Publicidad

31 de diciembre de 2010

Listas: los 10 posts más vistos en 2010 en paragustoscolores

Sí, amigos. Acaba el año y es obligado hacer repaso a lo que más os ha gustado de este blog en este 2010. Siempre según datos de Google Analytics, paragustoscolores ha pasado de recibir 170 visitas en el mes de enero a 2797 en el mes de diciembre. ¿No está mal, no? Además, el total del año suma 12744 visitas y 18946 páginas vistas. Por todo ello, queremos agradecer a todos los que habéis contribuido leyendo, aportando comentarios e incluso colaborando (gracias David) para que el blog se mantuviese vivo. Muchísimas GRACIAS a todos. De verdad.
Despedimos el año con los 10 posts más leídos este año, con 2 de las reseñas de I am David Crespo en el podio. Feliz Nochevieja y Feliz Año Nuevo.



29 de diciembre de 2010

Listas: nuestros 20 discos favoritos de 2010 (II)

Seguimos con la lucha encarnizada de listas de nuestros discos favoritos. Hoy toca a su fin con la lista de un servidor. Espero que os guste.

Los 10 discos favoritos de Tenenbaum:

10. Maga - A la Hora del Sol

Hay momentos en los que si un grupo quiere evolucionar necesita dar un cambio, por mucho que eso fastidie a algunos de sus seguidores. Eso es lo que han hecho Maga, renunciando a repetir el esquema con tintes electrónicos que seguían desde su debut homónimo. Aquí las letras de Miguel Rivera siguen siendo auténticos poemas, pero la música es más directa y mucho más enérgica. Un cambio que se nota en canciones tan brillantes y hermosas como "Hoy" (...mientras siga vivo/ no podréis conmigo...), "Harás y Romperás" (... sé lo que voy a pensar/ cuando lea esto mañana/ por algo lo escribí/ no me arrepiento de nada...), "Sí, Pero No Lo Soy", "La Balsa" o "Silencio", que dibuja de forma magistral las impresiones de Rivera durante la semana santa sevillana. A veces menos es más. Aquí sólo hay canciones, pero de las de verdad.

9. Deerhunter - Halcyon Digest

De todos los discos que se incluyen en esta lista, éste es sinceramente el más complejo. No es fácil de escuchar, pero cuando uno oye las primeras notas de temas como "Helicopter" (... no one cares for me/ I keep no company/ I have minimal needs...) resulta casi imposible resistirse. Claro que además del mencionado nos encontramos con "Desire Lines", "Revival" o "Coronado", entre otros, que no hacen sino confirmar que Bradford Cox es, además de un ser apaleado por la vida y redimido por la magia de la música, un magnífico compositor que crea atmósferas tristes y dolorosamente bellas en cada una de las canciones de "Halcyon Digest".



8. The Drums - The Drums

Han sido una de las sensaciones del año. Singles incontestables como "Best Friend", "Let's Go Surfing" o "Forever and Ever Amen" y la presencia de un carismático líder como Jonathan Pierce eran las grandes bazas de este grupo neoyorkino. Pero había mucho más. Desde la forma casera, casi artesanal, de grabar el disco en el apartamento del guitarra Jacob Graham hasta la cuidada imagen y pose del grupo tanto en sus videoclips como en sus fotografías demostraban que su éxito no era casualidad. Las influencias de grupos como Joy Division, The Smiths, The Zombies o Orange Juice quedaban patentes en grandes canciones como "Skippin' Town", el contagioso ritmo ochentero de "Me and the Moon", "It Will All End in Tears" o la nostálgica "Book of Stories", que nos remiten a un tiempo pasado pero suenan al mismo tiempo totalmente actuales.

7. LCD Soundsystem - This Is Happening

Me alegra ver que comparto con I am David Crespo al menos un nombre entre nuestros respectivos 10 discos favoritos del año. Y es que James Murphy, además de haber encabezado una generación que comprendió que la verdadera revolución de la música de baile estaba conseguir que sonase como una banda de rock sobre un escenario, es todo un genio en lo musical. Canciones muy largas ( a excepción del single "Drunk Girls") que nos hacen bailar sin parar ("Dance Yrself Clean", "Pow Pow" o "One Touch"), nos remiten al mejor Bowie ("All I Want") o nos muestran al más honesto Murphy en "I Can Change" ( ...
i can change/ if it helps you fall in love...). Además, entre otras, está esa declaración de intenciones que es "You Wanted a Hit" (...you wanted a hit/ but that's not what we do...). Quizás sea el último disco del grupo, el fin de una era, pero prefiero pensar que quedan más discos de Murphy por venir.

