escuchar la canción que le da título, "The Unified Field", y lo cierto es que pinta pero que muy bien. 


 
3. Depeche Mode - Sin Título

Los padres del tecno-pop, los que han llevado la música electrónica a los estadios, en resumen, los putos amos, han vuelto. Cuatro años después de publicar el enorme "Sounds of the Universe" (2009), la expectación por lo nuevo del trío de Basildon no puede ser mayor. Martin Gore ha declarado que los temas del nuevo álbum van en la línea de dos de los más grandes álbumes de la banda, la obra maestra "Violator" (1990) y el gran "Songs of Faith and Devotion" (1993), y que algunas de estas canciones son de lo mejor que han hecho nunca. De momento el adelanto que hemos podido oír, supuestamente titulado "Angel of Love", nos ha abierto el apetito. Ganas de hincarle el diente, pero ya.



4. David Bowie - The Next Day

Sorprendiéndonos a todos y coincidiendo con su sexagésimo sexto cumpleaños, el duque blanco nos enseñaba el raruno videoclip de "Where Are We Now?", saliendo así del retiro voluntario del que ya pocos creíamos que volvería. Así pues, diez años después de "Reality" (2003), Bowie se dispone a publicar nuevo trabajo, que verá la luz en marzo, bajo el título de "The Next Day". Co-producido junto a uno de sus colaboradores más habituales, Tony Visconti, el primer single del disco y la portada nos dejan un poco desconcertados. De todos modos, que vuelva a la palestra es ya una gran noticia. Tal y como está el panorama, de hecho, es de las mejores.


 5. Suede - Bloodsports

Once años después de "A New Morning" (2002), el quinteto británico protagoniza otro de los comebacks más esperados de 2013. En marzo nos llegará este sexto álbum que llevará por título "Bloodsports" y que estará producido por Ed Buller, responsable de sus discos "Suede" (1993), "Dog Man Star" (1994) y "Coming Up" (1996). Viene precedido por el single "Barriers", que puedes descargarte gratuitamente desde este enlace. A juzgar por lo bien que suena, puede que los que tanto disfrutamos con canciones como "Animal Nitrate", "Trash" o "So Young" estemos de suerte. Cruzad los dedos.


6. Woodkid - The Golden Age

Yoann Lemoine sabe hacerse de rogar. Desde que escuchamos "Iron", en 2011, este francés nos tiene en vilo esperando un debut que no acaba de llegar. En 2012 volvió a entregarnos nuevo temazo, "Run Boy Run", acompañado de otro videoclip espectacular (también es un brillante realizador de vídeos musicales). Si nada cambia, también en marzo (viene cargadito ese mes) se publicará "The Golden Age", uno de los debuts más esperados de los últimos años. Y si suena igual de bien que lo poco que conocemos, Woodkid se convertirá en una de las revelaciones del 2013.


7. Arcade Fire - Sin Título 

Y si hablamos de discos esperados, no puede faltar la nueva entrega de los canadienses Arcade Fire. La continuación del aclamado "The Suburbs" (2010), todavía sin fecha concreta de publicación ni título, podría llegarnos a finales de este año. Hubo rumores que apuntaban a que la banda estuvo trabajando con James Murphy (LCD Soundsystem), pero el propio Murphy lo ha desmentido. De momento, este cuarto disco es la mayor de las incógnitas y es uno de esos álbumes cuya publicación podría posponerse hasta 2014. No hay que meterle prisa a los genios.
8. Foals - Holy Fire

Tras entregarnos un brillante segundo trabajo, "Total Life Forever" (2010), este quinteto de Oxford volverá a ser el centro de las miradas con su tercera entrega. "Holy Fire" nos llegará en menos de un mes, el 11 de febrero, y viene precedida de las canciones "Inhaler" y "My Number" que prometen, como mínimo, que la banda tratará de sorprendernos una vez más. Supondrá también la confirmación de Foals como una gran banda a tener en cuenta o como un grupo más que nos ha dado momentos brillantes. Esperemos que sea lo primero.


9. Hurts - Exile

Su debut, "Happiness" (2010), obtuvo críticas diversas. Unos pensamos que lo suyo era manejar hábilmente un buen puñado de referencias ochenteras (Ultravox, Depeche Mode) bajo una estética modernilla (parecen sacados de la portada de la Neo2), mientras que otros vieron en ellos a un nuevo dúo tecno-pop al que seguir con ferviente admiración. Una cosa está clara: todos hablamos de ellos. El reto les llega ahora con un segundo disco, "Exile", con el que esperamos más profundidad en sus letras y más contenido. Más riesgo también, si me apuráis. Hemos podido escuchar ya "The Road" y "Miracle", y todavía no estamos seguros de como posicionarnos. Sin duda, suenan bien, pero aún no tenemos claro si podemos esperar (o no) un buen disco. Con todo, conseguirán que volvamos a hablar de ellos. Por cierto, también llegará en marzo.


10. Phoenix - Sin Título

Especialistas en componer canciones que nos hacen sentir bien ("Lisztomania", "Long Distance Call" o "1901" son buenos ejemplos de ello), el cuarteto francés ha vuelto al estudio para trabajar en la continuación del genial "Wolfgang Amadeus Phoenix" (2009). En las últimas entrevistas que les han hecho, han hablado de un cambio de rumbo respecto a anteriores trabajos. El nuevo disco promete ser más experimental ("Love Like a Sunset" podría ser una pista, quizás), aunque esperemos que no dejen de transmitirnos ese buen rollo al que nos tienen habituados. 
11. Vampire Weekend - Sin Título

Tras habernos entregado un disco soberbio, "Contra" (2010), en el que se descubren matices con cada nueva escucha, la banda liderada por Ezra Koenig tratará de confirmar algo que muchos ya sabemos con su tercer álbum. Coincidiendo con la noche de Halloween y maquillados para la ocasión, los neoyorquinos estrenaban nuevo tema, "Unbelievers", en el show de Jimmy Kimmel. Aunque la canción empieza un poco floja, va mejorando de cara al final. Sin embargo, no puedo sino esperar algo grande de mi "amigo" Ezra. 

 

12. Standstill - Sin Título

Con "Adelante Bonaparte" (2010), una trilogía formada por tres EP's que conformaba una historia con principio, nudo y desenlace, ya demostraron ser, probablemente, la banda más valiente de nuestro país. Cuando nos enseñaron el espectáculo visual que habían creado para su obra, "Rooom", demostraron, además poseer una visión propia de sus canciones que trascendía a la propia música. Ahora vuelven a dar un paso adelante proponiendo a sus seguidores el crowdfunding para financiar su próximo disco y su nuevo espectáculo. Una independencia total que garantizaría al grupo libertad creativa absoluta y una mayor implicación entre los seguidores y la banda. Tenemos muchas ganas ya de ver que se saca de la manga una de las bandas más brillantes que ha dado este país.

13. Franz Ferdinand - Sin Título

Productor de uno de mis discos favoritos de 2012, "Here We Are", de Citizens!, Alex Kapranos ha vuelto con su banda a los escenarios el pasado año. Hemos escuchado en directo algunos temas nuevos, entre ellos, "Right Thoughts, Right Words, Right Actions", "Scarlet & Blue" o "Universe Expanded", aunque tampoco sabemos con certeza si formarán parte de ese nuevo trabajo o no. Sea como fuere, lo que sí esperamos son nuevas canciones que nos hagan bailar como lo hicieron "No You Girls", "Do You Want To" o "Take Me Out".

11 de enero de 2013

Listas: nuestros 22 discos favoritos de 2012 (II)

 
Todo tiene un principio y un fin. Toca cerrar este capítulo de nuestros discos favoritos de 2012 y desvelar ya por completo nuestras debilidades discográficas durante los últimos 12 meses.
Ayer desvelaba su alineación titular (sus once favoritos) I am David Crespo. Uno de ellos, "Gossamer", de Passion Pit, hubiese entrado en mi once titular (de hecho les hubiese colocado en el tercer o cuarto puesto, pero dado que ya lo ha mencionado mi compañero, no lo incluiré en mi lista. 