6. Kanye West - My Beautiful Dark Twisted Fantasy

Bastaron un par de notas al piano para que todos nos rindiésemos ante "Runaway", una de las canciones de adelanto del quinto álbum de Kanye West. Y es que sólo él podría haber compuesto una maravilla de 9 minutos de duración inspirado por un incidente ocurrido con una foto en la que él mismo enseñaba sus vergüenzas. La muerte de Michael Jackson, el gobierno de Obama o las autocríticas de un personaje, Kanye, que se hizo mucho más grande que su música, son parte de la inspiración de temazos como "All of the Lights", el mencionado "Runaway", "Dark Fantasy" o "Lost in the World". Samplear a King Crimson y conseguir una canción tan brutal como "Power" o rodearse de gente como Rihanna, Bon Iver, Alicia Keys, Elton John, Pusha T o Jay-Z, entre otros, es algo que muy pocos pueden conseguir. No es R&B, no es pop, no es hip hop. Es todo ello y mucho más. Es la música de Kanye West.

5. Vampire Weekend - Contra

Muchos pensaron que lo de Vampire Weekend era un hype en toda regla, que se les había prestado demasiada atención. Sin embargo, "Contra", su segundo trabajo de enigmático título y portada despejó toda sombra de duda. No sólo cumplía las expectativas, sino que iba mucho más allá. Los neoyorkinos, liderados por Ezra Koenig, ganaban en complejidad y madurez con canciones que parecían mucho más simples de lo que eran. Rimar "Horchata" con "balaclava" para contar una ruptura sentimental acompañándola de un imparable ritmo tropical o hablar de una relación homosexual de uno de los miembros de la banda en "Diplomat's Son", son sólo algunas de las joyas que podemos encontrar en "Contra". No menos contagiosos son "California English", "Run", "Cousins" o "White Sky" (esos "uh-uh's" enganchan de verdad) y aún nos queda tiempo para ponernos más melosos con "Taxi Cab" o "I Think UR a Contra". Mención aparte merece "Giving Up the Gun", que era una canción compuesta por Koenig en el pasado con su primer grupo, L'Homme Run, y que fue regrabada por la banda para el disco. Mucho más que influencias de Paul Simon y ritmos africanos. Esto es música pura y dura.

4. Jónsi - Go

Por si alguien dudaba de la existencia de Peter Pan, aquí le tenemos. Cambiemos el país de Nunca Jamás por los hermosos parajes de Islandia y a Wendy por un chico moreno y bajito llamado Álex y ya tendremos completada nuestra nueva versión de la historia.
Canciones como "Go Do", "Animal Arithmetic" o "Boy Lilikoi" nos hacen volar alto, saltar, sonreír, y todo ello al mismo tiempo. Unas increíbles percusiones presentes a lo largo de todo el disco mantienen un latido permanente junto al nuestro. Pero Jónsi también es capaz de abrumarnos con emocionantes composiciones mucho más tranquilas como "Tornado", "Kolnidur" o "Hengilás", que cierra el disco. Porque, sin duda, el debut en solitario del cantante de Sigur Rós es todo un alarde de imaginación y posee el espíritu y la ilusión de quienes quisiéramos seguir siendo niños eternamente.

3. Arcade Fire - The Suburbs

A estas alturas, Arcade Fire ya no tenían nada que demostrar. Pero lo han hecho, vaya si lo han hecho.
En su tercer disco, "The Suburbs", los canadienses deciden huir de los épicos "uoh-oh's" que marcaban temas como "Wake Up" o "No Cars Go" y beben de lo mejor del rock y del pop para construir una obra magnífica sobre la vida en los suburbios. No sólo son capaces de componer brutales letras como las de "The Suburbs" (...¿No lo entiendes?/ Por qué quiero una hija mientras soy joven/ quiero cogerla de la mano/ y enseñarle un poco de belleza/ antes de que el daño esté hecho...) o "Suburban War", sino que al mismo tiempo son capaces de crear un energético himno para empezar sus conciertos como es "Ready to Start" (que ya ha sido descrito como su particular "Start Me Up") o tomarse con ironía a los adolescentes que reivindican sus canciones sin entender nada de lo que dicen en "Rococo". Pero tampoco puedo olvidarme de maravillas como "Empty Room", los guiños a los ochenta de "Half Light II (No Celebration)" y "Sprawl II (Mountains Beyond Mountains)" o la genial "We Used To Wait". Además dieron el mejor concierto del año en el Monte do Gozo y gratis, ¿qué más se puede pedir?