        - Mención de honor -

Puede parecer que Franz Ferdinand han estado parados desde que en 2009 publicasen "Tonight: Franz Ferdinand", pero lo cierto es que mientras esperamos ese cuarto álbum que no llega, Alex Kapranos, su líder, ha producido el debut de estos chicos británicos. Su mano se nota en la producción de temas como "Reptile", "True Romance" o "I'm in Love with Your Girlfriend" en uno de los discos más disfrutables que nos ha dejado 2012. Sin preocupaciones, sin tristezas y con el simple, y al mismo tiempo, complejo afán de divertirnos y hacernos bailar con su pop contagioso, Citizens! se erigen como la banda perfecta para los que echamos de menos al cuarteto de Kapranos y queremos dejar atrás nuestras preocupaciones durante poco más de media hora. Como ellos mismos dicen, "Let's Go All the Way"!


Luis Albert Segura lo ha vuelto a hacer. Su anterior trabajo, "Heavenly Hell" (2009), ya dejó claro que L.A. no se parecía a ninguna otra banda del panorama nacional. Con el EP "SLNT FLM", L.A. nos dan una nueva lección de rock fronterizo y con un marcado acento norteamericano. Seis temazos como la pegadiza "Over and Over", la nostálgica "Do You Wanna Dance with Me Again Next Summer", la emocionante "Hangin' On a Wire" o ese himno al fugaz paso del tiempo que es "Older", que no puedo dejar de imaginarme algún día como dueto entre Luis Albert y Bruce Springsteen. Los norteamericanos tendrán al Boss, pero nosotros tenemos a L.A. Aunque muchos no quieran reconocerlo, hay vida más allá del indie en España. Leer reseña completa del disco


Lo de Ramón Rodríguez no es normal. Apenas un año después de entregarnos el magnífico "Libre Asociación", The New Raemon vuelve con un trabajo que refleja a la perfección el desasosiego y el pesimismo que atraviesa la sociedad española. Y todo ello sin mencionar palabras como crisis, paro o desahucio y esquivando hábilmente esa palabra maldita en la que muchos suelen caer en nuestro país a la hora de hablar de los males de nuestra sociedad, "cantautor". "Risas Enlatadas", "Tinieblas, por Fin" o "La Ofensa" son canciones con las que un servidor no puede dejar de sentirse identificado y que plasman la oscura etapa que nos ha tocado vivir. Aún así, Raemon saca pecho y consigue un himno como "Marathon Man", que deberíamos ponernos cada día antes de salir a la calle para enfrentarnos al mundo. Grande, muy grande. Leer reseña completa del disco


Con U2 ausentes y Coldplay entregándonos el más mediocre de sus trabajos, The Temper Trap han conseguido con su segundo trabajo lograr el mejor álbum de rock-pop de estadio del año. Tanto es así, que después de escuchar temones como "Rabbit Hole" o "Trembling Hands", Chris Martin no dudó en ficharles para que les acompañasen en su gira mundial. En su contra tenían aquel "Sweet Disposition" con el que algunos los tacharon de one hit wonders, pero los australianos han conseguido rozar el cielo con un disco magnífico que tan pronto rinde tributo a los 80 ("Need Your Love") como se vuelve reivindicativo ("London's Burning") o nos pone las emociones a flor de piel ("The Sea Is Calling". Llenarán estadios, tenedlo por seguro. Leer reseña completa del disco


Si Thom Yorke se pidiese una excedencia y fuese sustituido por Finley Quaye, el resultado sería algo parecido a lo que hacen Alt-J. Elevados a los puestos más altos prácticamente en todas las listas de la prensa especializada, estos jóvenes británicos han conseguido cautivar al público con su álbum de debut, una de las propuestas más originales del 2012. "Something Good", "Breezeblocks", "Fitzpleasure" o "Tessellate" suenan como algo nuevo, diferente, una mezcla de estilos sobre la que su vocalista Joe Newman hace malabarismos con su personalísima voz. Una buena muestra de que en la música, como en el resto de las artes, no todo está ya inventado.


Pues si Alt-J te parecen raros, deberías conocer a Apparatjik. Una de las bandas más marcianas que he escuchado el pasado año, y tras la que se esconden un ex-miembro de A-HA, el cantante de la banda danesa Mew o el bajista de Coldplay. Un supergrupo en la línea de Gorillaz que, precisamente porque sus miembros no tienen nada que demostrar, nos entregan un disco que experimenta con la electrónica y el pop de la manera más divertida posible. No podrás dejar de bailar con "Combat Disco Music" (esos uh-ha a lo Chimo Bayo son indescriptibles), "Cervux Sequential", "Signs of Waking Up" o "Your Voice Need Subtitles". Sorprendente, fresco, divertido y 100% disfrutable, "Square Peg in a Round Hole" demuestra que, además de ser unos cachondos musicalmente hablando, sus miembros son unos auténticos perfeccionistas (han llegado a producir las canciones con ayuda de sus fans hasta llegar a 10 versiones distintas del disco antes de publicarlo finalmente). Probablemente lo más original (y desconocido) que se ha editado en 2012. Leer reseña completa del disco


Reputado compositor de canciones para gente como Beyoncé o Justin Bieber, entre otros, Frank Ocean comenzó a destacar como el artista invitado que cantaba en "No Church in the Wild", de Jay-Z y Kanye West. Precisamente a este último es a quien recuerda el talento de Ocean. Un soplo de aire fresco para el R&B con canciones como "Thinkin' 'Bout You", la sensual "Lost" o esa pasada que es "Pyramids" (una canción de casi 10 minutos que recuerda un poco a "Runaway" de Kanye y que empieza en subidón para ir bajando de revoluciones progresivamente). Eso por no mencionar la redención soul de "Bad Religion", el blues post-moderno de "Pink Matter" o esa canción dedicada al personaje al que dio vida Tom Hanks, "Forrest Gump". Si pensabas que no podía haber un sucesor de "My Beautiful Dark Twisted Fantasy", te equivocabas. 


Si con "Tourist History" (2010) nos pusieron a bailar a más de uno con "What You Know" o "Something Good Can Work", ahora estos jovencitos irlandeses han conseguido madurar su sonido sin perder un ápice de personalidad. Así lo demuestran hits incontestables como "Handshake", "Sleep Alone", "Settle" o "Sun", por citar sólo algunos. Imposible dejar de bailar con el ritmillo de "The World Is Watching" o "Spring". Más arriesgadas resultan "Pyramid" o "Beacon", un cierre bastante tranquilo que va creciendo en intensidad hasta llegar a un final perfecto prometiendo volver a casa (...I'm coming home...). Han optado por crecer en lugar de repetir la lección al dedillo, por mucho que se la supiesen. Y nosotros se lo agradecemos, de verdad. Leer reseña completa del disco

3. Beach House - Bloom

Si todos los medios musicales, sin apenas excepciones, coinciden en señalar "Bloom" como uno de los mejores discos del año, por algo será. Para todos aquellos a los que el dream pop de "Hurry Up, We're Dreaming" de M83 no acabó de llenarnos, "Bloom" nos ofrece la posibilidad de resarcirnos. Desde ese inicio inmejorable que es "Myth" pasando por "Lazuli", "Wild" o "New Year", por mencionar sólo algunos temas, Beach House nos sumergen en un sueño nostálgico en el que nos arropa la susurrada voz de Victoria Legrand. Enormes melodías de pop ensoñador que nos sirven para escaparnos del ruidoso mundo real y soñar despiertos por un rato. Tiene todo lo que necesita un disco para convertirse en un clásico, y a buen seguro que lo será.


2. Fiona Apple - The Idler Wheel Is Wiser...

Siete años pueden parecer una larga espera para cualquiera, pero lo cierto es que cuando se trata de Fiona Apple, no nos importa esperar. Ya nos tiene acostumbrados a esos títulos interminables (recordad "When the Pawn...") y también nos ha habituado a que esperemos lo mejor con cada nuevo trabajo. Y es que esta cuarta entrega de la norteamericana es de nuevo un álbum impecable. Una joya en la que la artista vuelve a dar en el clavo hablando sobre sus luchas interiores ("Every Single Night"), amores imposibles ("Werewolf") o las contradicciones de estar en pareja y querer estar sola al mismo tiempo ("Left Alone"). Todo ello empleando instrumentos de toda la vida y con la magia que caracteriza a su música. Hablando en plata, un maldito clásico. Leer reseña completa del disco