2. Foals - Total Life Forever

Emulando la mítica portada del "Nevermind" de Nirvana, Foals nos entregaban un sorprendente discazo que, sin embargo, ha estado injustamente ausente de la mayoría de las listas de lo mejor del año. Arrancando con la impresionante "Blue Blood" ,
Foals exploran terrenos musicales ya visitados pero de una forma totalmente nueva. La riqueza de distintas sonoridades que puedes encontrar en cada canción del disco es tan abrumadora que cada escucha va descubriéndonos nuevas capas sonoras. Temazos como "Black Gold", "Miami", la maravillosa "Spanish Sahara" o "This Orient" dan paso a un bloque final (tras la sabia división que marca "Fugue" entre ambas partes del disco) absolutamente arrebatador que empieza con la magnífica "After Glow", sigue con la preciosa "Alabaster" y remata la jugada con una belleza de otro mundo como es "2 Trees" y "What Remains", probablemente uno de los más bellos finales que se recuerdan en un disco. Impresionante.

1. Standstill - Adelante Bonaparte

Hay discos buenos, hay discos que se convierten en nuestros favoritos, pero sólo unos pocos son capaces de cambiarnos la vida. Se cuentan con los dedos de una mano. Uno de ellos ha sido para mí "Adelante Bonaparte".
Tenían todas las papeletas para estrellarse con todo el equipo. Un disco difícil, autoproducido y demasiado largo (20 cortes divididos en 3 EP's), con apenas unas pocas canciones que pudiesen convertirse en singles. Pero tienen algo que muy pocos tienen: creen a muerte en lo que hacen y siempre se exigen lo máximo. Pocos se atreverían a contar una historia tan personal como la que transcurre entre la muerte del padre y el nacimiento del hijo de Enric Montefusco. Y lo mejor de todo ello es que, pese a estar cargado de tristeza y adversidades (como la vida misma), "Adelante Bonaparte" deja un regusto absolutamente optimista. Canciones como la que da título al disco (en sus dos versiones), "Vida Normal" o "La Familia Inventada" son sólo algunas de las perlas que esconde esta obra maestra. La maestría con que abordan "El Resplandor" (pocos son capaces de empezar con tanto humor y acabar emocionando tanto) o la maravillosa "Cuando Ella Toca el Piano" (la mejor canción de amor jamás escrita en español sin mencionar una sola vez las palabras "amor", "cariño" o "te quiero") son dos de las mejores muestras de esta bellísima historia.
Y no sólo han triunfado agotando los 5000 ejemplares hechos a mano del disco (que ahora también se edita en triple vinilo), sino que nos han ganado a todos los que les hemos visto en directo y se han sacado de la manga un espectáculo, "ROOOM", que lleva al disco a una nueva dimensión sobre el escenario y que no se parece a nada de lo que hayamos visto en concierto en este país. Matrícula de honor.

28 de diciembre de 2010

Listas: nuestros 20 discos favoritos de 2010 (I)

Como si de un juego de lucha se tratase, ambos redactores nos enfrentamos con nuestras respectivas listas de nuestros 10 discos favoritos de este 2010 que ya está próximo a su fin. Como iba a quedar un post demasiado extenso, vamos a publicarlo en 2 partes. Aquí tenéis la primera de ellas.

Los 10 discos favoritos de I am David Crespo
:


10. Crystal Castles - Crystal Castles (II)

Dignos de ser mencionados en cualquier lista, por el simple hecho de ser una patada en toda la boca a todos los acomplejados que no son capaces de ver que Crystal Castles son, sin duda alguna, una de las grandes formaciones que ha dado este siglo XXI al mundo de la música. Bordes, distantes, macarras y chungos, su música aunque pueda parecer en algunos puntos bastante excesiva, es vital para los tiempos que corren. No hay nada que me dé más ganas de pegar una paliza a alguien, que cuando escucho Crystal Castles. Toda una liberación del mal rollo, que ayuda a llevar mejor los momentos de gran ansiedad que corren en los ambientes en los que vivimos. Esto sí que es música contextualizada en el momento que le corresponde, innovando siempre entre sus propias estrategias de identidad, a veces influenciados por grupos que les preceden, pero nunca haciendo lo mismo. Lo mejor, sus canciones politono como
Baptism, Papa Smear o Intimate y lo ultra mejor, la gran macarrada del año Doe Deer.