1. Ellie Goulding - Halcyon

Hay discos que divierten, discos que entretienen, discos que emocionan, discos que nos hacen bailar, pero tan sólo son unos pocos los que nos marcan. Nos eligen a nosotros y no al revés. Podría daros mil razones por las que "Halcyon" es mi disco favorito de 2012 y, aún así, no podría explicaros porque lo amo. La británica Ellie Goulding ha dado lo mejor de sí misma, nos ha enseñado sus entrañas y ha demostrado su asombroso potencial en estas 12 canciones. Nada tiene que envidiar a Florence Welch o a Adele y hay una característica que la diferencia de ellas. No tiene miedo a experimentar. Puede atreverse con obsesivas y oscuras percusiones en "Don't Say a Word", jugar con el dubstep en "Figure 8" o marcarse luminosos himnos pop para el nuevo siglo en "Anything Could Happen". Dudo que haya otra cantante capaz de hilar tan fino esa mezcla de fragilidad y fuerza que Ellie muestra en la alucinante "My Blood" o de atreverse con esos coros en plan "Alvin y las Ardillas" de "Only You". Por no mencionar tremendas baladas como "I Know You Care" o "Dead in the Water". "Halcyon" desprende además buen rollo por los cuatro costados, una visión positiva de la vida que se muestra en la canción que da título al álbum o en la belleza con la que plasma su búsqueda de un alma gemela en "Atlantis". Discos como éste son los que hacen que la vida merezca la pena, y es que uno no elige de quién se enamora.
Leer reseña completa del disco

9 de enero de 2013

Listas: nuestros 22 discos favoritos de 2012 (I)

  
Los últimos serán los primeros (al menos, eso dicen). Cuando la práctica totalidad de los blogs y medios musicales ya han dejado en el olvido toda la música que nos dejó el 2012, nosotros seguimos con las listas de favoritos. 
Diversos motivos (laborales, afortunadamente) me han llevado a posponer esta lista colaborativa cuya participación I am David Crespo dejó en mis manos un par de días antes de acabar el año. Dado que siempre hemos ido un poco al margen, hemos decidido seleccionar nuestros 22 discos favoritos (11 y 11), aunque podríais tachar al undécimo de "mención de honor" (eso al gusto de cada uno, claro). Así pues, aquí están los 11 elegidos de I am David Crespo (y ojo, que hemos compartido uno). 

       - Mención de honor -

El último disco de los Pet Shop Boys nunca podría estar en mi lista de los diez discos más interesantes del 2012, no porque no me lo parezca, sino porque los Pet Shop Boys son ya tan grandes, que no necesitan un reconocimiento de nadie y mucho menos el mío. Aún así he decidido dedicarles unas líneas, porque en este 2012 nos han regalado un disco brillante y nuevos momentos de felicidad, que no aportan nada nuevo a lo que ya son, pero que de forma generosa a nosotros nos alegran un poco más las vida. "Elysium" comienza con "Leaving", sin duda un comienzo que suena a un bonito amanecer. Un disco absolutamente limpio, como ya nos tienen acostumbrados. Minimalistas y sin excesos, llegan canciones como "Invisible", eso es saber tocar la fibra con lo más sútil, o "Winner" (¿en qué momento la federación olímpica no escogió esta canción como tema principal de Londres 2012?). Por supuesto, son los Pet Shop Soys y en algún momento toca bailar, para ello están temas como "A Face Like That" y "Memory Of The Future". Y como los más grandes, tienen un final digno de su imperio, "Requiem In Denim And Leopardskin", un tema que curiosamente suena a una bonita puesta de sol.


Curioso, extraño, industrial, pop, electrónico, experimental, ligero y muy emocional. Desde tierras canadienses nos llega una voz casi infantil, que en un principio resulta chirriante cuando empieza a sonar "Infinite ♥ Without Fulfillment", aunque a medida que avanza, consigue sumergirnos en un disco lleno de matices y rico en rarezas. Ofrece momentos para bailar con canciones como "Circumambient", al igual que tiene momentos para días en los que el cuerpo pide mayor relax con canciones como "Symphonia IX (My Wait Is U"). Déjate adentrar en este mundo gélido y acogedor y verás que canciones como "Colour of Moonlight (Antiochus)", consiguen transportarte a paisajes polares donde no pasarás frío.

9. WhoMadeWho - Brighter

Fácil, amable, tecnopop, dance, rock, sin mayores complicaciones. Desde Dinamarca nos llegan ritmos pegadizos, un disco que seguramente no aporte nada nuevo a la música. El disco nos presenta música de baile con letras tristes, el mismo cliché de siempre, con la diferencia de que aquí las letras son algo más complejas como se puede comprobar en "The Sun". Su sonido puede recordar a Hercules And Love Affair, pero sin ser tan relamidos como éstos. Es de agradecer que para ser un grupo que mezcla el dance con el indie, no caigan en sonidos demasiado superficiales, y que los arreglos sean sutiles y elegantes como en "Greyhound" o "Running Man", en una mezcla de géneros donde pocos grupos saben serlo.
 

Pop, pop, pop y nada nuevo bajo el sol. Desde el Reino Unido y después de 7 años aparecen con nuevo trabajo, un disco que podría haber sido producido y arreglado para que lo interpretase Kylie Minogue, y si no me crees escucha canciones como "I've Got Your Music" o "Tonight". De hecho eso les haría ser mejores canciones, porque para qué negarlo, canciones como "Last Days of Disco" no están nada mal, pero el poco registro vocal de Sarah Cracknell las empobrece. Lo que más me sorprende es que en pleno 2012 vengan con ritmos tan mainstream de comienzos de siglo. Hace parecer que en estos últimos 7 años estaban en coma, o que realmente se la trae muy floja. Sólo por ello y por apostar por tendencias desfasadas o como dirían otros, revisitarlas, son dignos de estar en esta lista.

 7. Passion Pit - Gossamer (a tenenbaum también le gusta, y mucho, esto)

Multicolor, eufórico, synthpop, indietrónica, fiestero, rock, joven y desenfadado. Los norteamericanos abren su segundo disco con "Take A Walk", toda una declaración de intenciones que nos hace muy bien presagiar lo que vendrá después. Un disco alegre que por ciertos momentos recuerda a "Go" de Jónsi, sobre todo en canciones como "Love Is Greed". Un disco ecléctico donde la euforia no parece tener fin. Estos chicos echaron el polvo de sus vidas mientras hicieron el disco o estaban sumergidos en algún tipo de droga feliz, porque sino, no sé entiende ese frenesí absolutamente grande que desprende "Carried Away", o esas ganas, algo indescriptible, que me recorren el cuerpo cuando escucho "Mirrored Sea". ¿Cómo lo hacen? Que nos lo cuenten. Leer reseña completa del disco


Honesto, profundo, delicado, pop y soul. Si te gusta Lana Del Rey, pero te cae tan mal que no la puedes escuchar, pásate a Jessie Ware. El disco debut de la joven británica es toda una joya, una voz delicada pero con mucho carácter y pequeños arreglos de post-producción, que en un principio parece dar poco, pero que a medida que avanza el disco descubrimos el gran registro que posee. En ciertos momentos me recuerda a Adele, de hecho podría ser una especie de alternativa, sólo le falta un "Rolling In The Deep" alternativo, que podría ser "Running" o "Sweet Talk". Sus pequeños toques R&B en canciones como "110%" suenan a una Janet Jackson actual. Esperemos que su canción "Swan Song" no sea un mal presagio y Jessie nos siga regalando discos.

5. Actress - R.I.P.

Marciano, minimal, muy marciano, tecno, en verdad no es marciano, es house. Y es que la primera vez que escuche el nuevo disco del británico Darren J. Cunningham, conocido con el pseudónimo de Actress dije: ¿Qué coño es esto? Me gusta, pero no estoy seguro. Aún así, no he podido decir que no a esas tremendas bases que suenan en "Marble Plexus", ni negarme a cruzar la puerta al mundo paralelo que abre mi mente cuando escucho "Shadow From Tartarus". Porque sin duda este disco te abre a eso, es el "Tree Of Knowledge" y te hace sentir inquieto, te lleva a lugares donde otros no se atreven a entrar, es una experiencia electrónica sensorial, que ni con la mejor de las drogas podrías experimentar jamás.