9. Deadmau5 - 4x4=12

Hay que dar las gracias a que haya gente dispuesta a dar lo mejor del techno y del house progressive, un género tan maltratado por muchos y que muy pocos han sabido sacarle su mejor partido, provocando con ello que mucha gente lo perciba como un género menor. Esta es una de las razones por la que Deadmau5 gusta a tanta gente, su música puede estar en toda clase de recopilatorios casposos y sonando en los mejores festivales de medio mundo a la vez que en Fama Revolution.
Deadmau5 sigue siendo el rey de la pista, por lo menos para las altas horas de la madrugada. Si no eres capaz de moverte al ritmo de Some Chords, Animal Rights o Right This Second es porque seguramente no tengas sangre en las venas o porque en el cerebro te falte un chip. Si sois capaces de darle una oportunidad descubriréis porque este ratón multicolor se encuentra dando la vuelta por medio mundo.

8. LCD Soundsystem - This Is Happening

El supuesto último trabajo de James Murphy y los suyos. Introducciones largas para canciones aún más largas, que pueden durar en algún caso más de 9 minutos, aún así, gracias a sus ritmos pegajosos y escalonados finales logran que las canciones no se te hagan interminables. Una perfecta fusión de punk y dance que tan populares les hizo en sus anteriores trabajos y en los que surfean con gran dominio y precisión: producción perfecta, y ritmos que se te pegan fuerte en la cabeza, Pow, Pow, o One Touch, son un ejemplo de ello. Lo mejor sin duda Drunk Girls y Home, para los más dinamiteros y fiesteros de la noche, lo mejor de lo mejor You Wanted A Hit, para los más melancólicos. Un disco apto para todos los gustos, porque si algo saben hacer LCD, es no cerrar las puertas a nadie.

7. Delorean - Subiza

En una lista de música como ésta no puede faltar uno de los mejores grupos nacionales que ha dado este país, gracias a ellos podemos seguir creyendo en la música española. Disco tras disco los vascos Delorean demuestran que lo suyo sí es evolución, innovación, riesgo y respeto a la música y a ellos mismos, siendo absolutamente auténticos y honestos.
Subiza se celebra como una explosiva muestra de sonido casi mágico, que te lleva a otros mundos, donde vivir parece mucho más fácil. Describir su música es difícil, dado que es casi imposible hacerles comparaciones, aún así, si te gustan grupos como Empire Of The Sun o MGMT, Delorean forma parte de tu equipo. Stay Close es la canción que abre las puertas a esta incursión mental, donde todos tus problemas son olvidados, por lo menos durante las nueve canciones que dura el disco. Grandes momentos con grandes subidas finales, como en Infinite Desert, Real Love o Warmer Places.

6. Gorillaz - Plastic Beach

Cuando por fin tuve el último disco de Gorillaz en mis manos, me temblaron las piernas y no era para menos. Colaboraciones de lujo como la de Lou Reed o Mos Def, y colaboraciones de grupos más modestos pero que brillan igualmente, como en el caso de Little Dragon. Disco ecléctico donde los haya, ¿quién se ha resistido a temas tan intimistas como
Broken o Empire Ants? ¿Quién ha seguido delante del ordenador sentado, escuchando Some Kind of Nature o el incombustible Stylo? Una intro que nos adentra en esta playa de plástico, y que nos mete en uno de los viajes más interesantes a los que nos hayamos adentrado este año. El disco termina con un final digno de tal genialidad, Pirate Jet, que hace su función de ser el perfecto broche de oro. Welcome to the Plastic Beach.

5. Duffy - Endlessly

Sí, no lo puedo evitar, soy fan de todas, Kylie, Madonna, Britney, Cher, Patti, M.I.A., Tina, Roisin, Gaga, Grace, Katy, Lily, Yoko, todas diferentes y todas únicas, ellas son mis Divas y todos los años siempre hay una que destaca entre las demás. Y cómo no voy a sentir debilidad por una de las voces más dulces que ha dado el mainstream musical contemporáneo. La intérprete y cantautora británica sin duda le deberá mucho a otra de mis grandes Divas: Amy, por abrirle la puerta de manera grande a un género casi olvidado para la gran mayoría. Aún así no se le pueden quitar méritos a esta chica, que ha sabido muy bien hacerse su hueco. Se me ponen los pelos de punta al escucharla en canciones como My Boy, Breath Way o Too Hurt To Dance, aunque también se luce en los momentos más chispeantes del disco (será porque en este caso hay menos frente a las grandes baladas), con temas como Well, Well, Well y uno de sus temas más redondos, Keeping My Baby. Como anécdota diré que la primera vez que escuche Lovestruck (la intro), me sonó a un plagio a Britney Spears.