Oscuro con pequeñas luces, porque escuchar The xx es como ver un cielo negro cargado de estrellas. El segundo trabajo de The xx no le tiene nada que envidiar a su trabajo debut, puede que sea incluso más intenso. Me sigue sorprendiendo la gran sensibilidad que este trío británico tiene para crear unas canciones, que para mi gusto son de una madurez excepcional. Con recursos similares a su primer disco, como su tan característico juego de cantar a dos voces, nos sumergen en historias como las de "Chained" o "Sunset", donde la piel se nos pone de gallina. Un disco nada recomendable para los días que estés un poco triste, ya que canciones como "Missing" te pueden hundir más en la miseria, aunque siempre hay canciones como "Tides", con las que poder levantar un poco la cabeza. Para leer una opinión diferente por parte de tenenbaum, pincha aquí
 

Fresco, muy fresco, experimental, electrónico, fantástico. Mi medalla de bronce es para el productor, dj, músico norteamericano; Matthew Dear. Otro disco brillante que se suma a su larga carrera, una voz grave y carismática, ritmos más rápidos que otras veces y sonidos más variados, desde guitarreros en canciones como "Earthforms" o "Up & Out", a canciones con recursos que ya nos son familiares en "Headcage". Pequeños toques house en "Fighting Is Futile", que nos hacen levantarnos de la silla desde el primer segundo. Todo en este disco es material aprovechable y por supuesto también tiene temas para los más delirantes como el que nos proporcionan canciones como "Overtime", al igual que otros temas más introspectivos como "Shake Me". Un disco que no da opción a aburrirte.
 

Fuerte, épico, directo, electrónica, tecno e incluso pop en ciertos momentos. Medalla de plata para el tercer disco de los australianos The Presets. Pocos pueden presumir de que a cada nuevo disco que sacan al mercado consigan superarse. Si te gusta saltar, "Pacifica" te pondrá patas arriba con un comienzo que no podía ser mejor, "Youth In Trouble", que no parece ser un tema muy a destacar, pero a medida que avanza arrasa con cualquier primera idea que tuvieses de él. El punto fuerte de The Presets es saber combinar canciones de origen más pop como "Promises", para llevarte después a terrenos de electrónica pura con "Fast Seconds". Canciones con estribillos épicos como "Fall" y por supuesto finales de película como viene a ser "Fail Epic", donde una vez más el tecno a tiempo lento triunfa.
 

Apoteósico, firme, dubstep, pop, electrónica, rock, energía y lleno de vida. Desde Dinamarca aparece el trabajo debut de un apenas conocido joven que firma con el nombre de Rangleklods. "Beekeeper" es sin duda uno de los trabajos más excelentes de este 2012, tanto en fuerza como en estilo y variedad. En el nos encontramos letras exigentes, claras, cantadas de una forma firme y con unos coros que les lanzan estribillos como duras sentencias en canciones como "Clouds", canción con la que da comienzo un disco grande, un trabajo que no se achica en ningún momento. "Puzzlehead", "On Top", "Enklave" u "Order" son algunas de sus propuestas más fuertes, las cuales suenan como marcando el ritmo de un gran desfile. Como un disco número 1 que es, también dispone de un final a su altura, "Beekeeper", en un tono más relajado, pero con la misma fuerza que sus predecesores.
 

3 de enero de 2013

Listas: las 100 canciones de 2012 (76-100)

 "Creo que acabas encontrando algo. Yo no las llamaría ideas. Pienso que las ideas son algo que quieres quitarte de encima.Tienden a convertirse en eslogans...Todo lo que tengo que poner en una canción son mis propias experiencias." (Leonard Cohen)

Llegamos al final de esta primera lista, la de nuestras 100 canciones preferidas de 2012, cuando ya hemos comenzado un nuevo año. Al final, por mucho que se empeñen en hacernos creer que hay un estándar y una vara con la que medir lo mejor de la música en un período de 365 días, lo cierto es que resulta imposible, arbitrario y jamás objetivo (somos sujetos, la objetividad no existe). Sólo esperamos que nuestra selección os haya gustado y que esperamos haber conseguido una lista que, al menos, no sea como todas las demás.

Podéis escuchar la lista de Spotify aquí o en el playlist incrustado a la derecha de la pantalla.