4. Caribou - Swim y Swim Remixes

Bueno, aquí me permito poner dos discos, pido perdón a los puristas de las listas. Nunca la psicodelia sonó tan pop. Disco perfecto para pasar un estupendo día de domingo, para bailar en la discoteca, para trabajar, para el coche, ir de paseo, cuando estás en el metro, sonando de fondo en la cafetería en la que te encuentras con tus amigos, e incluso, aunque yo no lo he probado, estoy seguro que también es ideal para echar un polvo. Diez canciones imprescindibles desde el brutalísimo
Odessa hasta el maravilloso Jamelia, pasando por grandes temas como Sun, Kaili, o Hannibal. Como añadido, os animo a que después de escucharlo os tiréis al disco Swim Remixes. Nunca un disco de remezclas fue tan complejo y lleno de vida propia, destacando las remezclas de Junior Boys, Fuck Buttons o Dj Koze.

3. The Third Twin - Homemade

Manda narices que el tercer puesto del podio se lo dé a una especie de grupo fantasma. Pero no es culpa mía que uno de los mejores discos de éste año esté realizado por ellos.
Sin duda, The Third Twin le deben mucho a gente como Daft Punk, sin los cuales seguramente ni existirían. Bastante más minimal que éstos y con tiros hacia el dubstep, presentan un debut electrónico y experimental con toques de funk, tecno, house, hard rock y synthpop. Si eres fan de gente como Justice te gustarán temas como: Justice (viva la redundancia), Euphoria, o The Time Is Over, pero si eres más Daft, no puedes dejar escapar temas como: Evil Minds, Technolers o Worm Earth, está última con múltiples samplers de origen ¨Daftpunkariano¨. Sólo decir que fantasmas o no, éste dúo sabe muy bien lo que se hace, ya que técnicamente controlan muy bien el medio, mucho más que gente que lleva años en la carrera. ¿Demasiada profesionalidad para un debut de unos completos desconocidos?

2. The Magic Numbers - The Runaway

Cuando escuché The Pulse tuve una especie de déjà vu, me gustó, pero rápidamente pensé que era otro grupo que no tenía nada nuevo que decir. Pues a lo mejor tenía razón, o no, es verdad que no suena verdaderamente nuevo, pero tampoco suena viejo. En definitiva, este año lo cerraré con el descubrimiento de un grupo que desconocía hasta el momento y cuyo pop sosegado y dulce te envuelve rápidamente en su atmósfera rica en sonidos y sutiles arreglos, que demuestra la gran sensibilidad que posee este grupo de hermanos para elaborar música. Déjate contagiar por temas como Why Did You Call?, Trowing My Heart Again o Some Of Something.
Muy de agradecer la buena combinación y el gran juego de voces, tanto en sus cantantes como en sus coros.

1. El Guincho - Pop Negro

Sería pecado no poner en el número uno al más inconfundible, carismático, surreal, mágico y genial de los últimos creadores musicales españoles.
Junto a Delorean es otro de las grandes motivos por los que no sentir vergüenza por la música española. No hay nada que se le parezca, nadie que se atreva a imitarle, y encima es arrollador, una ráfaga de aire fresco para todas las momias que todavía siguen contagiadas por la fiebre que generan otros grupos tipo planetarios, b sweeties, queridas y demás grupos del montón. Letras que acompañan a este viaje surreal, que ya forman parte de nuestro gran legado artístico porque desde Bombay hasta Danza Invinto se encuentran canciones como Soca Del Eclipse, Lycra Mistral, FM Tan Sexy... Un total de 9 canciones de tropicalismo electrónico, por llamarlo de alguna manera, que ha contagiado a medio mundo de los 5 continentes.

25 de diciembre de 2010

Las felicitaciones navideñas de David Fonseca

Nadie felicita la navidad como David Fonseca. Basta echarle una ojeada a alguno de los vídeos navideños con los que nos obsequia cada año para comprender porque es uno de los músicos más queridos y admirados en Portugal. Un año tras otro vuelve a sorprendernos con sus versiones de clásicos como "Last Christmas", de Wham!, o "Amazing Grace", entre otros, interpretados en los lugares más cotidianos o extraños posibles. Este año no ha habido felicitación todavía, pero seguro que sí la hay será espectacular. Feliz Navidad a todos.





24 de diciembre de 2010

Listas: las 100 canciones del año (76-100)

Ha llegado el final de la lista. Se han colado algunas canciones a última hora que quizás sorprendan a alguno (si no conoces "Sunlight" de Bag Raiders, David, te encantarán), entre ellos una alucinante cara B de Editors o una canción del nuevo disco de Ellos en la que canta Jota que no tiene desperdicio. En fin, os dejamos con las últimas 25 canciones y aquí os dejo el enlace a la lista en Spotify (92 canciones disponibles de 100, no está mal). Esperamos que os haya gustado nuestra selección.
Que paséis una feliz navidad.